La apuesta por las microalgas alimentarias, ¿hacia dónde se orienta la UE?

Por Redacción AINIA 8 meses publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  La apuesta por las microalgas alimentarias, ¿hacia dónde se orienta la UE?
microalgas_alimentarias

El aumento progresivo de la población, unido a los problemas derivados del cambio climático, así como la intensa explotación de los recursos agroalimentarios actuales, está sirviendo de acicate para la búsqueda de nuevas alternativas alimentarias y sostenibles. 

Entre los diferentes planteamientos para la mejor utilización de los recursos biológicos en la alimentación, las microalgas escalan posiciones y van adquiriendo cada vez más importancia como fuente de nutrientes. 

La Unión Europea así lo cree y ha comenzado a adoptar estrategias que potencien la producción de alimentos y piensos a base de microalgas. La base para estas estrategias están recogidas en el informe Microalgae-based products for the food and feed sector: an outlook for Europe. En él se destaca la oportunidad que suponen tanto las cualidades nutricionales de las microalgas, como su capacidad como materia prima potenciadora de la economía circular. Además, Europa confía en su propio potencial. Para ello se basa en un gran desarrollo científico (tecnológico y humano) y su dominante posición en los mercados agroalimentarios mundiales. El objetivo, convertirse en un productor clave de alimentos y piensos a base de microalgas, lo que obligará a actualizar el marco regulatorio actual.

Las microalgas como alimento, el mercado actual

Las algas  y microalgas contienen lípidos, proteínas y carbohidratos en cantidades elevadas. Hay microalgas ricas en oligonutrientes, otras en aminoácidos esenciales, también en fibras… En general, tienen perfiles nutricionales interesantes. Por su parte, las algas marinas cuentan con una dilatada historia como alimentos, piensos y fertilizantes. Sin embargo, las microalgas adquieren importancia a partir de los años 50, siendo las Chlorella y la Spirulina las más explotadas. Hoy en día se utilizan 200 especies de microalgas para diversos usos, en algunos casos en la alimentación humana.

En la actualidad, el valor nutricional de las microalgas está básicamente explotado como suplemento alimenticio y nutracético. A este sector, relativamente pequeño si lo comparamos con otros suplementos alimenticios, se le otorga un enorme potencial de crecimiento. Ejemplo de ello es que el mercado de los compuestos obtenidos de las microalgas (colorantes, ácidos grasos omega3, polisacáridos…) ha aumentado cinco veces su tamaño desde el año 2.000. 

Las microalgas también están posicionadas en el mercado como fuente de proteínas de alto valor nutricional y gran biodisponibilidad. El informe de la EU, al que hemos hecho referencia, valora este sector como una industria incipiente de gran proyección. A este respecto Mark Brooks, vicepresidente senior de ingredientes alimentarios Solazyme, afirmaba en el artículo Packing in Protein  que: "Las algas como ingrediente alimentario se han convertido en una tendencia, ya que los consumidores han comenzado a apreciar el potencial y versatilidad de este superalimento rico en nutrientes. Las compañías de alimentos están respondiendo al interés de los consumidores en la búsqueda de alternativas de proteínas vegetarianas que además estén libres de alérgenos. Esto está permitiendo que las algas emerjan como una fuente alternativa de proteína".  Esta empresa está adquiriendo gran importancia en EEUU por  desarrollar microalgas en polvo para su uso en la cocina, cocción, batidos e incluso mantequilla de algas.

Con respecto al número de nuevos productos lanzados al mercado desde enero 2015 en los que las algas son un ingrediente fundamental.

FUENTE: Mintel

En este sentido, José García, director de I+D+i de AINIA, hacía recientemente para TVE un pronóstico sobre el futuro de las microalgas en la producción de alimentos. Previendo que estas serán tanto parte directa de la dieta, como una fuente de ingredientes o complementos nutricionales.

 

 

Los ejemplos que lo ilustran son numerosos, en nuestro país el Grupo Dulcesol asociado a AINIA recibió el premio 2014 a la innovación, entre otras cosas por el proyecto I+D+i que finalmente logró incorporar la microalga “chlorella” al sector de la panadería y la bollería industrial es uno de los proyectos pioneros y la tendencia es a que este tipo de iniciativas se vean con mayor frecuencia en el corto plazo.

 

La I+D+i de AINIA sobre microalgas para alimentación 

En AINIA hemos sido pioneros en la investigación, desarrollo tecnológico e innovación en diferentes líneas de trabajo relacionadas con microalgas con fines alimentarios, entre otros:

Hemos trabajado en la identificación y obtención de compuestos de alto valor añadido (colorantes, ácidos grasos omega3, polisacáridos…) a partir de microalgas para su incorporación como ingredientes en alimentos y productos enriquecidos.

También hemos trabajado en procesos de bioproducción y cultivo de microalgas con el fin de obtener un conocimiento práctico respecto a sus procesos de bioproducción, de cara a maximizar la presencia de los principios activos identificados. Además hemos desarrollado prototipos de alimentos enriquecidos con microalgas Spirulina y Chlorella.

Si está interesado en la I+D+i orientada al desarrollo de alimentos enriquecidos con microalgas, su bioproducción y/o extracción, cuente con AINIA, podemos ayudarle.

 

Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.