Bebidas vegetales, ¿cómo se adaptan a las nuevas tendencias de mercado?

Por Redacción AINIA 11 meses publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Bebidas vegetales, ¿cómo se adaptan a las nuevas tendencias de mercado?
bebidas_vegetales_colores

Cuando hablamos de bebidas vegetales generalmente identificamos este producto con líquidos que son extraídos de cereales, como es el caso de la avena, el arroz o el trigo, de legumbres como la bebida procedente de la soja, semillas como el alpiste, sésamo o quinoa, o frutos como el coco.  

En función de la materia prima y el sistema utilizado para su obtención, las bebidas vegetales aportan un valor nutritivo u otro, diferentes sabores, propiedades y texturas. En general, estos líquidos guardan una similitud visual con la leche y, sin embargo, aunque la legislación alimentaria no los considera productos lácteos, sí se posicionan como alternativas al consumo de leche de origen animal.

Bebidas vegetales como alternativas a la leche

Las bebidas vegetales parecen estar ganándole cuota de mercado a la leche y los pronósticos de futuro apuestan por una disminución gradual del consumo de leche animal en favor de las alternativas vegetales. 

Así lo asegura la consultora Canadean en su latest long-term forecast to 2021, que prevé un descenso del consumo de leche animal para el oeste de Europa de un 0,2% y un aumento del 2,2% en el consumo de leches vegetales. Tendencia, que como vemos en el gráfico, se acentúa aún más en el caso de América del Norte.

 

De igual manera en España, según los datos del  Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en el TAM de octubre 2015, se observa el aumento del consumo de bebidas vegetales que denota un crecimiento del 15,8% relativo al volumen de ventas, superando los 20 millones de litros. En cuanto a su valor, este aumento se cuantifica en más de 30 millones de euros, lo que supone un 19,5%. Todo ello sitúa a nuestro país como el segundo mercado Europeo para este tipo de bebidas. Por el contrario, el consumo de leche animal en nuestro país en los últimos 15 años ha pasado de 100 litros per cápita en 2010 a 72,2 litros en 2015.

Si tenemos en cuenta los datos de Alimarket, las bebidas vegetales ya superan en valor a las leches sin lactosa, tras crecer un 17,8% en 2015. En definitiva, hay coincidencia en los diferentes informes en que las bebidas vegetales están marcando una importante tendencia de consumo  que seguirá creciendo en los próximos años.

 

La variable salud y las bebidas vegetales

La justificación general para los resultados que hemos resumido en el apartado anterior tiene estrecha relación con la variable salud. En general, las bebidas vegetales son percibidas por el consumidor, como más saludables que la leche animal.

Abigail Kendall, analista de bebidas en Canadean, explica que paulatinamente los beneficios nutricionales (proteínas y calcio) asociados al consumo de leche animal han perdido peso en la toma de decisión de compra. Este hecho está relacionado con el contenido en grasa propio de este alimento. La analista añade que las alternativas vegetales están vinculadas a la búsqueda de opciones más saludables, pero también al aumento del veganismo y las intolerancias a la lactosa. 

Según las estimaciones de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), alrededor del 34% de los españoles tiene dificultades asociadas a la digestión de lactosa. No obstante, los alimentos sin alérgenos son percibidos por el consumidor en general, como más sanos. Incluidas aquellas personas que no se ven afectadas por ningún tipo de reacción alérgica.

La menor concentración de nutrientes respecto a la leche animal que las bebidas vegetales suelen presentar tiende a ser compensado con el posterior enriquecimiento de las fórmulas. Sin embargo, la leche de procedencia animal sigue el mismo camino para aumentar su competitividad y suplementa sus valores nutricionales, convirtiendo los productos lácteos en alimentos enriquecidos y funcionales. Parece claro que la innovación es un aliado de valor para el desarrollo de bebidas más saludables, con mayores aportes funcionales.

Más que bebida, medicina

El informe Mintel “Food as Medicine” destaca el crecimiento de una tendencia que apuesta por los alimentos terapéuticos personalizados para mejorar la salud. Entre ellos las bebidas de procedencia vegetal, pero también las leches enriquecidas, se desarrollan orientadas a cubrir necesidades, ya no de protección, si no de mejora de problemas de salud concretos. Nos referimos desde nuevas leches enriquecidas para facilitar el descanso o el desarrollo cognitivo, hasta bebidas vegetales que añaden frutos rojos o algas marinas y que pretenden aportar antioxidantes que previenen los efectos de la edad en la piel o fortalecen el sistema inmunitario. 

A todo lo anterior, debemos añadir una larga lista de infusiones, zumos y bebidas de diseño, que además de su procedencia vegetal, aportan el punto de vista de la medicina holística a la nutrición.

Si la innovación se encuentra dentro de la cultura organizacional de su empresa y se plantea el desarrollo de nuevos productos alineados con las tendencias de consumo actuales, en AINIA encontrará un aliado para la práctica totalidad del proceso innovador. Desde la identificación del nicho de mercado, la prospectiva de producto, pasando por el prototipado, la selección de ingredientes, el desarrollo de la receta, el envase, la legislación que aplica y el etiquetado, los test de aceptación y preferencia con consumidores, el marketing de lanzamiento de producto… Contacte con nosotros, podemos aportarle un servicio integral porque aspiramos a ser su aliado en innovación. 

 

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.