Drones, agricultura de precisión e industria alimentaria: Nuevas tendencias

Por Redacción AINIA 1 año publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Drones, agricultura de precisión e industria alimentaria: Nuevas tendencias
drones_agricultura_g

Imagen de drones sobrevolando un campo de cultivo. Agricultura de precisión

El término Agricultura de Precisión (AP) hace referencia a aquellas técnicas que tienen como objetivo optimizar la calidad y cantidad de la producción agrícola. Estas técnicas parten de una base relacionada con el concepto de variabilidad, intrínseco a la explotación del campo. La agricultura de precisión pretende controlar los efectos de esta variabilidad, potenciando mayores rendimientos y más homogéneos a partir del mejor aprovechamiento de recursos. El fin es conseguir un aumento de la competitividad de las explotaciones agrícolas, al tiempo que reduce el impacto mediambiental vinculado a la actividad agrícola.

 

 

La agricultura de precisión permite medir con exactitud la evolución de las plantas, las necesidades de nutrientes o la detección de plagas en aquellos lugares de la explotación agrícola donde sea necesario. Tanto en Expodronica en Zaragoza, como en Fimart en Córdoba se han conocido los últimos avances en los drones, aplicaciones móviles y sensores avanzados. Ricardo Díaz, especialista en AINIA en estos temas, ha sido uno de los ponentes de Fimart y ha abordado la incidencia de las nuevas tecnologías en el sector.

La adopción de la metodología de la agricultura de precisión pasa por tres etapas diferentes:

1. Recolección de datos (monitorización del cultivo y suelo, mapas de producción).
2. Procesamiento e interpretación de la información (análisis).
3. Aplicación de insumos (nutrientes, plaguicidas…) en relación a la variabilidad del suelo.


Etapas de la agricultura de precisión

Fuente: Informe sobre tecnologías aplicables a la agricultura de precisión. Plataforma Silvoagropecuaria. Chile

 
Drones y agricultura de precisión

La mayor evolución en cuanto a las técnicas en agricultura de precisión viene del desarrollo de nuevos sensores y su aplicación extensiva mediante los drones. Desde hace más de una década, los japoneses utilizan aviones no tripulados en la agricultura. En la actualidad, su uso se ha popularizado debido a dos razones fundamentales:

1. La versatilidad de esta herramienta agrícola

2. La reducción de costes que hasta el momento los relegaban a las manos explotaciones privilegiadas o de gran tamaño.


Los beneficios de los drones en la agricultura de precisión son significativos

Monitorización de cientos de hectáreas, recogiendo información relativa a las necesidades de agua de los cultivos, las condiciones del terreno, el ritmo de crecimiento o vigor vegetativo y lo que aún es más importante, la detección de plagas o enfermedades. Con un dron en el cielo, el agricultor podrá determinar con precisión donde debe realizar un aporte de nutrientes, qué zona debe tratar si aparecen plagas o planificar la cosecha según la madurez y evolución del cultivo.

Ahorro de costes, ya que toda la información recogida y debidamente procesada ayuda en la toma de decisiones relativas a aspectos como la cantidad de agua necesaria, los productos químicos dirigidos al control de plagas o los fertilizantes necesarios. Pero al mismo tiempo el agricultor contará con una valiosa información relativa al efecto que estos procedimientos tienen en sus cosechas, analizando la eficacia de los tratamientos aplicados y su evolución.

Reducción del impacto medioambiental ya que los propios drones pueden generar mapas indicando dónde aplicar pesticidas, herbicidas y fertilizantes en la cantidad necesaria y sólo en los lugares que lo precisen.

• Todo esto, con un control en tiempo real, ayudados de software que utilizan tecnología infrarroja, imágenes multiespectrales o hiperespectrales. De esta manera, los UAV (drones) geolocalizan las imágenes y de forma inalámbrica las transmiten, junto con todos los datos a un ordenador, tablet o teléfono inteligente. Esta estación de control en tierra recibe los datos de software de alta resolución que lo posibilitan para la elaboración de mapas con información de alto valor.


Sensores o drones de tierra

Junto con los dones aéreos, el Jülich Research Centre, uno de los mayores institutos europeos en el campo de las ciencias biológicas y geológicas, está experimentando con drones de tierra. Con ello, pretenden buscar soluciones apropiadas para los cultivos, que se están viendo cada vez más afectados a causa del cambio climático.

La experimentación agrícola está basada en observar plantas desde el cielo y también a nivel del suelo. De esta manera los drones de tierra juegan un papel complementario y muy importante en la entrega de la información georeferenciada sobre los cultivos. Esta información gira en torno a la posible rotación de los cultivos, la pérdida de humedad, el riego, la composición química del suelo, la madurez de los frutos y la presencia de malas hierbas o plagas. Esta información ayuda en la toma de decisiones en cuanto a fertilizantes y pesticidas, evitando así acumulaciones innecesarias de producto.

 

Drones y agricultura de precisión: La experiencia de AINIA

En AINIA tenemos experiencia en el desarrollo de sistemas de monitorización para supervisar los cultivos de uva de vinificación, en el seguimiento de la madurez de la uva y en la detección de malas hierbas. En el marco del proyecto Agrintel, se desarrolló una herramienta demostrativa de bajo coste, que monitorizaba y analizaba las variables que influyen y determinan el proceso vitivinícola, como las necesidades de nutrientes de la planta, la detección temprana de plagas, el control de la madurez de la uva o el establecimiento de la fecha óptima de recolección…

Todo ello mediante el uso de sensores de campo, técnicas de visión avanzada para detectar patologías y con vehículos aéreos no tripulados con cámaras espectrales. De este modo, las empresas vitivinícolas obtienen información de campo integrada de modo automático y a tiempo real, que se maneja a través de herramientas sencillas de fácil uso para los técnicos y de gran ayuda para la toma de decisiones en el momento.

También tenemos conocimiento en el desarrollo de tecnología big data e información contextual para la agricultura de precisión, por ejemplo para obtener una información meteorológica en tiempo real, relacionándola con control de riego automático y mapas cartográficos, etc. La integración de estas tecnologías está permitiendo la obtención de sistemas de trazabilidad mucho más precisos, la generación de información para potenciar la confianza de clientes y consumidores y un significativo ahorro de costes.

Si tiene necesidades en este campo o una idea que le gustaría desarrollar, llámenos, estaremos encantados de poder colaborar.

 

Contacte con nuestro experto:

Josep Martínez Vicedo
Marketing Intelligence
ainia centro tecnológico
jmartinez@ainia.es
961 36 60 90

Josep Martínez Vicedo. Marketing Intelligence. ainia Centro Tecnológico.

 

 

 

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tecnología
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.