Tendencias en envases para cosméticos: seguridad, sostenibilidad y convenience

Marga FernándezPor Marga Fernández 4 meses publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Tendencias y consumidor  /  Tendencias en envases para cosméticos: seguridad, sostenibilidad y convenience
cosmetico-packaging

El sector de la cosmética, a través de la innovación en el packaging, busca responder a las exigencias de los consumidores y las consumidoras. En este artículo analizamos las tendencias en envases para cosméticos en tres aspectos clave: sostenibilidad, seguridad y convenience.

Según Beauty Packaging, el sector de la cosmética ha experimentado un gran crecimiento en los últimos años (2011-2016), superando los 146 mil millones de unidades vendidas en 2016. Asia es la región donde más crece, especialmente los cosméticos para el cuidado del cabello, la piel o la higiene bucal.

Un sector que apuesta por la innovación y mejora continua, como respuesta a un consumidor cada vez más exigente. En España, invierte casi el 3% de su facturación directamente en I+D+i, lo que supone unos 130 millones de euros al año según informa la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa). Cada año se reformula la cuarta parte de los productos cosméticos que se fabrican y cerca de un 10% incorpora nuevos ingredientes y moléculas. Todo ello, con la finalidad de alcanzar nuevos nichos de mercado, mejorar la seguridad, la experiencia del consumer y ofrecer productos más sostenibles, que finalmente redunde en una mejora de la competitividad de las empresas.

Envases para cosméticos más sostenibles

La industria de la cosmética busca soluciones para un packaging sostenible. Para ello, ha de plantearse un equilibrio en tres aspectos clave: respeto por el medio ambiente,  balance de costes y la satisfacción del consumidor, tanto en sus necesidades básicas de calidad y seguridad alimentaria, como de comodidad de consumo y uso.

A la hora de elegir un packaging por parte de los consumidores y consumidoras, particularmente los millenials, cada vez tiene mayor importancia el uso de materiales reciclables, renovables, con “etiquetas limpias”  y con reducida huella ambiental. Pero además, se demandan cosméticos naturales, comprometidos con el medio ambiente y alienados con unos valores donde bienestar, natural y sostenibles van de la mano.

A ello se suma que el 51% de estos consumidores, según los datos de Nielsen, están dispuestos a pagar más a cambio de productos sostenibles. Y para el 33% de los estadounidenses, según esta misma fuente, es clave que este aspecto, la sostenibilidad, “se comunique de forma clara y concisa en el propio packaging” (Mintel, 2018).

Zero Waste Week, una campaña de comunicación de concienciación, anunciaba que el sector de los cosméticos, a nivel mundial, produce más de 120 billones de envases cada año. De continuar esta tendencia, para 2050 habrá doce billones de toneladas de plásticos en los vertederos. Un problema que la industria ha de abordar.

El sector está obligado a apostar por la Economía Circular, innovando en el desarrollo de un packaging sostenible que minimice a cero el impacto medioambiental. Tal y como afirma el Consejo de la Unión Europea, en 2030, todos los envases de plástico comercializados en la UE deberán ser reutilizados o tendrán que poder reciclarse de un modo rentable.

Pero esto es también una cuestión social. Aquellas marcas que no cumplan con estas exigencias, especialmente con la reducción huella de carbono, no contarán con la confianza de los consumidores. Y sin embargo, aquellas empresas que apuesten claramente por los envases sostenibles y sepan comunicarlo, lo verán reflejado en su volumen de ventas de forma positiva.

Soluciones tecnológicas para un packaging sostenible

La solución pasa por apostar por el uso de materiales más respetuosos con el medio ambiente (bioplásticos, materiales reciclables o reciclados), reducir la cantidad de material en el envase y por apostar por un sistema de dosificación.

En esta línea, el Proyecto Biotubo, en el que ha participado AINIA junto con Germaine de Capuccini, Petroplast, Ferro y Aimplas, ha desarrollado el primer tubo flexible biodegradable para el envasado de productos cosméticos que se descompone en materia orgánica.

Uno de los retos de este proyecto ha sido desarrollar un material que presente una buena barrera al vapor de agua, al oxígeno y a los aromas para que la crema mantenga su funcionalidad durante su vida útil.

Otra opción muy importante de trabajo está orientada al ecodiseño. El ecodiseño de envases es una de las herramientas para alcanzar la sostenibilidad de un sistema, que plantea encontrar soluciones de valor teniendo en cuenta aspectos medioambientales y la satisfacción del consumidor.

Para tomar decisiones mucho más seguras en la integración de estas cuestiones antes de que un envase salga al mercado se están desarrollando las herramientas multicriterio. Estas herramientas permiten englobar todos los factores que influyen en el diseño de un envase como su beneficio social, el impacto ambiental (cantidad de material necesario para su realización) y los costes relacionados con su desarrollo.

