¿Están los genes detrás de las preferencias del consumidor?

Por Redacción AINIA 2 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  ¿Están los genes detrás de las preferencias del consumidor?
catadora

Inma Gonzalvo.- Medical News Today (MNT), publicación sobre atención médica, ha publicado un reportaje que incluye tres investigaciones sobre cómo afectan los genes a la percepción y las preferencias alimentarias del consumidor, ¿quieres conocerlas?

Conocer la percepción y las preferencias alimentarias del consumidor sobre un determinado producto es una información muy valiosa para una empresa de alimentación. Por ello, las empresas invierten en la realización de estudios de consumidores para conocerlas. También desde las principales universidades llevan años investigando esta relación entre genes y preferencias. Aquí os contamos los resultados de algunas de estas investigaciones publicados en Medical News Today (MNT).

Un equipo de investigación de la Universidad de Trieste y el Instituto IRCCS Burlo Garofolo de Salud Materna e Infantil en Italia, ha llevado a cabo una serie de estudios con el objetivo de identificar los genes y las vías involucradas en la percepción del gusto y determinar por qué las personas prefieren el sabor de ciertos alimentos sobre otros. Identificar qué genes específicos marcan las diferencias individuales en la percepción del gusto y las preferencias de alimentos es la finalidad.

Para ello, realizaron un estudio en el que el equipo analizó los genomas de 2.311 individuos italianos, y de 1.755 personas de otros países de Europa y Asia Central  y en el que se  identificaron 17 genes relacionados con las preferencias de alimentos específicos: tocino,  alcachofas,  café, chocolate negro, queso azul, achicoria, helado, hígado, aceite o mantequilla en el pan, jugo de naranja, yogur natural, vino y setas.

Por ejemplo, el gen HLA-DOA indica una preferencia por el vino blanco pero, ¿cual de las características del vino blanco influye en este gen? Para ello necesitan continuar con estos estudios que  serán importantes para la comprensión de la interacción entre el medio ambiente, los estilos de vida, y el genoma en la determinación de los resultados relacionados con la salud.

El genoma y la sal

En otro estudio, los investigadores analizaron 900 adultos sanos de noreste de Italia y supervisado su respuesta al sabor de la sal. El equipo encontró que la respuesta de los participantes a la sal se asoció con una variación de la secuencia de ADN en KCNA5, un gen que se sabe están asociados con los receptores del gusto en los mamíferos.

Según los investigadores, esta asociación puede ayudar a determinar las diferencias en el consumo de sal entre los individuos, lo que puede tener implicaciones importantes para la salud. Consumo excesivo de sal se asocia con mayor riesgo de hipertensión y enfermedad cardiovascular.

Dieta basada en los genes

En otro estudio, el equipo evaluó 191 personas obesas divididas en dos grupos de dieta, un grupo en el que los participantes estaban obligados a seguir un plan de alimentación personalizado que los investigadores habían creado sobre la base de 19 genes diferentes que habían identificado en la investigación anterior y un grupo de control.

Al final del periodo de estudio de 2 años, los investigadores encontraron que los participantes que siguieron la dieta basada en los genes habían perdido un 33% más peso y tenían un mayor porcentaje de la masa magra corporal, en comparación con los participantes del grupo de control.

Prevenir enfermedades a través de planes nutricionales personalizados

Una de las conclusiones de este estudio es que el principal factor que impulsa la elección de alimentos, la nutrición y las enfermedades relacionadas con la dieta es la preferencia de alimentos. Por ello, entender lo que afecta a la preferencia de alimentos puede tener implicaciones importantes para la salud.

Sin duda, a comprensión de la genética abrirá nuevas posibilidades para el desarrollo de dietas personalizadas y de alimentos funcionales para mejorar la salud de las personas y por lo tanto su calidad de vida.

Desde AINIA hemos trabajado en el desarrollo de un sistema capaz de hacer recomendaciones nutricionales y de actividad física diaria de manera personalizada teniendo en cuenta las particularidades de cada uno: Características propias del entorno familiar, laboral o de estilo de vida, a través del proyecto Integraliac.

También trabajamos una línea en la que estudiamos y analizamos los menús, valorando su perfil nutricional teniendo en cuenta al tipo de colectivo que van, desde menús especiales para usuarios con diferentes intolerancias como menús específicos para usuarios con problemas de sobrepeso. Ponte en contacto con nosotros si necesitas desarrollar un menú saludable para un colectivo concreto.

Además, desde consumolab tenemos una gran experiencia en la evaluación de las preferencias de los consumidores, así como en la investigación de la segmentación de las preferencias en diferentes grupos de población, y en la detección de posibles “nichos de mercado”. Ofrecemos apoyo y asesoramiento para adaptarse a los gustos de un consumidor cada vez más formado y exigente.

 

Artículos relacionados:

Mapa de Preferencias: ¿Qué gusta y qué no gusta a los consumidores?

Genética y nutrición: una dieta para cada persona

Nutrición en España: 5 aspectos a tener en cuenta en el diseño de un menú saludable para HORECA 

 

Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.