José María Ferrer / 14 Septiembre 2021

El etiquetado incorrecto, la principal causa de fraude alimentario en la UE

Recientemente se ha publicado el informe anual de 2020 de la Red de Fraude Alimentario y el Sistema de Cooperación y Asistencia Administrativa de la Unión Europea. El citado informe nos da una radiografía de la situación en cuanto al fraude alimentario en la UE, no obstante, como se indica en el propio documento no se recogen todos los incidentes sobre fraude alimentario en la Unión, se presentan los datos sobre las actividades de la Red de Fraude Alimentario. Comentamos en el artículo algunos de los aspectos más relevantes.

El primer dato que llama la atención en el informe es el considerable incremento respecto a 2019, el número de notificaciones en 2020 fue de 349, cuando en 2019 fueron 292, un incremento del 20 %. Las principales categorías de productos afectados han sido los aceites y grasas, pescado, productos cárnicos y también cuestiones relacionadas con alimentos para mascotas.

Podemos ver la evolución en los últimos años, en línea ascendente:

Entrando con más detalle en las notificaciones vinculadas a fraude alimentario, vemos que de las 349 mencionadas, 51 corresponden a la categoría de aceites y grasas, siendo el principal afectado el aceite de oliva en cuestiones ligadas a las características del aceite virgen extra y del aceite de oliva virgen.

En el caso del pescado y productos de la pesca (34), todavía sigue destacando el tema de los tratamientos ilegales con nitratos y nitritos. Aunque también se han observado otros temas relacionados con la adición de agua y de agentes de retención del agua en filetes de pescados congelados, por ejemplo, no declarando fosfatos.

Otras cuestiones que vale la pena resaltar, son las referidas a los incrementos de notificaciones respecto a la miel y jalea real (25) y los complementos alimenticios (22). En estos casos la mayor parte de las situaciones están directamente relacionadas con la venta online de complementos alimenticios con declaraciones de propiedades saludables sobre la prevención y el tratamiento del COVID-19.

¿Dónde se detectan los principales problemas?

Si lo consideramos desde el punto de vista de la casuística, el mayor porcentaje de problemas se generan por temas vinculados con un etiquetado incorrecto o confuso, hasta un 37 %. Otros problemas se presentan por cuestiones documentales (25 %), por actuaciones que afectan a la composición o formulación de los alimentos al reemplazar, diluir, adicionar o eliminar algún producto del mismo (21 %), por último, tenemos los tratamientos o procesos no aprobados (13 %) y las acciones ligadas a la infracción de los derechos de propiedad intelectual (4 %).

Desde el punto de vista geográfico la mayor parte de las solicitudes se han lanzado desde tres países: Alemania 84, Bélgica 60 y Francia 53, que representan algo más del 56 % de todas las planteadas.

RASFF y potenciales situaciones de fraude alimentario

Hemos de tener en cuenta que las situaciones recogidas en el informe no reflejan todos los fraudes alimentarios producidos en la UE, la Comisión es consciente de esta situación y por ello también analiza aquellos casos que están recogidos en el Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos (RASFF) pero no han sido categorizados como fraude alimentario.

La verificación de las distintas actuaciones del RASFF ha permitido identificar como potenciales acciones sospechosas de fraude alimentario 253 notificaciones de incumplimiento y 269 notificaciones, que inicialmente se han calificado por el sistema en otras categorías. En estos casos vemos que la categoría de frutas y vegetales es la que destaca por encima del resto y que más del 50 % de estos incidentes procedían de la propia UE.

La Comisión Europea es consciente del impacto que tiene el fraude alimentario en el sector y por ello continuará trabajando en la misma dirección para combatir y frenar el fraude alimentario.

Si necesitas un asesoramiento legal o técnico para prevenir los incidentes relacionados con el fraude alimentario, desde AINIA podemos ayudarte a través de nuestro equipo de especialistas en el ámbito jurídico alimentario y sobre prevención del fraude alimentario. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en LinkedIn.

José María Ferrer (361 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

Información básica sobre protección de datos

Responsable AINIA
Domicilio Calle Benjamín Franklin, 5 a 11, CP 46980 Paterna (Valencia)
Finalidad Atender, registrar y contactarle para resolver la solicitud que nos realice mediante este formulario de contacto
Legitimación Sus datos serán tratados solo con su consentimiento, al marcar la casilla mostrada en este formulario
Destinatarios Sus datos no serán cedidos a terceros
Derechos Tiene derecho a solicitarnos acceder a sus datos, corregirlos o eliminarlos, también puede solicitarnos limitar su tratamiento, oponerse a ello y a la portabilidad de sus datos, dirigiéndose a nuestra dirección postal o a privacy@ainia.es
Más info Dispone de más información en nuestra Política de Privacidad
DPD Si tiene dudas sobre como trataremos sus datos o quiere trasladar alguna sugerencia o queja, contacte al Delegado de protección de datos en info@businessadapter.es o en el Formulario de atención al interesado

Consiento el uso de mis datos personales para que atiendan mi solicitud, según lo establecido en su Política de Privacidad

Consiento el uso de mis datos para recibir información y comunicaciones comerciales de su entidad.

José María Ferrer
Responsable de Asuntos Regulatorios Alimentarios

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.