Apuesta por la innovación verde, los bioestimulantes

Noemí VidalPor Noemí Vidal 1 año publicadoSin Comentarios
Home  /  ainia insights  /  Apuesta por la innovación verde, los bioestimulantes
iwatch103-bioestimulantes-285-240

Apuesta por la innovación verde, los bioestimulantesEl previsible crecimiento de la población mundial va a suponer un aumento en la demanda de los alimentos, por lo que son necesarios mecanismos que garanticen la disponibilidad de una forma sostenible. Desde el punto de vista agrícola, los bioestimulantes contribuyen a la mejora del rendimiento y la calidad de los cultivos. El reciente informe de mercado de Future Market Insights (FMI) anticipa que el mercado de los bioestimulantes alcanzará los 4.109,5 millones de dólares en 2025. En el siguiente post extraemos las principales conclusiones.
Imagen: Kim Carpenter

Una manera de valorizar los residuos y cerrar el ciclo

Según describe la European Biostimulants Industry Council (EBIC), los bioestimulantes contienen sustancias y/o microorganismos cuya función es promover procesos naturales para mejorar la incorporación de nutrientes en la planta, incrementar la eficiencia de los nutrientes y calidad del cultivo, así como el metabolismo de la planta, lo que le otorga mayor tolerancia al estrés abiótico (producido por factores externos como la temperatura, la luz, el agua/sequía, etc.).
La producción de estas sustancias de origen biológico es una manera de valorizar los subproductos o residuos de la agricultura o de otras actividades como la industria alimentaria. La materia prima es fermentada utilizando determinados microorganismos dependiendo del ecosistema de la planta y del propósito que se plantee. En ocasiones lo que interesa es el microorganismo en si, en otras la fracción enriquecida o el biotransformado (microorganismo y la sustancia generada en el caldo de cultivo).
En el informe de FMI, “Bioestimulants Market: Global Industry Analysis and Oportunity Assessment, 2015-2025”, el mercado de los bioestimulantes ha sido segmentado según:
  • El tipo de cultivo. Tal y como ocurrió en 2014, los compuestos de aplicación foliar dominará el mercado
  • El tipo de cultivo. La principal aplicación será en el cultivo en hileras seguido de las frutas y hortalizas.
  • El ingrediente activo. Bioestimulantes ácido-base serán el segmento dominante ya que la disponibilidad de materias primas para la bioproducción de este tipo de sustancias activas es mayor y la producción es más eficiente.
  • La localización geográfica. El oeste de Europa domina el mercado global de los bioestimulantes y, aunque se pronostica un aumento en la zona APEJ, se prevé que seguirá dominándolo entre el 2015 – 2025.
Las últimas novedades en bioestimulantes se centran en hidrolizados de proteínas de origen vegetal, bioestimulantes de base rizobacterias, aminoácidos obtenidos a partir de la síntesis de microorganismos y microorganismos producidos por fitohormonas.
Futuro reglamento comunitario y mercado único
Por el momento no existe legislación relativa al uso de los bioestimulantes. Algunos organismo como EBIC en el marco europeo y AEFA a nivel nacional, están llevando a cabo iniciativas encaminadas a la regularización de estos compuestos de origen biológico.
Según podemos encontrar en el documento expositivo de EBIC, “Biostimulants – A Key Enabling Technology for the Circular Economy”, los biostimulantes se consideran una tecnología capacitadora clave que permitirá alcanzar los objetivos 2020 de la Economía Circular, entre los que destaca el uso eficiente de los recursos así como el reciclado y uso de fuentes y materias renovables. Para llegar a alcanzar estos objetivos, EBIC indica que es necesario crear un mercado único europeo, lo que implica la necesidad de una revisión de la regulación europea de fertilizantes (reglamento 2003/2003) de forma que contemple los bioestimulantes.
En España, es Asociación Española de Fabricantes de Agronutrientes (AEFA), está liderando diversas iniciativas relativas al marco legislativo de este creciente mercado. Entre estas iniciativas está la solicitud para que la norma de los fertilizantes (RD 506/2013) incluya los bioestimulantes. Además, esta organización presentó en 2014 y 2015 nuevos tipos de productos para ser evaluados por expertos en fertilización del Magrama.
 
 
El entorno del mercado de los bioestimulantes
En el planteamiento de la estrategia a seguir es necesario contemplar diferentes aspectos coyunturales que permitan tomar decisiones fundamentadas. A continuación se describe el entorno del mercado de los bioestimulantes.
El informe de la ONU, “Revisión de las Perspectivas de Población Mundial”, estima que la población mundial pasará de 7.300 millones en 2015 a 8.500 en 2030, y 9.700 en 2050. Este crecimiento conllevará un aumento en la demanda de recursos, entre ellos los alimentos. En la actualidad, el consumidor busca alimentos que estén disponibles, que sean saludables, y a precios razonables y que, además, hayan sido producidos según sus propios valores o principios.

La Estrategia de Economía Circular marcada por la Comisión Europea se centra en la reutilización, reparación, renovación y reciclaje de los materiales y productos existentes. Pasar de un modelo en el que se asumía una abundante fuente de materias primas, disponibles y baratas, a reconocer las limitaciones de nuestro ecosistema y plantear los residuos como materias primas de otras industrias.

En este sentido,la Comisión Europea incluye entre las líneas prioritarias del programa de investigación e innovación H2020 la valorización de residuos y subproductos de la industria agroalimentaria (convocatoria BBI.VC3.D5-2015 con fecha prevista de cierre el 3 de diciembre 2015). En el marco de esta línea temática, tiene cabida el aprovechamiento de residuos para la bioproducción de sustancias biológicas como son los bioestimulantes.

Por su parte, la división de la FAO “Plant Production and Protection Division” promueve la producción intensiva sostenible, poniendo el foco en la integración y armonización de políticas y metodologías orientadas al incremento de la  productividad de los cultivos siempre de una forma sostenible, respetando las fuentes naturales de recursos y el medioambiente. Tal y como se ha comentado más arriba, los bioestimulantes aprovechan los residuos de la actividad agrícola para la producción de compuestos que estimulan el crecimiento de las plantas al tiempo que mejoran su metabolismo e incrementan la calidad de los cultivos. Se cierra de esta forma el ciclo de una forma sostenible.

Alimentar a la creciente población teniendo en cuenta sus preferencias y estilos de vida, aprovechando las fuentes de materias primas disponibles y siendo respetuosos con el medioambiente, es posible utilizando bioestimulantes al inicio de la cadena alimentaria, es decir en la agricultura.
Son diversas las acciones de sensibilización que se están llevando a cabo con el fin de dar a conocer tanto al sector agrícola como al resto de actores en la cadena de valor, las ventajas y beneficios que supone el uso de bioestimulantes frente a sus competidores químicos.
Estos son algunos ejemplos:
El equipo de Inteligencia Competitiva de ainia sigue vigilando la legislación alimentaria, examinando tendencias de mercado, analizando preferencias de los consumidores, identificando innovaciones tecnológicas y monitorizando herramientas de apoyo a la I+D.
Si te ha interesado este artículo, te animo a que formes parte del club de los innovadores de ainia.
  
Si te interesan estos temas, puedes seguirme a través de redes sociales, donde encontrarás información de actualidad relacionada: LinkedIN
Artículos relacionados:
Categoría:
  ainia insights
este artículo fue compartido 0 veces
 000
Noemí Vidal
Acerca de

 Noemí Vidal

  (16 artículos)

Marketing Intelligence en ainia centro tecnológico

Contacte con Noemí Vidal

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.