foto de Joaquín Espí
Joaquín Espí / 24 Febrero 2021

Desarrollo de estrategias innovadoras para el control de enfermedades del olivo

Primeros resultados del Grupo Operativo Salud Olivar

Aunque actualmente existen estrategias para la gestión de enfermedades del olivo, éstas suelen basarse en prácticas poco tecnificadas y en el uso de fitosanitarios de síntesis. Con los métodos de control y detección tradicionales no es posible detectar los síntomas iniciales de estas enfermedades del olivo por lo que, en la mayoría de los casos, cuando se detecta la enfermedad, ya es demasiado tarde. Por ello, la prevención, la detección temprana y el tratamiento de árboles ya contaminados mediante tecnologías innovadoras es clave. En este ámbito estamos trabajando en el grupo Operativo Salud Olivar. Te contamos los avances.

El Grupo Operativo Salud Olivar es un consorcio de empresas y centros de investigación que trabajan en el desarrollo de  una estrategia integrada de control de enfermedades que puedan mejorar los resultados económicos y la sostenibilidad del olivar español.

El olivo es uno de los cultivos leñosos más extendidos en el territorio nacional. España es el país de la Unión Europea con más cultivos de olivo con un 55% del total, distribuidos en alrededor de 4,6 millones de hectáreas. Sin embargo, su cultivo es complejo puesto que no alcanza la cima de su productividad hasta los 35 años de vida, siendo los primeros 7 años totalmente improductivos.

Por este motivo, según ha explicado Paloma Juárez, del Departamento de Biotecnología de AINIA: “Ciertas enfermedades que afectan al olivar, como la Verticilosis u otras emergentes como la causada por Xylella fastidiosa, se caracterizan por su virulencia y causan gran preocupación entre los agricultores. Estas enfermedades suponen un problema de gran importancia que el sector olivarero debe detener cuanto antes para evitar importantes pérdidas económicas.

Aunque actualmente existen estrategias para la gestión de enfermedades del olivo, éstas suelen basarse en prácticas poco tecnificadas y en el uso de fitosanitarios de síntesis. Con los métodos de control y detección tradicionales no es posible detectar los síntomas iniciales de estas enfermedades del olivo por lo que, en la mayoría de los casos, cuando se detecta la enfermedad, ya es demasiado tarde. “En este proyecto pretendemos desarrollar herramientas para la detección temprana de enfermedades que suponen una amenaza para el sector y buscar métodos alternativos basados en productos naturales para combatirlas” comenta José Manuel García-Madero, de la empresa DOMCA, Representante del Grupo Operativo. “Esta modernización de las prácticas de cultivo, repercutirá en toda la cadena de valor del olivo: desde el agricultor, pasando por el transformador de la industria oleícola o de aceitunas de mesa, hasta llegar al consumidor final; que podrá acceder a productos producidos de forma sostenible, libre de fitosanitarios químicos”, ha añadido Joaquín Espí, técnico del departamento de Biotecnología de AINIA.

Grupo Operativo Salud Olivar está

Prevención, detección temprana y tratamiento de árboles ya contaminados mediante tecnologías innovadoras

El Grupo Operativo Salud Olivar está abordando esta problemática desde tres vertientes distintas: la prevención, la detección temprana y el tratamiento de árboles ya contaminados.

Sistemas automatizados para la monitorización de cultivos y sistemas de biocontrol más sostenibles y naturales

Con este objetivo el proyecto aplica tecnologías innovadoras para la detección automática de síntomas mediante sistemas automatizados para la monitorización de cultivos y teledetección hiperespectral y térmica, junto con sistemas de biocontrol más sostenibles y naturales, que reducen el empleo de fitosanitarios químicos tradicionales para prevenir y controlar tanto enfermedades emergentes del olivo (como la Xylella fastidiosa o Síndrome del decaimiento rápido del olivo) como enfermedades endémicas (como la Verticilosis).

Europa se encuentra Actualmente en un momento claramente favorable al Biocontrol, no solo por ser una herramienta que permite abordar estrategias de control de plagas y enfermedades de una forma más respetuosa y sostenible, sino también por estar alineada con las políticas Europeas. La Comisión adoptó el pasado 20 de mayo 2020, junto con la “Estrategia de la Granja a la Mesa”, la “Estrategia de biodiversidad”, indicando la transición a un sistema alimentario sostenible, y estableciendo objetivos concretos para los próximos 10 años, entre los que se encuentran la reducción en un 50% del uso y riesgo de fitosanitarios químicos. Sin lugar a dudas, la detección temprana y monitorización de cultivos, ayudará a un empleo más racional de los químicos tradicionales, y a un uso más acertado de las herramientas de biocontrol” añade Estefanía Hinarejos, directora de la Asociación IBMA España.

