foto de Roberto Ortuño
Roberto Ortuño / 16 Noviembre 2022

2022, el año de las toxinas naturales (Alcaloides tropánicos y pirrolizidínicos)

2022 ha sido el año de entrada en vigor de nuevos límites para contaminantes naturales, en concreto para alcaloides pirrolizidínicos y tropánicos. En el caso de los primeros los nuevos límites afectan a los productos puestos en el mercado a partir del 1 de julio de 2022, y del 1 de enero de 2022 en una parte importante de los segundos. Te contamos qué productos se ven afectados por la nueva regulación y más información sobre éstas toxinas naturales.

Los alcaloides de la pirrolicidina (PAs) son toxinas naturales, producto del metabolismo secundario de las plantas que los producen como mecanismo de defensa frente a herbívoros. Se han encontrado contenidos de PAs variables desde un nivel traza hasta un 19% del peso en seco de la planta. El contenido máximo permitido en los productos alimenticios con niveles significativos de alcaloides pirrolizidínicos se ha plasmado en el Reglamento (UE) 2020/2040, que como hemos comentado ha entrado en vigor en julio de este año.

Los alcaloides tropánicos son metabolitos secundarios que se producen naturalmente en las plantas de varias familias, especialmente del género Datura. Las semillas de Datura stramonium no pueden eliminarse con facilidad del sorgo, el mijo y el alforfón mediante selección y limpieza, por lo que estos tres cereales y sus productos derivados, así como los alimentos elaborados a base de cereales que los contienen, pueden presentar contaminación por alcaloides tropánicos. El Reglamento (UE) 2021/1408 ha actualizado las limitaciones en cuanto al contenido máximo de alcaloides tropánicos en alimentos

Así pues, la legislación europea regula la presencia de estas sustancias en los alimentos, por lo que su control se hace imprescindible para garantizar el cumplimiento legal y la seguridad alimentaria de los productos que pudieran contenerlos. Por ello en AINIA hemos incorporado estos análisis a la cartera de análisis acreditados.

¿Qué productos se ven afectados por la nueva regulación?

Para el caso de los alcaloides pirrolizidínicos, los productos afectados son:

  1. Tés e infusiones de hierbas
  2. Complementos alimenticios que contengan ingredientes de hierbas. Incluidos el polen y complementos a base de polen. En la miel como residuo.
  3. Borraja. Seca, fresca o congelada.
  4. Hierbas secas y especias. Especialmente el comino

Para los de la atropina o tropánicos:

  1. Mijo y sorgo no transformados
  2. Maíz no transformado
  3. Alforfón no transformado
  4. Maíz reventón, mijo, sorgo y maíz comercializados para el consumidor final
  5. Productos de la molienda del mijo, del sorgo y del maíz
  6. Alforfón comercializado para el consumidor final. Productos de la molienda del alforfón
  7. Infusiones de hierbas (producto desecado)
  8. Infusiones de semillas de anís (producto desecado)
  9. Infusiones de plantas (líquidas)

 los alcaloides pirrolizidínicos 

Alcaloide pirrolicidílico

Fig 1. Alcaloide pirrolicidílico. Ácido nécico

Hasta llegar al marco legal actual, la UE a través de los trabajos de EFSA ha dedicado una década para concretar estas limitaciones. Desde 2011, la Comisión Técnica Científica de Contaminantes de la Cadena Alimentaria (Contam) ha estudiado la situación sobre estos alcaloides viendo que podían actuar como carcinógenos genotóxicos en los seres humanos. Aunque en los primeros trabajos todavía no tenía datos suficientes sobre la presencia de alcaloides pirrolizidínicos en los alimentos para fijar de forma objetiva las limitaciones. Hasta 2016 se trabaja recopilando información y datos, llegándose a la conclusión de que la exposición a estos alcaloides constituye un riesgo potencial para la salud humana en los casos de alta exposición. La información disponible hizo que, en 2017 EFSA estableciera un nuevo punto de referencia de 237 μg/kg de peso corporal al día para evaluar los riesgos de carcinogénesis que presentan los alcaloides pirrolizidínicos. A finales del año 2020, se publicó el. Estos son los nuevos límites que se adoptan.

Tabla 1. Límites máximos permitidos de PA en alimentos

 

los alcaloides tropánicos

Alcaloide pirrolicidílico

Estructura química del tropano

 

Los alcaloides derivados del tropano son un grupo de 200 compuestos, únicamente la atropina y la escopolamina tienen importancia como contaminantes alimentarios, provocando efectos agudos conocidos como síndrome tóxico anticolinérgico.

En este caso se ha considerado el informe científico de EFSA de 2018 para fijar los contenidos máximos de estos alcaloides (atropina y escopolamina) en productos alimenticios que contengan una elevada concentración de ellos y que contribuyan significativamente a la exposición de la población, a saber, determinados cereales, productos derivados de ellos e infusiones de hierbas.

Como hemos comentado anteriormente el Reglamento (UE) 2021/1408 ha actualizado las limitaciones en cuanto al contenido máximo de alcaloides tropánicos en alimentos.

Alcaloides tropánicos

Tabla 2. Límites máximos permitidos de TA en alimentos

Como hemos indicado con anterioridad, ante la necesidad por parte de las empresas alimentarias de controlar estas sustancias, en AINIA hemos puesto a punto los métodos analíticos necesarios y hemos procedido a si acreditación.

foto de Roberto Ortuño

Roberto Ortuño (78 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

Roberto Ortuño
Responsable de Seguridad Alimentaria

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.