AINIA identifica 12 líneas de trabajo en innovación para disminuir el desperdicio de alimentos

Por Redacción AINIA 3 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Noticias  /  Notas de Prensa de ainia  /  AINIA identifica 12 líneas de trabajo en innovación para disminuir el desperdicio de alimentos
foto_nota_envifood

 Técnico en planta piloto de AINIA CENTRO TECNOLÓGICOLa innovación es una de las claves para lograr los objetivos de la Unión Europea en la disminución del desperdicio de alimentos en toda la cadena alimentaria”, así lo ha manifestado Andrés Pascual, jefe del Departamento Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de AINIA CENTRO TECNOLÓGICO, en su intervención dentro de la sesión 5 del “Congreso Alimentamos un futuro sostenible: retos medioambientales de la industria alimentaria a 2020” celebrado en el marco de Envifood Meeting Point que se clausura hoy. AINIA ha aportado esta mañana innovaciones para prevenir y valorizar los desperdicios. En concreto, 12 líneas de trabajo en innovación.

 
 – Siete líneas de trabajo en innovación en prevención 

1. Lograr una mayor vida útil del alimento a través del desarrollo de nuevas formulaciones y aditivos alimentarios; nuevas técnicas de conservación de alimentos; nuevos materiales de envase como los recubrimientos comestibles en frutas; los materiales barrera (por ejemplo, los absorbedores de oxigeno y etileno); envases activos (por ejemplo, utilizar antioxidantes o aceite esencial de orégano como antimicrobiano) y el desarrollo de nuevos modelos predictivos para la estimación de vida útil mediante estudios acelerados.

2. Innovar en el diseño de envases que tengan en cuenta elementos como la porcionabilidad, mejores sellados o recerrables; envases que permitan la extracción completa del producto; aquellos dirigidos a una mayor resistencia al transporte y a daños mecánicos o los envases y etiquetas inteligentes (con indicadores de descongelación, grado de humedad, de madurez, de tiempo o de temperatura). Considerando, además el eco-diseño que permiten a través de herramientas predictivas predecir el comportamiento de los envases para evitar roturas, abollamientos o colapsos.  

3. Producción a través de la utilización de nuevas tecnologías limpias en procesos y actividades auxiliares que reduzcan la generación de mermas. Innovaciones como el diseño higiénico de equipos e instalaciones para reducir las pérdidas de alimentos durante la producción; la gestión y sincronización de sistemas o procesos y materiales para la prevención y evaluación de pérdidas de alimentos en procesos de fabricación.

4. Control de calidad mediante la implantación de sistemas de inspección avanzada para la identificación de defectos y fallos en el envasado y en el producto para poder corregirlo rápidamente, y evitar así las mermas y el re envasado de producto que no cumple con los requisitos de calidad y seguridad alimentaria. 

5. Logística y transporte, con una mayor colaboración e integración de procesos demanda/provisión entre organizaciones para disminuir la pérdida de alimentos mediante una mejor sincronización de envío/recepción de mercancías, integración de stocks o el aseguramiento de niveles de servicio.

6. Lograr una cadena de valor eco-eficiente, gracias a la introducción de sistemas digitales para cadenas de valor colaborativas orientadas a la eficiencia global y minimización de consumo de recursos. 

7. Soluciones a medida. Realizando auditorías sobre pérdidas y desperdicio de alimentos, evaluación de la huella ambiental de empresas y productos, análisis de aspectos legislativos para evitar el desperdicio y revisión de requisitos normativos que inciden sobre el potencial despilfarro de alimentos. Asimismo, realizar informes sectoriales y cursos de formación on-line sobre desperdicio de alimentos para todos los agentes que forman parte de la cadena alimentaria. 


– Dos líneas de trabajo en innovación social para la prevención.

Destinadas a acciones de sensibilización e impulso a cambios en los hábitos y modelos de consumo que permitan reducir el desperdicio.

1. Promover acciones de sensibilización e impulso a cambios en los hábitos y modelos de consumo que permitan reducir el desperdicio basados en las TIC mediante, por ejemplo, aplicaciones en la red para la redistribución de excedentes (interna o externamente) y desarrollo de Apps para la sensibilización e innovación social que promuevan mejoras en la planificación de compra, diseminación de buenas prácticas de conservación de productos en casa del consumidor o la interacción con el consumidor.

2. Estudios con consumidores para la evaluación de su percepción y comportamiento ante iniciativas y productos, para evitar y reducir el desperdicio de alimentos y realizar la evaluación de la percepción social de los productos alimenticios a través del análisis de las redes sociales.


