Sara Tena / 08 Julio 2020

Nuevos modelos de gestión de Residuos Sólidos Urbanos 

La Biorrefinería Urbana

El nuevo marco legislativo europeo sobre gestión de residuos introduce grandes retos para las entidades responsables de gestión de residuos, imponiendo objetivos de recogida separada de residuos orgánicos del 100% en 2023, y del 65% en cuanto a su reciclado y valorización para 2030. Como respuesta a este reto, el modelo de biorrefinería urbana se presenta como una nueva solución sostenible que permite obtener productos bio-basados y bioenergía a partir de la fracción orgánica de Residuos Sólidos Urbanos (RSU).

De la problemática de la gestión de RSU, y cómo se pueden desarrollar modelos de economía circular para su gestión y valorización a través de proyectos de I+D+i, se habló en el primer workshop virtual del proyecto UrbiofinURBIOFIN, bajo el título “Boosting circular economy in cities through models of municipal solid waste management. The Urbiofin biorefinery concept”, que se celebró el 16 de junio. Os contamos las principales conclusiones.

 

Imecal: “El residuo orgánico pasa a convertirse en recurso del que es posible obtener valor añadido”

El workshop contó con la introducción inicial de la coordinadora del proyecto, Caterina Coll, de Imecal, la cual se centró en la problemática generada por la creciente cantidad de RSU producidos anualmente, que se sitúa en 1,3 billones de toneladas (Bt) por año a nivel mundial y 250 millones de toneladas (Mt) en la Unión Europea. De las 251 Mt de RSU generadas en Europa, aproximadamente 100 Mt son residuos orgánicos, de los cuales actualmente solo se recogen de forma selectiva para su reciclado un 30%.

Partiendo de este escenario y con un enfoque y contenido dirigido fundamentalmente a profesionales tanto de entidades públicas, responsables de la gestión de RSU, como a empresas privadas de gestión de residuos, el workshop se estructuró en dos bloques diferenciados: • . Un primer bloque en el que se trató sobre aAspectos regulatorios y sobre los modelos actuales de gestión de RSU, • y, un segundo bloque en el que se presentó el mModelo de biorrefinería propuesto en el del proyecto Urbiofin.

1. Nuevo marco legislativo europeo sobre gestión de residuos El nuevo marco legislativo europeo sobre gestión de residuos, definido por la Directiva 2918/851/EU, introduce grandes retos para las entidades responsables de gestión de residuos, imponiendo objetivos de recogida separada de residuos orgánicos del 100% en 2023, y del 65% en cuanto a su reciclado y valorización para 2030.

Como respuesta a este reto, el modelo de biorrefinería urbana se presenta como una nueva solución sostenible que permite obtener productos bio-basados y bioenergía a partir de la fracción orgánica de RSU. Esto supone un cambio en el paradigma de la gestión de residuos, donde el residuo orgánico pasa a convertirse en recurso del que es posible obtener valor añadido.

La contribución de la Comisión Europea al desarrollo de una Economía Circular

La sesión virtual continuó con la presentación del Dr. Andrea Accorigi, Project Officer del Circular Economy and Bio-based Systems DG-RTD de la Comisión Europea. Andrea explicó la contribución de la Comisión Europea al desarrollo de una economía circular bio-basada mediante distintos mecanismos de soporte.

Desde 2015, se ha trabajado para incrementar la eficiencia de la gestión de biorresiduos y sus cadenas de valor a nivel local, mediante acciones dirigidas al desarrollo de nuevas tecnologías (incremento del TRL) con proyectos a escala piloto y a escala demostración. Entre ellos se encuentra el Proyecto Urbiofin, de escala demostración, financiado por la BBI-JU. Con el mismo objetivo, también se han desarrollado planes de acción para afrontar aspectos como barreras regulatorias, financieras y de desarrollo de proyectos.

Actualmente se está creando una nueva iniciativa, el ´Circular Regions and Cities Innitiative (CCRI)´ cuyo objetivo es seguir desarrollando la economía circular, incluyendo la bioeconomía, a nivel local. También dentro del nuevo European Green Deal Call se va a proponer una línea prioritaria tópico entorno a la innovación en bioeconomía circular a nivel local.

LiPOR: La estrategia para la gestión de RSU desarrollada en la región de Porto (Portugal)

Telmo Machado, de LIPOR I+D+I, explicó en su intervención la estrategia para la gestión de la fracción orgánica de RSU desarrollada en la región de Porto (Portugal). LIPOR es la entidad responsable de la gestión, recuperación y tratamiento de los residuos urbanos del área metropolitana de Porto, y está formada por la asociación de ocho municipios. La gestión actual de RSU consiste en la recogida separada de parte de los reciclables, en la que se incluye la fracción orgánica de RSU, y del resto que se gestiona como residuo mixto.

