¿Cómo pueden ayudar los envases a reducir el desperdicio de alimentos?

By Redacción AINIA 3 años agoNo Comments
Home  /  Tecnoalimentalia  /  ¿Cómo pueden ayudar los envases a reducir el desperdicio de alimentos?
envases_desperdicio

Inma Gonzalvo.- Dosificación, protección y extracción, estas son las tres estrategias de envases que pueden ayudar a reducir el desperdicio de alimentos. En las tres están trabajando  los expertos de AINIA en tecnologías del envase. Siguiendo estas líneas nos destacan  las iniciativas y los productos que se están desarrollando y  comercializando a nivel mundial.

Sistemas activos, monodosis, envases re-cerrables, etiquetas inteligentes, envases más resistentes,  revestimientos interiores resbaladizos, materiales barreras, integridad en el sellado de envases… son algunas de las soluciones en envases de alimentos  que pueden ayudar a disminuir el desperdicio de alimentos a través de 3 líneas:


1. Dosificación:
Ayudando al consumidor a consumir la cantidad justa de producto, solo lo que necesita.
2. Protección: El envase puede comunicar al consumidor cómo proteger y almacenar el producto.
3. Extracción: Los consumidores no pueden usar el producto que queda en el fondo del envase.

De todo lo que se está haciendo los expertos de AINIA han seleccionado por su valor y novedad un informe recientemente publicado por MINTEl: “Packaging to reduce product waste”

1. Evitar el desperdicio de alimentos a través de la dosificación
  • Usar siempre la cantidad justa: El exceso también puede ser una fuente de desperdicio de alimentos y, como tal, los formatos de envase tipo monodosis, donde se envasa individualmente cada dosis a consumir, tanto para el ámbito doméstico como para el canal HORECA ayudan a usar eficientemente un producto de alimentación.  Es una forma de eliminar el paso de ‘medición’ de uso del producto. Y, un método para reducir el desperdicio alimentario.
    Monodosis de zumo de limón: Por ejemplo, ya existen el mercado paquetes de zumo de limón en porciones individuales de 8ml que se describen como unidades prácticas y de no desperdicio.
     
  • Ayudar a usar la cantidad correcta: A través de novedosos sistemas de dosificación para evitar el exceso de consumo, mediante una especie de sistemas incluidos en el cierre de los envases que se detienen cuando el flujo del producto alcanza la dosis correcta. Este tipo de envases están más extendidos en el campo de la droguería y de la perfumería donde, en ocasiones, se incluye en el mismo envase la dosificación adecuada como método para reducir el desperdicio. Se tratan de envases prácticos  e intuitivos.  
2. Comunicar como proteger el producto ayuda a reducir el desperdicio alimentario

Dentro de esta estrategia hay varias líneas.

• Diseño de envases más resistentes que eviten la aparición de defectos por daños mecánicos durante la distribución: Paquetes rígidos que ayudan a evitar que el producto del paquete se derrame cuando está en uso. Esta característica permite incrementar el precio de venta del producto.

Como ejemplo, un paquete de azúcar fabricado con material reciclable  y más robusto  que minimiza el desperdicio alimentario en la tienda y en las estanterías de casa.

• Preservar la calidad del producto a través de materiales barrera: Materiales barrera, envasado en atmósferas modificadas y sistemas de envasado para conseguir aumentar la vida útil del producto.

Envases herméticos  que garantizan una mejor calidad, aumentan la vida útil del producto  y minimizan el desperdicio alimentario. Además, este sistema permite mantener el producto fresco durante más tiempo. Un ejemplo es este pack de Mayural Bagel.

• Desarrollo de envases activos para alargar la vida útil: Sistemas activos (biocidas, antioxidantes, absorbedores de oxígeno, de humedad, de etileno…) para aumentar la vida útil. Los envases activos pueden eliminar los gases que promueven la maduración de los alimentos que contienen con el fin de alargar la vida útil.

Por ejemplo, en el Reino Unido, Marks & Spencer utiliza tiras que absorben el etileno (la hormona de la maduración) de fresas, peras y nectarinas. Estas tiras se incluyen en la parte inferior del envase y son reciclables.

• Etiquetas inteligentes para indicar la frescura de un producto: Ayuda a mostrar si un producto sigue siendo comestible una vez abierto.

Por ejemplo, Insignia Technologies ha puesto en marcha un indicador que se activa una vez que el paquete está abierto y ayuda al consumidor a ver rápidamente si el producto sigue siendo seguro para comer. La etiqueta se activa cuando se abre el paquete y un temporizador cambia de color cuando la comida pierde frescura. De este modo se garantiza la calidad y frescura a los consumidores, elimina la incertidumbre de si es o no apto para el consumo y evita el desperdicio alimentario.

3. La extracción total del contenido del envase para evitar el desperdicio alimentario

Más de un 25% de producto envasado se queda en los envases por no poderlo extraer correctamente. En esta línea se están desarrollando envases que permiten la extracción casi del 100% del producto, para evitar tirar el producto adherido a las paredes. Algunas iniciativas:

  • Hasta la última gota: La empresa ‘mybotto’ ha desarrollado un sostenedor de botella invertida que permite al usuario colocar las botellas al revés  para poder obtener hasta la última gota  del producto.  
  • Spray de salsas y aceites: Se incorpora una etiqueta en el envase donde se informa que se utiliza hasta la última gota del producto gracias al sistema en spray.  Este sistema es muy utilizado en el sector de droguería con productos de limpieza.
     
  • Exprimir todo hacia fuera: La marca IOGO, ha desarrollado un nuevo diseño de envase; se trata de una bolsa de 2 kg de yogur, fácil de manejar, práctica que ofrece un sello de seguridad, mejor control y evita el desperdicio de alimentos porque el contenido  se extrae entero por presión.

     

Nocole Pannuzzo, de la Universidad Estatal de Arizona, ha diseñado un tubo plegable para que el consumidor pueda llegar a la última gota de pasta de dientes o de cualquier pasta de consumo alimentario que se vende en tubo como crema de cacahuetes.

Revestimientos interiores de los envases muy resbaladizos: LiquiGlide es un tratamiento de superficie desarrollado en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) que podría mejorar el flujo de productos líquidos y ayudar así a evitar el desperdicio de producto.

Sin duda, los envases alimentarios tienen mucho que aportar para evitar el desperdicio de alimentos. Aquí  hemos compartido algunos desarrollos de envases que se están comercializando a nivel mundial. En AINIA llevamos más de 25 años desarrollando nuevos envases paraalimentos. Aportamos innovación en todas estas líneas y un gran número de empresas se han conseguido diferenciar en el lineal gracias a nuestro aporte tecnológico. Si  está interesado en aplicar alguno de estos desarrollos en sus productos, desde  AINIA le podemos ayudar.

 

Artículos relacionados:

Envases sostenibles, ¿un artificio de marketing o se puede demostrar?

7 novedades en envases y sistemas de envasado para alimentos

Tendencia: El diseño de envases sostenibles en la industria alimentaria

5 tendencias en el uso de envases barrera en productos líquidos y semi-líquidos

5 tecnologías que han marcado la innovación en envases para productos de alimentación en 2013
 

Imprimir
Categories:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
this post was shared 0 times
 000

Leave a Reply

Your email address will not be published.