Cómo identificar la mejor formación en innovación: 7 claves para una buena selección

Por Redacción AINIA 8 meses publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Formación especializada  /  Cómo identificar la mejor formación en innovación: 7 claves para una buena selección
formacion_innovacion

Formar y motivar a equipos hacia la innovación van de la mano. Por eso, la formación está en el ADN de AINIA. Pero si cualquier formación tiene siempre elementos críticos, aquella orientada a la innovación todavía más. Porque, entre otras cosas, ¿cómo somos conscientes de lo que no conocemos?. ¿Y del valor de lo que nos van a enseñar? En este artículo enumeramos siete aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionar una propuesta formativa especializada en el ámbito de la I+D+i.

 

1. Su tiempo es valioso y limitado. Seleccione bien a quién se lo da

 

En un mundo en aceleración constante, a la hora de seleccionar una propuesta formativa es importante identificar si el programa formativo que se ofrece es ajustado en tiempos a la necesidad formativa. A veces, los claims de venta de cursos del tipo “curso gratuito”, “formación subvencionada…” o similares son un elemento de atención crítico. Sea generoso con su tiempo siempre que le aporte valor. Pero sea vigilante también. En el mundo de la multicanalidad y multitarea, el tiempo es uno de los activos más importantes que tenemos.

 

2. Preocúpese por el equipo docente. Enseñar y formar en innovación es complejo y requiere habilidades múltiples

 

¿Quién imparte el curso?, ¿cuál es la experiencia y formación del equipo docente?. Si es un tema central en cualquier formación, en aquella formación especializa en I+D+i diríamos que más. 

Un buen docente en el ámbito de la I+D+i requiere, por un lado, conocimiento científico y técnico de nivel sobre la materia que imparte (no hay tantos), pero, además, debe tener experiencia de aplicación real de ese conocimiento en el ámbito de la empresa (hay menos). Si la identificación de estos dos elementos juntos ya es compleja, añadir un tercero, básico en cualquier formación, como son habilidades pedagógicas, relacionales, empáticas y comunicativas, reduce mucho el círculo en la selección de buenos profesionales de la formación en innovación. 

Por ello, en cualquier programa formativo en I+D+i estudie con detalle el perfil y la calidad de sus docentes. Solicite, incluso, que pueda contrastar con un técnico los enfoques del curso o la materia a impartir.

 

3. Materiales, prácticas… ¿qué recursos se ofrecen?

 

El conocimiento específico de carácter técnico, pero a la vez práctico, con recursos y materiales bien seleccionados, bien integrados en el programa, y herramientas innovadoras ligadas a las nuevas tecnologías que abren infinitas posibilidades en la transmisión del conocimiento tanto en rapidez como en alcance, son elementos que enriquecen y aportan un valor diferencial a un programa formativo, especialmente en un programa formativo para profesionales de empresa. Si no se detalla, solicite información y preocúpese por conocerlo. 

 

4. Flexibilidad y adaptación. Se merece una atención personalizada y de calidad

 

Hoy las posibilidades en formación son inmensas. El valor de un buen servicio en el ámbito de la formación se mide también por la flexibilidad para adaptar la formación a las necesidades concretas de cada alumno: Formación presencial, online, a medida, blended learning… 

Pero también atención personalizada, agilidad en la respuesta a sus dudas y preguntas… Todo esto le dará la medida de la preocupación real de la empresa que gestiona la formación por la satisfacción del alumno, su servicio al cliente y su cultura de la calidad.

 

5. Interacción y colaboración, téngalo en cuenta

 

La formación, cada vez más, ha de ser capaz de generar la interacción entre profesionales, compartiendo experiencias, aportando nuevas metodologías innovadoras, combinando todos los elementos facilitadores para generar un buen clima, necesario para motivar en el aprendizaje. 

En definitiva, una formación debe ser mucho más que un cúmulo de información que ahora ya está disponible por otras vías; ha de aportar la parte más empírica, de experiencia, de aplicabilidad y de motivación, porque debe perseguir el objetivo último que es penetrar en las personas hasta provocar cambios reales en sus formas de hacer, pensar y gestionar.

 

6. Pida referencias, valore a su proveedor en formación

 

Un proveedor en formación es un apoyo o colaborador en el desarrollo de sus ideas y proyectos. Si lo ve así, entenderá lo importante que es confiar en una empresa consolidada y con demostrada experiencia tanto en la gestión de la formación como en su capacidad técnica. También si dispone de protocolos que garanticen el nivel de calidad del servicio que presta.

Si no tiene referencias previas, pídalas, incluso entre sus contactos profesionales o amigos. Rastree y realice una pequeña vigilancia de su trayectoria profesional. Le aportará datos enriquecedores a la hora de tomar su decisión. 

Si ya ha contratado el curso y ejecutado con su proveedor es importante valorar los resultados obtenidos y, cómo aplica los conocimientos adquiridos en el puesto de trabajo de cara a futuras necesidades. 

 

7. Cómo medimos la inversión en formación

 

Si ha llegado hasta aquí, habrá observado que nos falta la variable precio. A nosotros nos gusta más reflexionar sobre el valor. El valor amplía el ámbito de visión y armoniza el criterio tangible desde la visión integral de todos los aspectos de la formación. 

Cuando un programa formativo se analiza desde estos siete puntos, a veces descubrimos la gran paradoja: Ofertas formativas que se basan exclusivamente en el precio, sin tener en cuenta los seis elementos anteriores, terminan generando un coste para los profesionales, si se miden desde la ecuación que combina tiempo dedicado y aporte de valor final para el alumno. 

En Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación todo avanza de modo permanente, como también debe hacerlo la formación en estas materias. En este recorrido es en el que AINIA acompaña a los profesionales y las empresas. 

¿Y Ud., añadiría algún aspecto más a esta lista? 

 

 

Categorías:
  Formación especializada, Tecnoalimentalia
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.