– Tres líneas de trabajo en innovación para la reutilización y valorización de los desperdicios.

Desde la reutilización como producto o ingrediente para el consumo humano, pasando por el reciclaje para alimentación animal o composta/fertilizantes, hasta valorización energética (bioenergía).  

1. Reutilización en la cadena alimentaria. Para desarrollar nuevos productos alimentarios a partir de materiales excedentarios (como por ejemplo, productos IV gama desarrollado con tomate no destinados a consumo en fresco o muy maduros); recuperar compuestos de interés (fibras vegetales, colorantes, aceites esenciales o antioxidantes) mediante tecnologías de extracción supercrítica para su uso como ingredientes o aditivos alimentarios o en otras industrias como farmacia o cosmética  , y generación de soluciones digitales para la comercialización alternativa de excedentes o desperdicios (soluciones e-commerce).

2. Reciclaje: con el desarrollo de piensos y otros productos para alimentación animal, realización de estudios de viabilidad para la obtención de compostaje y nuevos (bio) fertilizantes con materiales excedentarios, así como la recuperación de nutrientes (nitrógeno y fósforo).

3. Valorización energética: mediante el uso de técnicas de digestión anaerobia para la obtención de biogás agroindustrial (para obtener a su vez: calor, frío y electricidad) y biometano (para la inyección en redes de gas o uso en vehículos como biocarburante gas). 

También conceptos integrados como el desarrollo de nuevos modelos basados en el procesado sostenible de excedentes agroalimentarios para la obtención de un amplio espectro de bioproductos de interés comercial y bioenergía, dirigidos hacia un modelo de Biorrefinerias.



La Unión Europea decidida a disminuir el desperdicio de alimentos en toda la fases la cadena alimentaria

El desperdicio de alimentos se ha convertido en uno de los retos centrales de la Unión Europea para abordar en los próximos años. La Comisión Europea cuantificó en 2010 que el 42% de las pérdidas y desperdicio de alimentos en la UE se producen en los hogares, un 39% en el procesado, un 14% en la restauración y un 5% en la distribución (Preparatory study on food waste across EU 27). Se ha propuesto  disminuir el desperdicio de alimentos en un 50% para 2030, poniendo el foco en impulsar actividades tanto de innovación como de I+D, según aprobó el Consejo Europeo en diciembre de 2013 en su Programa Marco de Investigación e Innovación (2014-2020).

Según Andrés Pascual, jefe del Departamento Medio Ambiente, Bioenergía e Higiene Industrial de AINIA CENTRO TECNOLÓGICO: “las causas de generación de desperdicios de alimentos, aunque bastante complejas, afectan a todos los eslabones de la cadena alimentaria” (consumidor, distribución, industria, producción primaria). Como puso de manifiesto la UNEP en 2009: “la reducción de las pérdidas alimentarias a lo largo de la cadena alimentaria debe ser una de las alternativas prioritarias para incrementar la disponibilidad de alimentos”. 


Presentación de soluciones innovadoras por parte de AINIA.
Estas propuestas dirigidas a ayudar a las empresas y administraciones públicas en el objetivo de reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos han sido expuestas por AINIA CENTROTECNOLOGICO en la última sesión del “Congreso Alimentamos un futuro sostenible: retos medioambientales de la industria alimentaria a 2020” que se ha dirigido de forma íntegra a la “Mejora de la eficiencia contra el desperdicio de alimentos”. Sesión que ha sido inaugurada por Fernando Burgaz, Dirección General de la Industria Alimentaria.   

Tras esta sesión, el Secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos clausura ENVIFOOD Meeting Point.

AINIA, más de 25 años acercando la industria alimentaria al medio ambiente.
AINIA lleva más de 25 años identificando y desarrollando soluciones tecnológicas medioambientales para la industria alimentaria en distintas áreas como la gestión del agua, el aprovechamiento de residuos agroalimentarios, la producción de bioenergía, tecnologías limpias; huellas ambientales o la sostenibilidad de envases, entre otros.  


Envifood Meeting Point
El certamen, organizado por FIAB e IFEMA, nace para ser punto de encuentro del sector para dar respuesta a la necesidad de la sostenibilidad medioambiental en la industria alimentaria española. Es la primera vez que se celebra en España. La cita es especialmente relevante por cuanto supone de puesta en común de retos y necesidades para la sostenibilidad. También se compartirán las mejores prácticas e iniciativas disponibles.
 
Imprimir
Categorías:
  Notas de Prensa de ainia, Noticias
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.