Desarrollo de nuevos bioestimulantes para aumentar la resistencia del olivo

Además, también se están desarrollando nuevos bioestimulantes para aplicar a los cultivos y poder aumentar la resistencia del olivo al estrés o mejorar la calidad de la cosecha de aceitunas.

DOMCA, empresa granadina especializada en desarrollo de tecnologías y la comercialización de productos para la industria agroalimentaria, es la responsable de aportar soluciones basadas en extractos vegetales para el control de la Verticilosis, una enfermedad endémica del olivo producida por el hongo Verticillium dahliae. Para ello, en una primera etapa se realizan estudios in vitro en condiciones de laboratorio seleccionando los productos más eficaces. En una segunda etapa, la cooperativa agroalimentaria de segundo grado DCOOP, el mayor productor mundial de aceite de oliva y aceituna de mesa, será la encargada de evaluar y validar los nuevos desarrollos en condiciones reales de campo.

Además, el consorcio cuenta con la experiencia de Laboratorios NEVAL (Valencia), encargados de coordinar y supervisar las aplicaciones de los distintos productos, VISIONA IP (Madrid) e IBMA España, una asociación de ámbito internacional que agrupa a empresas dedicadas al control biológico y que es la responsable de la divulgación del proyecto.

Empleo de virus bacteriófagos para el control de la bacteria Xylella fastidiosa

Finalmente, desde AINIA apoyamos técnicamente las tareas de investigación del consorcio, aislando nuevas variantes salvajes del hongo Verticillium o desarrollando en colaboración con DOMCA soluciones basadas en el empleo de virus bacteriófagos para el control de la temida bacteria Xylella fastidiosa. “Aunque a día de hoy no tenemos la enfermedad en nuestro olivar, debemos adelantarnos a cualquier posible escenario. La bacteria ha afectado seriamente a Baleares y en la Comunidad Valenciana está dañando a cultivos de almendros, por eso debemos apresurarnos en el desarrollo de soluciones frente a Xylella”, afirma el doctor en microbiología Alberto Baños, de DOMCA.

Dada la situación actual que está viviendo el sector, los integrantes de este grupo operativo esperan que sus avances repercutan positivamente en toda la cadena de valor del olivo. “Confiamos en que salud olivar sea un ejemplo de compromiso con el progreso de la industria olivarera y mejore la productividad de las explotaciones españolas mediante el desarrollo de estrategias sostenibles que permitan productos de mayor calidad y mayor valor añadido” comenta la Dra. Silvia López-Feria, responsable de I+D+i de Grupo Dcoop.

En el primer período de ejecución del proyecto se ha realizado un diagnóstico de la incidencia de la Verticilosis en los campos de Dcoop, así como una caracterización de la microbiota presente en el suelo y cómo afecta la enfermedad a su composición a nivel microbiológico. Además, se han identificado microorganismos con capacidad antagonista frente al hongo causante de la enfermedad y se están desarrollando formulaciones que permitan su aplicación en campo como herramienta de prevención. En paralelo, se está trabajando en el desarrollo de una solución basada en proteínas recombinantes para el tratamiento de Xylella fastidiosa, como herramienta correctiva para el tratamiento de dicha enfermedad.

El Grupo Operativo Supraautonómico “Enfermedades y Plagas en Olivo: Desarrollo de soluciones para biocontrol (Salud Olivar)” está cofinanciado por la Unión Europea al 80% con cargo a FEADER y al 20% con cargo al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, siendo la autoridad de gestión encargada de la aplicación de la ayuda FEADER y su parte nacional correspondiente la Dirección General de Desarrollo Rural, Innovación y Formación Agroalimentaria (DGDRIFA). Importe total de la ayuda aprobado: 384.830,06 €.

Los organismos responsables del contenido de este artículo son los miembros beneficiarios del Grupo Operativo Salud Olivar.

Para conocer los objetivos, programas, iniciativas, financiación, noticias y publicaciones relativas al desarrollo rural de la UE, visita el sitio web de la Comisión Europea dedicado al Desarrollo Rural

 
foto de Joaquín Espí

Joaquín Espí (3 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

Joaquín Espí

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.