Actualmente solo el 33% de la fracción orgánica se recoge separadamente y se trata en una planta central de compostaje. El 67% restante se incluye en los residuos mixtos que se destinan a la generación de energía mediante incineración.

Con la obligatoriedad de recogida separada de la fracción orgánica a partir de 2023 impuesta por la UE, LIPOR está desarrollando una estrategia de gestión que incluye por una parte incrementar la recogida separada, y por otra, implementar medidas para reducir la cantidad generada en origen y para la gestión local por parte del consumidor. Esta estrategia requiere, por tanto, no solo del esfuerzo de la entidad gestora y los ayuntamientos, sino del esfuerzo e implicación de las empresas y consumidores que generan los residuos.

En este sentido, ya han implementado distintos proyectos, como por ejemplo trabajar con los restaurantes para reducir la cantidad de residuos de comida generados, trabajar con distintas entidades para facilitar la creación de huertos urbanos o la implementación de sistemas de compostaje local.

Por otra parte, LIPOR está desarrollando proyectos de I+D, en áreas como el testeo de plásticos biodegradables para determinar su compostabilidad real y transmitir este conocimiento al consumidor. En cuanto a la estrategia a largo plazo para la gestión de biorresiduos, LIPOR prevé un modelo combinado de digestión anaerobia y de biorrefinería, en el que ya está trabajando con otros colaboradores para la producción de biopláscticos y bioenergía a partir de biorresiduos

Retos que presenta la gestión de biorresiduos

La mesa redonda contó con la participación de Telmo Machado y también de José Maria de Biomasa Peninsular (BPE) y Caterina Coll de Imecal. En ella se comentaron los retos que presenta la gestión de biorresiduos, considerando su heterogeneidad, dificultad logística, operativa y de escala en su gestión. Por otra parte, se comentó cómo el contexto legislativo actual es favorable para el desarrollo de políticas, estrategias y proyectos de innovación dirigidos a solucionar los retos que presenta la gestión de biorresiduos. Sin embargo, existe un cierto retraso en el desarrollo de estándares de buenas prácticas y también existe una barrera importante en cuanto a la percepción del consumidor y su implicación en la cadena de gestión de biorresiduos.

Modelo de biorrefinería propuesto en el proyecto Urbiofin

En el segundo bloque del workshop, se presentó el proyecto Urbiofin con la intervención de distintos  socios del proyecto.

Urbiofin es un proyecto de demostración e innovación europeo cuyo objetivo principal es demostrar la viabilidad tecno-económica y medioambiental de la conversión de la fracción orgánica de RSU (FORSU) a productos bio-basados de alto valor industrial mediante un modelo de biorrefinería.

  • Módulo I de la biorrefinería: El Dr. Marcos Latorre de Imecal, explicó cómo a partir de FORSU (fracción orgánica de los RSU), es posible producir bioetanol y bioetileno. El biotileno es un monómero básico con múltiples aplicaciones industriales como la producción de plásticos, fibras y otros productos químicos.
  • Módulo II de la biorrefinería: El Dr. Juan Carlos López , de AINIA, presentó cómo mediante digestión anaerobia en dos fases de FORSU se producen por una parte ácidos grasos volátiles (AGVs) y por otra parte biogás. Los AGVs se procesan posteriormente para la obtención de polihidroxialcanoatos (PHAs) de cadena corta y media, a partir de los que se producirán bioplásticos y biofilms para distintas aplicaciones industriales y agrícolas.
  • Módulo III de la biorrefinería: Para finalizar, Victor Pérez de la Universidad de Valladolid, presento cómo partir del biogás y digerido del digestor anaerobio del modulo II, se produce biometano y biomasa de microalgas, mediante un proceso fotosintético. La biomasa de microalgas se procesa posteriormente para la obtención de biofertilizantes. Por otra parte, otra fracción de biogás se destina a la producción de PHAs mediante biorreacción con bacterias metanótrofas.

Así, la principal conclusión del workshop son las amplias posibilidades que ofrece el concepto de biorrefinería para valorizar FORSU, y se enfatizó en los beneficios medioambientales, sociales y económicos que puede aportar.

Si no pudiste asistir al workshop y estás interesado en alguno de los detalles que hemos resaltado anteriormente, ponte en contacto con nosotros.

 

Sara Tena (1 artículos)

Noticias
relacionadas

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

Sara Tena

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.