Genética y nutrición: una dieta para cada persona

Por Redacción AINIA 6 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Genética y nutrición: una dieta para cada persona

Seguro que alguna vez te has preguntado ¿por qué algunas personas que llevan una dieta rica en grasa y carbohidratos y nunca engordan? Pues bien la respuesta puede que esté en nuestros genes y su interacción con el ambiente. Los alimentos que ingerimos dan señales metabólicas complejas y son procesadas en nuestro cuerpo, en función de nuestros genes. Por eso, si queremos gozar de una buena salud, es muy importante que nuestra dieta se adapte a nuestras necesidades.

La secuenciación del genoma humano y el estudio de la interrelación entre genes, dieta y enfermedad han hecho posible el desarrollo de una nueva disciplina: la genómica nutricional. Esta nueva ciencia estudia la interacción de nuestros genes con los alimentos. Dentro de ella, distinguimos dos dimensiones: la nutrigenómica y la nutrigenética.

• La nutrigenética estudia el efecto de la variación genética en la interacción entre dieta y enfermedad. Este concepto se asociaría con la idea de “nutrición personalizada” o “nutrición individualizada”.
• La nutrigenómica se podría definir como el estudio del efecto que producen los nutrientes sobre la expresión génica, y por tanto, sobre los posibles cambios en las vías metabólicas.

Asimismo, la genómica nutricional se basa en cinco principios fundamentales:

1.- Bajo ciertas circunstancias y en algunos individuos, la dieta puede ser un factor de riesgo importante para varias enfermedades.
2.- Las sustancias químicas comunes en la dieta alteran de manera directa o indirecta la expresión genética o la estructura genética;
3.- La influencia de la dieta en la salud depende de la constitución genética del individuo
4.- Algunos genes o sus variantes son regulados por la dieta, lo cual puede jugar un papel en las enfermedades crónicas
5.- Las intervenciones dietéticas basadas en el conocimiento de los requerimientos nutricionales, el estado nutricional y el genotipo pueden ser utilizadas para desarrollar planes de nutrición individualizados que optimicen la salud y prevengan o mitiguen enfermedades crónicas.

Por lo tanto, estas nuevas investigaciones nutricionales contribuyen a desarrollar dietas más personalizadas mejorando así la salud de la población o de aquellas personas que puedan estar en riesgo de sufrir ciertas enfermedades relacionadas con su perfil genético.

Las tendencias de consumo apuntan a que este nuevo concepto de alimentación puede experimentar un gran auge, pues los consumidores demandan productos que les ayuden también a cuidar de su salud. Sin embargo, los expertos consideran que es necesaria cierta dosis de precaución ya que los estudios que respaldan la validez clínica de marcadores nutrigenéticos específicos y sus diversas interrelaciones tanto con otros genes como con factores ambientales son todavía escasos. Quizá la rama que se desarrollará más rápidamente podría ser la nutrigénomica en su aplicación clínica como herramienta para el tratamiento de determinadas enfermedades pero su aplicación en la población como herramienta preventiva será más lenta debido a su complejidad.

No obstante, existe un interés creciente por parte de las compañías del sector alimentario por no perder el tren de los “alimentos nutrigenómicos” para conseguir diversificar su cartera de productos previendo que este nicho de mercado crecerá de forma exponencial en los próximos años. Para ello las grandes multinacionales están realizando diversas inversiones en investigación, uniéndose a consorcios europeos, lo que deberá proporcionar el campo de visión adecuado para desarrollar este tipo de alimentos personalizados a cada perfil genético.

Actualmente las investigaciones se están centrando en la identificación de más componentes bioactivos de la dieta, pues a medida que se incremente la información disponible, ésta podrá utilizarse para desarrollar alimentos con efectos a nivel genético que prevengan o intervengan de forma específica en las diferentes enfermedades.

En definitiva, todo apunta a que estos nuevos conceptos revolucionarán la dieta cambiando nuestra perspectiva respecto a la nutrición. 
 

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.