Nuevas tecnologías: lo más leído del semestre en cuanto a seguridad alimentaria

Josep Martínez VicedoPor Josep Martínez Vicedo 1 año publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Nuevas tecnologías: lo más leído del semestre en cuanto a seguridad alimentaria

image_gallery-6El valor que la industria alimentaria da a la confianza del consumidor es enorme y sirve de acicate para localizar aquellas zonas que ofrecen un margen de mejora.  Enfocándonos en ellas tenemos la oportunidad de elevar aún más los niveles de seguridad alimentaria y para ello, el papel de la tecnología es fundamental. Los cerca de 800 especialistas en seguridad alimentaria de más de 50 países que se reunieron en el Congreso Internacional de la Global Food Safety Iniciative se mostraron de acuerdo con esta idea.

 

3 tecnologías que van a marcar el futuro de la seguridad alimentaria, conclusiones del GFSC2016 era el título del artículo en el que destacamos las tres palancas tecnológicas que según el GFSC2016 marcarán el futuro de la seguridad alimentaria. Entre ellas destacaban el análisis masivo de la información a partir de las TICs aplicadas a la gestión y utilización del Big Data, La genómica y metagenómica enfocadas al control microbiológico y la huella espectrométrica como ejemplo de tecnología capaz de garantizar la autenticidad de los productos y prevenir el fraude.

Tres tecnologías que son un buen exponente de los tres niveles paralelos (control, prevención y anticipación) que requiere la gestión de la seguridad alimentaria hoy en día. Sobre este aspecto  profundizamos en el artículo Seguridad alimentaria y tecnologías: Hacia dónde se orienta la innovación en prevención y control. El post, cuya lectura recomendamos, repasa un buen número de tecnologías aplicadas a la prevención y control de control de la seguridad alimentaria y centra su desarrollo en torno a dos grandes tipos de riesgos potenciales. Por un lado, los riesgos físico-químicos relativos a productos contaminantes como los ambientales, residuos tóxicos, sustancias prohibidas, etc. que pudieran permanecer en los alimentos y afectar a la salud del consumidor. Por otro lado, los relativos a riesgos biológicos y microorganismos patógenos. 

 

Tecnologías de control para la gestión de la seguridad alimentaria

En el artículo Cómo controlar los residuos veterinarios en alimentos de origen animal, 3 líneas de trabajo poníamos el foco en la reciente actividad legislativa de la UE respecto a los residuos veterinarios. De hecho, se trata de un riesgo físico-químico de gran vinculación para la empresa agroalimentaria.  La  espectrometría de masas, la microencapsulación y  los bacteriófagos para el control de patologías animales eran destacados como líneas de trabajo de valor en la tarea de reducir la aparición de este tipo de riesgos.

No obstante, aunque el control del riesgo físico-químico es de capital importancia para la seguridad alimentaria, no debemos olvidar que los datos históricos del RASFF afirman que  el 35% de las alertas registradas están relacionadas con microorganismos patógenos.

Un control microbiológico eficaz depende en gran manera de los 4 pasos para definir un plan de control de riesgos microbiológicos. Estos pasos nos van a permitir evaluar dichos riesgos en base a la probabilidad de aparición y desarrollo de microorganismos patógenos en los productos de alimentación, así como predisponer las medidas oportunas que eviten comprometer la seguridad del consumidor.

Una de estas medidas bien podría tratarse de los bacteriófagos aplicados al control de riesgos microbiológicos. Profundizamos respecto al potencial de esta tecnología en el artículo Seguridad alimentaria y bacteriófagos: Hacia dónde va la I+D orientada al control de patógenos.

 

Tecnologías preventivas, nuevos guardianes para la seguridad alimentaria

Como bien destacábamos en el mencionado artículo Seguridad alimentaria y tecnologías: Hacia dónde se orienta la innovación en prevención y control, la seguridad alimentaria no consiste únicamente en controlar las crisis, más bien debe enfocarse a que estas no se produzcan. En esta línea se conducen los esfuerzos del RASFF , organismo que como vimos en el artículo Análisis de la seguridad alimentaria en 2015: Lo que registró el RASFF y algunas cosas más alerta de las incidencias relativas a la seguridad, defensa y autenticidad de los alimentos. Según este análisis más del 90% de las notificaciones registradas son de carácter preventivo.

Destacables por ser los más leídos en relación a las nuevas tecnología para la prevención de la seguridad alimentaria encontramos los artículos:

Biosensores, ¿cómo ayudan al control microbiológico en superficies en contacto con alimentos? En él veíamos como estos dispositivos analíticos biotecnológicos son capaces de medir los parámetros  microbiológicos existentes en las superficies en contacto con los alimentos.

El artículo Huella espectrométrica, garantía de autenticidad y seguridad alimentaria se centraba en cómo la aplicación de distintas técnicas como la espectroscopía infrarroja y la espectroscopía de masas, entre otras, son la base de diferentes proyectos cuyo objetivo principal es garantizar la seguridad alimentaria frente a fraudes o contaminaciones alimentarias de distinta naturaleza, así como ingredientes potencialmente dañinos.

Como broche de oro el artículo  La combinación de tecnologías de conservación, ¿qué potencial tiene? recoge un análisis valorativo sobre el potencial de las nuevas tecnologías de conservación para la mejor salvaguarda de la seguridad de los alimentos y sus cualidades organolépticas.

 

La importancia de mantenerse al día sobre el aporte de la I+D+I a la seguridad alimentaria

Como hemos visto, la actividad innovadora en cuanto a las nuevas tecnologías aplicadas a la mejora de la seguridad alimentaria es muy intensa y son numerosos los avances que se consiguen en este campo. La industria alimentaria que pretenda seguir siendo competitiva y conservar la confianza del consumidor necesita mantenerse al día de todas estas novedades.

AINIA , en su papel de partner tecnológico, continua ofreciendo su ayuda a las empresas en el campo de la seguridad alimentaria e informado de los avances que se producen en la tecnología aplicada a este campo. Para ello, le invitamos a suscribirse a nuestro boletín Tecnoalimentalia donde seguiremos ofreciendo las últimas novedades al respecto. Además, buena parte de nuestra oferta formativa está enfocada a ofrecer a las empresas un conocimiento específico en innovación aplicada y que resumimos en nuestra web AINIAformación.  Buen ejemplo de esta actividad formativa son el  II Ciclo de Jornadas de Seguridad Alimentaria. Este ciclo dará comienzo en septiembre de 2016 y en el que le invitamos a participar

image_gallery56

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tecnología
este artículo fue compartido 0 veces
 000
Josep Martínez Vicedo
Acerca de

 Josep Martínez Vicedo

  (30 artículos)

Experto en Marketing Online, Inteligencia Competitiva y Desarrollo de Sistemas de Información. +17 años de experiencia

Contacte con Josep Martínez Vicedo

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.