Reducir el azúcar en los alimentos ¿cómo lograrlo?

Por Redacción AINIA 2 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Reducir el azúcar en los alimentos ¿cómo lograrlo?
azúcar2_g

La reducción de azúcar en los alimentos marca tendencia en 2016. En la imagen, unos azucarillos

"La ingesta de azúcar debe reducirse drásticamente”, al menos esta es la recomendación que la Organización Mundial de la Salud hace en  la nueva directriz sobre la ingesta de azúcares para adultos y niños (Guideline: Sugars intake for adults and children). En ella, para paliar los altos índices de obesidad, la OMS recomienda reducir el consumo de azúcares libres a menos de un 10% de la ingesta calórica total y defiende que sería una reducción por debajo del 5% lo que realmente supondría un beneficio adicional para nuestra salud.

 

Además de estas recomendaciones, se están produciendo tanto en Europa como en EEUU y Canadá diferentes presiones de índole institucional que apoyan la reducción del contenido de azúcar en los alimentos. También las tendencias de consumo apuntan en esta dirección; hay un interés general por una vida más saludable. El consumidor busca alimentos con un menor contenido en azúcar “bajos en/reducidos en azúcar” o que directamente hayan eliminado este ingrediente en su formulación.

Un ejemplo de ello lo encontramos en los resultados de la una encuesta realizada por Mintel. En ella, el 51% de los alemanes, el 56% de los franceses, el 61% de los polacos y el 63% de los españoles consultados admitían estar reduciendo activamente o evitando aquellos productos alimentarios que contenían azúcar. En el caso de los italianos y habitantes del Reino Unido, las cifras de las personas que admitían evitar este tipo de alimentos alcanza el 64% y 65% respectivamente.


Nuevos productos alimenticios con menos contenido de azúcar

La penetración en el mercado de productos alimentarios y bebidas que han reducido o sustituido el contenido de azúcar por el uso de edulcorantes de alta intensidad ha aumentado en un punto y medio desde 2010 a 2014. Según la consultora Mintel, el lanzamiento de nuevos productos en este segmento se ha mantenido en un 5% en toda Europa y ha alcanzado un 7% en el Reino Unido.

La industria alimentaria tiene ante sí el reto que supone aprovechar las oportunidades en cuanto a lanzamiento de productos con bajo contenido en azúcar. Si recurrimos de nuevo a la encuesta de Mintel, descubrimos que el consumidor actual asegura no encontrar en el mercado productos dulces y que a la vez considere saludables por su escaso contenido de azúcar.

A lo anterior, añade que la iniciativa en innovación de productos por parte de la industria no debe quedarse en la reformulación de productos con menor contenido en azúcar, sino que es necesario que las empresas hagan un esfuerzo extra de comunicación reforzando las propiedades beneficiosas de los productos

 

AINIA, Innovación tecnológica para la reducción del contenido de azúcar en los productos alimentarios

Dentro de las recomendaciones contenidas en la  directriz de la OMS, las recomendaciones están referidas a la ingesta de “azúcares libres” (monosacáridos y disacáridos añadidos a los alimentos) así como los azúcares presentes de forma natural en la miel, los jarabes, los jugos de fruta y los concentrados de jugo de fruta. En definitiva la reducción de edulcorantes calóricos.

Sustitución  total o parcial por edulcorantes no calóricos

En la actualidad, los edulcorantes son el grupo de ingredientes y aditivos que mayor empleo se les está dando en la industria agroalimentaria. Las estrategias para la disminución del aporte calórico basadas en el reemplazo de azúcar por edulcorantes no calóricos pueden hacerse de la siguiente manera:

Selección de diferentes formatos. Los edulcorantes no calóricos pueden ser tanto sintéticos como naturales.  Entre los edulcorantes no calóricos naturales, la stevia está ganando año tras año mayor cuota de mercado por su gran poder edulcorante, 300 veces superior al de la sacarosa y por su estabilidad a los tratamientos térmicos.

Combinando diferentes concentraciones.

Generando combinados entre azúcar y edulcorantes en diferentes matrices con o sin potenciadores del sabor.


Sustitución total o parcial por otros ingredientes

Como pueden ser las fibras prebióticas, carbohidratos de bajo índice glucémico o digestibilidad… este tipo de ingredientes contienen menos calorías pero además aportan nuevos beneficios para la salud.

Consulte con AINIA las posibilidades que le ofrecemos para reducir el nivel de azúcar en las matrices alimentarias de sus productos. Podemos ayudarle.

 


 

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.