Una vía es optimizar el material utilizado para realizar el envase, partiendo de un diseño inicial, bien el que se está comercializando o bien el nuevo diseño que se quiere comercializar:

  • Se analizan los esfuerzos que el envase debe soportar
  • Se caracteriza el material
  • Y se calcula su comportamiento.

El análisis de los resultados permite predecir el comportamiento del nuevo diseño y optimizar las estructuras, reforzando aquellas zonas que soportan un mayor esfuerzo (ya sea aumentando el espesor en esa zona o incorporando elementos geométricos de refuerzo) y reduciendo la cantidad de material en aquellas zonas en las que no es necesario.Además de la resistencia mecánica, se pueden cuantificar otras características técnicas necesarias en el envase final, como son sus propiedades barrera, detección de la rotura de la cadena de frío, etc.

La optimización de un envase también permite conseguir importantes ahorros de costes si se hace con especialistas en la materia. Por ejemplo, en envases de agua embotellada hemos conseguido reducciones de un 15%, lo que supone no solo hacer el envase más sostenible desde el punto de vista medioambiental, sino también un ahorro significativo que hace al producto más competitivo, con retornos de la inversión realizada relativamente cortos.

Envases para cosméticos más seguros

Otro de los factores más importantes para los consumidores, a la hora de elegir un producto de cosmética, es la seguridad en el envase.

El informe de tendencias en packaging de 2018 de Mintel indica que los consumidores consideran que el envase aporta seguridad al producto. Por ello, las empresas deben innovar en este aspecto, además de comunicar y concienciar a los consumidores de su importancia y sus beneficios.

seguridad cosmeticos

FUENTE: AINIA

En el ámbito legislativo, el nuevo real decreto sobre productos cosméticos, el Real Decreto 85/2018, de 23 de febrero, por el que se regulan los productos cosméticos, aprobado hace apenas unos días,  introduce importantes cambios en materia de seguridad que conviene conocer a los profesionales del sector de los cosméticos. Nuestro experto en Derecho, José María Ferrer, analizó lo más destacado en el artículo “Productos cosméticos, nueva regulación en España”.

Este R.D. precisa que los productos cosméticos han de ser seguros en las condiciones de utilización normales, o razonablemente previsibles, debiendo respetar las normas de composición y etiquetado previstas.

Además, añade que los productos cosméticos que se introducen en el mercado han de ser seguros y para garantizar este extremo su elaboración se basará en los principios de buenas prácticas de fabricación, siendo controlados estos aspectos por las autoridades competentes a través de los certificados de conformidad de buenas prácticas de fabricación. 

No obstante, en cuanto seguridad de los materiales de envase para cosméticos, se puede tomar como referencia la legislación de materiales en contacto con alimentos, ya que está más desarrollada y es más restrictiva.

migracion-cosmeticos

También conviene señalar que, en materia de seguridad, en los productos cosméticos, en función del tipo de material y aditivación, se pueden producir migraciones. Para determinarlo, en los laboratorios de AINIA se realizan ensayos de migración.

Envases para cosméticos convenience

Según el informe “Shades for success Influence in the beauty market” de Deloitte, en cuanto diseño de productos de cosmética, la industria apuesta por la personalización de productos en función del tipo de piel. Una tendencia en auge.

Otra tendencia es la funcionalidad del producto, yendo más allá del mero diseño estético. El diseño del packaging en los productos cosméticos puede modificar la aplicación del propio producto: envases con mayor facilidad de extracción y de dosificación.

Por su parte, los envases sin aire, con un crecimiento anual del 10%, también son tendencia.  Este tipo de envases ofrecen una dosificación precisa y homogénea para distintas formulaciones de producto más naturales y sostenibles, al poderse evitar los conservantes. Un sistema de packaging que ofrece grandes posibilidades de innovación, fácil de usar, cómodo y seguro.

También es importa señalar, como tendencia, el diseño del packaging para productos pensados para ser comprados a través del comercio electrónico (Mintel 2018). Éste ha de cumplir las expectativas de los consumidores en el momento de recibir el producto, al igual que ocurre en el punto de venta. En AINIA, en cuanto diseño, hemos desarrollado un sistema de packaging que permite extraer la totalidad del producto.

Si su empresa requiere innovar en envases para productos cosméticos, en AINIA centro tecnológico le aportamos valor en los tres campos de mayor desarrollo en la innovación de envases: Sostenibilidad, Seguridad y Convenience. Somos especialistas en la interacción del envase con el producto. Si quiere que le ayudemos, llámenos.

Imprimir
Categoría:
  Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000