Calidad alimentaria, ¿cómo la percibe el consumidor?

Por Redacción AINIA 1 año publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Calidad alimentaria, ¿cómo la percibe el consumidor?
imagen_supermercado_g

Imagen de un supermercado en el Día Mundial de la Calidad

El próximo jueves se celebra el Día Mundial de la Calidad. Este día, promulgado por la ONU con el objetivo de aumentar la conciencia social sobre la importancia de la calidad para asegurar la prosperidad de las naciones, da lugar a una gran diversidad de actos y artículos relacionados con la materia. Cada vez más, se percibe la calidad desde un planteamiento integral. Según la AEC (Asociación Española para la Calidad), la calidad que viene es: “innovadora, integradora, inteligente, ágil y transversal”.

 

 

 

La palabra “calidad” deriva etimológicamente del latín “qualitas” que significaba «atributo, propiedad o naturaleza básica de un objeto» por tanto parece lógico suponer que la calidad alimentaria está íntimamente ligada a las cualidades intrínsecas de un alimento, a partir de las cuales podemos juzgar su valor.


Calidad alimentaria es el “conjunto de propiedades y características de un producto alimenticio o alimento relativas a las materias primas o ingredientes utilizados en su elaboración, a su naturaleza, composición, pureza, identificación, origen, y trazabilidad, así como a los procesos de elaboración, almacenamiento, envasado y comercialización utilizados y a la presentación del producto final, incluyendo su contenido efectivo y la información al consumidor final especialmente el etiquetado”. Esta es la definición de calidad alimentaria que nos ofrece la Ley 28/2015, de 30 de julio, para la defensa de la calidad alimentaria.

Llegados a este punto, comprendemos que la enumeración legislativa de estas cualidades del producto alimenticio responde a una necesidad de medir desde un punto de vista técnico la calidad de un producto y así poder compararlo con otro. Podríamos decir que estamos ante un concepto de calidad objetiva de los alimentos. Sin embargo, existe otro concepto de calidad, la calidad percibida por el consumidor o lo que es lo mismo “la opinión del consumidor sobre la superioridad o excelencia de un producto” Zeithaml (1988). Por eso nos hemos preguntado…

¿Coincide el concepto de calidad objetiva con los criterios de calidad de los alimentos percibida por el consumidor? ¿Qué necesita un producto alimentario para ser considerado por el consumidor como un producto de alta calidad? y, además, ¿son únicamente las cualidades intrínsecas de un alimento las que condicionan la calidad percibida o intervienen otras variables?. ¿Hasta qué punto condiciona el nivel de calidad percibida en un producto de alimentación la toma de decisiones de compra?.


El consumidor y la calidad percibida de los alimentos

Según los resultado de la encuesta “Global Consumer Food Safety and Quality” realizada a consumidores de nueve países (Brasil, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Suecia, Estados Unidos, Reino Unido y España) por Trace One, parece ser que la mayoría de los consumidores no confían en la seguridad y calidad de los alimentos que consumen. De hecho, sólo el 10% de los encuestados dijo confiar plenamente en la calidad de los productos adquiridos.

El motivo por el que casi el 75% de los consumidores encuestados justificaron la compra de productos era debido a los precios bajos. Por el contrario, sólo un escaso 16% de los encuestados adquirían el producto por considerar que poseía una mejor calidad percibida.

Ante la pregunta de Trace One ¿Cómo podrían las marcas mejorar la confianza y percepción de la calidad? El 91% de los encuestados admitieron que para ellos es importante saber de dónde vienen sus alimentos (trazabilidad) y el 62% dijo no tener suficiente información acerca de qué contiene su comida y de dónde viene. En esta interesante infografía pueden ver los principales resultados de esta encuesta.

Por otro lado, la revista Food Navigator destaca que los productos percibidos como de alta calidad, lo son en tanto en cuanto su marca es comercializada acompañada por una correcta promoción.


Consumidor: valor de la innovación alimentaria y calidad percibida

Una tercera encuesta a nivel mundial, es la que resume la revista IFT. Según esta encuesta, el 60% de los consumidores encuestados prevé que en los próximos 10 años podremos disfrutar de una mayor variedad de alimentos producto de la innovación, pero que estos serán de una menor calidad. El problema está en que los consumidores encuestados no confían en que las cualidades que valoran en los productos alimenticios, (alimentos frescos, naturales y sanos) vayan a estar presente en las innovaciones alimentarias que están por venir. La misma encuesta pone foco en los productos frescos, identificando “lo freso como lo mejor”.


La calidad alimentaria percibida por el consumidor español

Euromonitor internacional en su informe sobre el consumo de frescos en España, destaca la aparición de un nuevo tipo de minorista. Se trata de tiendas gourmet o de calidad gourmet. En nuestro país han aparecido pequeñas tiendas especializadas de alimentos frescos en las que se potencia el servicio a domicilio de productos de alta calidad, así como la venta de alimentos frescos que provienen directamente de granjas y productores. Gracias a la recuperación económica, se espera también que en nuestro país aumente el consumo de productos frescos y snacks saludables.

En definitiva, el término calidad escora cada vez más al ámbito de la seguridad alimentaria, de la alimentación saludable y de la información transparente, los tres grandes vectores que mueven hoy la industria alimentaria.

 

AINIA, alineada con las exigencias de calidad objetiva y en constante investigación de la calidad percibida

AINIA Centro Tecnológico desarrolla su actividad alineada con la innovación en calidad y seguridad alimentaria, en todas las variantes contempladas.


Nuestro departamento de legislación alimentaria asesora y ayuda a interpretar las exigencias reglamentarias aplicables en cuanto a calidad y seguridad alimentaria a los más diversos productos alimenticios, así como en etiquetado de productos y la aplicación de toda aquella normativa legal exigible.

Paralelamente, nuestros laboratorios de control, con más de 100 parámetros acreditados por ENAC y reconocidos internacionalmente con la marca ENAC-ILAC MRA, ofrecen servicios analíticos avanzados al sector, garantizando sus controles con los análisis más fiables.

Respecto a la percepción de la calidad por parte del consumidor, los servicios de estudios del comportamiento del consumidor de nuestro centro Consumolab aportan un gran valor tanto a los departamentos de calidad, como de marketing e I+D de las empresas agroalimentarias y afines.

Y todo ello sin olvidar el mayor aporte en I+D+i provienente de nuestra experiencia y know how en envase alimentario, desarrollo de nuevos productos, últimas tecnologías de visión artificial aplicadas al control en automático de procesos productivos y controles de calidad y seguridad, extracciones supercríticas para la obtención de extractos puros del máximo nivel de calidad en el mercado, identificación de riesgos emergentes, tecnologías TIC aplicadas al control de la trazabilidad en tiempo real en toda la cadena de valor, etc.

Si como nosotros es consciente de que “en la carrera por la calidad no hay línea de meta” (Kearns), póngase en contacto con AINIA, podemos colaborar con Ud. y estaremos encantados de ayudarle.

 

Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.