MICRODET: ¿Cómo puede la imagen avanzada mejorar el control sobre la contaminación de alimentos?

José BelenguerPor José Belenguer 4 semanas publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Tecnología  /  MICRODET: ¿Cómo puede la imagen avanzada mejorar el control sobre la contaminación de alimentos?
placas_petri_180x121

Los riesgos microbiológicos y las enfermedades de transmisión alimentaria son un problema de Salud Pública cada vez mayor. De hecho, conseguir la inocuidad de los productos que se lanzan al mercado para garantizar la seguridad alimentaria y minimizar el número de enfermedades de transmisión alimentaria es uno de los grandes retos que afronta la industria alimentaria hoy en día a nivel mundial. AINIA afronta la recta final de un proyecto de I+D propia, MICRODET, que recurre a tecnologías ópticas avanzadas (tecnologías de excitación multiespectral, nuevos sensores de imagen de alta resolución, sensores microelectrónicos hiperespectrales) para detectar y medir de manera más eficaz las colonias de diferentes microrganismos presentes en los alimentos.

Las enfermedades de transmisión alimentaria se deben a la ingesta de alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos o sustancias químicas nocivas. Estas enfermedades no sólo suponen un problema de Salud Pública sino que además generan desconfianza en el sector de la alimentación y las bebidas y, sobre todo, grandes pérdidas.

En muchos países, se han registrado durante los últimos decenios aumentos significativos de la incidencia de enfermedades provocadas por microorganismos transmitidos principalmente por los alimentos y el agua. Entre los microorganismos patógenos más comunes están Salmonella spp Campylobacter spp y Listeria monocytogenes, a los que se pueden añadir parásitos y virus.

Para reducir las incidencias causadas por alimentos contaminados, se emplean técnicas de detección que pasan por un cultivo de la muestra en placas Petri a partir de una cantidad determinada del alimento que se analiza. Las condiciones del medio de cultivo favorecen que cada bacteria viable crezca y forme una colonia.

Posteriormente, se efectúa un recuento, generalmente visual, por parte de un analista. El resultado final depende de variables como el método de muestreo, el tipo de microorganismo, el alimento de que se trate y las características del medio de cultivo.

Visión avanzada para automatizar el recuento de cultivos en placa

Actualmente, existen en el mercado equipos de lectura automatizada de placas. Éstos se han revelado eficaces cuando se aplican en biomedicina, pero tienen bajas tasas de acierto en su traslación a la alimentación. Para superar esas limitaciones, y garantizar la seguridad de los alimentos que comercializan, las empresas del sector agroalimentario cuentan con el potencial tecnológico de la imagen avanzada.

El proyecto MICRODET emplea tecnologías ópticas avanzadas (tecnologías de excitación multiespectral, nuevos sensores de imagen de alta resolución, sensores microelectrónicos hiperespectrales) para detectar y medir de manera más eficaz las colonias de diferentes microrganismos presentes en los alimentos.

En concreto, en el marco de MICRODET, se están investigando nuevos métodos para automatizar el recuento de cultivos de los microorganismos más habituales en la industria alimentaria y evitar posibles errores humanos asociados al procesado y la lectura manuales realizados por operarios.

Como resultado de la investigación, se ultima un prototipo para la captura de imágenes de cultivos en placas. Además, se trabaja en un algoritmo software para el conteo automático del número de unidades formadoras de colonias presentes. Una vez puesto a punto, el prototipo se validará en el laboratorio de análisis microbiológicos: Los resultados proporcionados se compararán con los análisis realizados mediante técnicas convencionales.

Disponer de nuevas herramientas para un control más exhaustivo y automatizado ofrecerá resultados más seguros sobre la inocuidad de los productos alimenticios y permitirá reducir los costes de los análisis (que se realizan para detectar patógenos, pero también microorganismos facilitadores de reacciones de interés en bioprocesos), mejorando la competitividad de las empresas del sector agroalimentario y reduciendo el impacto ocasionado por alimentos en mal estado en la salud de los consumidores.

El proyecto MICRODET cuenta con el apoyo de IVACE, a través de la convocatoria de ayudas dirigidas a centros tecnológicos de la Comunidad Valenciana de I+D en cooperación con empresas 2017. Estas ayudas IVACE están cofinanciadas por los Fondos Feder de la UE.

Imprimir
Categoría:
  Tecnología
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.