Hacia un modelo de bioeconomía: ¿Son las biorrefinerías el camino posible?

Andrés PascualPor Andrés Pascual 3 años publicadoSin Comentarios
Home  /  ainia insights  /  Hacia un modelo de bioeconomía: ¿Son las biorrefinerías el camino posible?
biorrefinerias_blog

Innovar sobre el uso de la biomasa con un enfoque integrado y sostenible y conocer las formas de bioenergía y los bioproductos que demanda el mercado. Son todo ello retos a los que nos enfrentamos desde la industria alimentaria. La Unión Europea apuesta por la bioeconomía sostenible. ¿Qué papel juegan las biorrefinerías?

 

Que la Unión Europea apuesta por la bioeconomía sostenible, quiere decir trabajar por una Europa que cuente con fuentes de materias primas renovables domésticas; genere productos de valor (alimentos, piensos, materiales y combustibles) a nivel local; cree puestos de trabajo en diferentes sectores, permita el crecimiento rural en todas las regiones y se promueve el uso inteligente y eficiente de los recursos.

En definitiva, sostenibilidad, sostenibilidad, sostenibilidad. Y nos preguntamos ¿qué se está haciendo en esta línea? Es ahí donde entran en juego las biorrefinerías, llamadas a asumir un papel esencial.

Las biorrefinerías sustituyen los recursos fósiles empleados en las refinerías petroquímicas por otros renovables, en el que cabe la biomasa agrícola, forestal, ganadera, industrial o urbana. Consiste en el procesado sostenible de biomasa en un amplio espectro de productos de interés comercial.

Hace unos meses organizamos una jornada en AINIA sobre la valorización de residuos centrándonos en las biorrefinerías, participamos diferentes departamentos e invitamos a algunas empresas. He querido compartir algunos momentos de esta jornada. El siguiente vídeo es un mínimo extracto de mi presentación en la que explico el término de la bioeconomía, los tipos de biorrefinería que existen en la actualidad, ejes de valor, etc..

 
Hoy en día existen biorrefinerías en funcionamiento basadas en un solo tipo de biomasa, pero la tendencia es a desarrollar plantas que procesen distintas materias primas, y generen múltiples productos incluyendo bioenergía, building blocks o bioproductos.

Un conjunto de empresas con el respaldo de la Comisión European ha creado una iniciativa colaborativa, ‘Biobased Industries Consortium’ alineada a la estrategia de Horizonte 2020 en la que AINIA es miembro asociado. Somos conscientes de que hemos de trabajar en esta línea y también asumimos como nuestra la responsabilidad de hacer llegar todo su potencial a las empresas del sector.

Compuestos de alto valor añadido, fertilizantes, piensos, electricidad y calor renovable, biocombustible… son algunos de los productos  que se están obteniendo a partir de residuos orgánicos procedentes de las empresas agroalimentarias. Todo ello a través de diferentes procesos que permiten el aprovechamiento integral de los residuos y en una sola instalación. Son las biorrefinerías.

Aquí os dejo también un vídeo de la jornada en la que explicamos cómo a través de una biorrefinería podemos obtener compuestos químicos de alto valor. Pueden estar presentes ya en el residuo y ser recuperados mediante distintas tecnologías de extracción o también pueden ser producidos a partir del residuo mediante bioprocesos. Nos explica los detalles Elvira Casas, del Dpto. de Ingeniería y Procesos de AINIA y la empresa Buggy Power que participó también explicando cómo en la actualidad, en una misma instalación, ya se generan bioenergía y bioproductos a partir de sus residuos orgánicos, con una perspectiva de aprovechamiento máximo.

 
Damos un paso más. También podemos a través de la biorrefinería obtener bioenergía y fertilizantes y piensos. La materia resultante se puede destinar a la producción de bioenergía por distintas vías: bien la valorización energética directa para obtención de electricidad y/o calor, o bien la producción de biocombustibles (biogás, biodiesel, bioetanol). En función del proceso utilizado, con el material restante se pueden elaborar fertilizantes o piensos. Nos lo cuentan en este vídeo Begoña Ruiz, del Dpto. de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de AINIA,  David Alfonso de la Universidad Politécnica de Valencia, y Caterina Coll de IMECAL quien nos daba su experiencia durante la jornada en la transformación de residuos sólidos para la obtención de bioetanol de 2ª generación.

 
Como vemos, en  ello están trabajando ya diversas empresas, el camino es largo y complejo pero posible.

Y ¿tiene ventajas implantar las biorrefinerías?Las biorrefinerías permiten aprovechar de una forma mucho más sostenible  los residuos, nos permiten reducir la dependencia de materias primas fósiles cómo el petróleo y abrir nuevas puertas al uso de materias primas renovables (biodiesel, biohidrógeno…), disminuir nuestra Huella de Co2,  también valorizar eficientemente los residuos agroindustriales o crear nuevos productos ‘bio’ como biocombustibles, bioplásticos, … todos ellos procedentes de los residuos orgánicos y generados a través de diferentes bioprocesos.

¿Por qué es esencial desarrollar el modelo de bioeconomía en España y la UE?

En las próximas décadas se prevé un crecimiento importante de la población mundial (+30% hasta el 2050), el consiguiente incremento de la demanda de alimentos, una mayor dependencia energética y a elevados precios, escasez de agua y otros recursos por su sobreexplotación, agotamiento o degradación. La presión creciente sobre el medio ambiente, el riesgo de pérdida de biodiversidad se agravará por los efectos del cambio climático.

Apoyo financiero de la Comisión Europea
AINIA es miembro asociado del Bio-based Industries Consortium que actualmente cuenta con más de 60 empresas y clusters europeos y centros de investigación
. Con el apoyo financiero de la Comisión Europea, estas empresas se han comprometido a colaborar en el desarrollo de proyectos de I+D. La iniciativa está abierta y las empresas españolas (agrícolas, ganaderas, industrias alimentarias, residuos, biomasa, ingenierías de bioprocesos, industrias químicas, fertilziantes, etc.) que deseen participar podrán conocer de primera mano las condiciones durante la jornada. De aquí al 2020, la Comisión Europea prevé invertir casi 1.000 millones de euros en proyectos de I+D desarrollados por consorcios de empresas y centros de investigación.

 

Categoría:
  ainia insights
este artículo fue compartido 0 veces
 000
Andrés Pascual
Acerca de

 Andrés Pascual

  (6 artículos)

Jefe del depto. de Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial en ainia

Contacte con Andrés Pascual

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.