José María Ferrer / 25 Noviembre 2020

Legislación alimentaria y certificaciones sobre seguridad alimentaria

La legislación alimentaria y las normas voluntarias en las que se basan las distintas certificaciones aplicables en materia de seguridad alimentaria son áreas interrelacionadas, y aunque en ocasiones pueda parecerlo, no se trata de elementos opuestos, todo lo contrario, nos ofrecen distintas aproximaciones a la calidad y seguridad alimentaria. En este artículo compartimos algunas ideas sobre este tema.

El cumplimiento de la legislación alimentaria aplicable en materia de calidad y seguridad alimentaria es fundamental, aunque hoy en día tiene una importancia equiparable el mantenimiento de las certificaciones voluntarias (IFS, BRC, ISO 22000, etc.,) por parte de los operadores. Por un lado, tenemos una serie de obligaciones legales que se derivan de las disposiciones legales de obligado cumplimiento y por otra, las servidumbres a las que nos obliga el sector mediante la imperiosa necesidad por contar con las certificaciones o normas voluntarias que nos exigen nuestros clientes.

Obligación y voluntariedad en el ámbito de la seguridad alimentaria

Es importante la distinción entre los elementos obligatorios y los voluntarios en el ámbito de la regulación y normativa en materia de seguridad alimentaria. Quiero recordar que las normas, protocolos o certificaciones son elementos voluntarios que el operador alimentario asume como parte de su actividad y para responder, en la mayoría de los casos, a las exigencias de sus clientes. En la otra cara de la moneda, tenemos los elementos de obligado cumplimiento que se derivan de la legislación alimentaria y que todos los operadores han de respetar.

Por nuestra experiencia vemos en ocasiones que desde los departamentos de calidad y seguridad alimentaria de las industrias agroalimentarias se da más relevancia y preocupa mucho más, el posible riesgo a no lograr superar la auditoría de la certificación que corresponda en cada momento, que el cumplimiento de la legislación vigente.

Como decía al principio, se trata de considerar la integración entre la legislación alimentaria y las certificaciones en seguridad alimentaria. Es importante que lo veamos de forma conjunta dado que, en ocasiones, la adecuada respuesta ante una cuestión que surge en la auditoría anual para renovar la BRC o IFS, por ejemplo, dependerá de la adecuada interpretación de la legislación. Dicho de otro modo, la respuesta a una cuestión que nos plantea el auditor o auditora depende de como interpretemos la legislación y para ello, conviene contar con asesoramiento legal especializado que nos podrá sacar de esos apuros que surgen, precisamente, el día de la auditoría en la que nos jugamos la continuidad con esa certificación y por derivada, seguir trabajando con aquellos clientes que nos las exigen.

Conocer, aplicar e interpretar adecuadamente la legislación alimentaria

Teniendo en cuenta las distintas situaciones que se producen alrededor de la seguridad alimentaria y los elementos voluntarios u obligatorios que repercuten en el día a día de las industrias alimentarias es imprescindible un adecuado conocimiento, aplicación e interpretación de la legislación alimentaria.

Desde mi punto de vista es necesario que tomemos conciencia de que las obligaciones que asumimos ante peticiones o solicitudes de clientes no siempre están basadas en exigencias legales. En ocasiones estas solicitudes son más restrictivas que los propios requisitos legales, aunque se asumen en el marco de nuestras relaciones contractuales. Un ejemplo lo podemos observar con los requisitos que en ocasiones se plantean en relación con los límites máximos de residuos de plaguicidas en productos hortofrutícolas destinados a otros países de la UE (Alemania, Reino Unido, Francia, los Países Bajos, entre otras). En estos supuestos estamos ante las exigencias de grandes cadenas de distribución de alimentos de estos países que trabajan con certificaciones privadas como QS, IFS, Global GAP, BRC o la ISO 22000.

Un ejemplo, “QS” (Qualität Sicherheit) en Alemania

Un ejemplo concreto lo vemos en Alemania, donde se han impuesto certificaciones como la “QS (Qualität Sicherheit) en materia de calidad para la elaboración, transformación y comercialización de productos alimenticios frescos, entre los que se contemplan los hortofrutícolas.

Las exigencias de la “QS” se centran en las cuestiones vinculadas con los límites máximos de residuos de plaguicidas, siendo esta certificación una de las que aplica estándares más exigentes, y por ello es importante que tengamos clara la distinción entre cuestiones legales sobre los límites de residuos de plaguicidas y las derivadas de las normas voluntarias o certificaciones como la “QS”.

Desde el punto de vista de la legislación alimentaria hay que remitirse a lo determinado en el Reglamento 396/2005 que establece los LMR’s para los productos alimenticios. Ahora, cuando se trata de aplicar estas certificaciones, se hace referencia al porcentaje sobre el LMR o la suma de porcentajes de los LMR o en términos similares de los ARfD y, por último, de un número máximo de sustancias activas. Estos elementos tienen un carácter voluntario desde el punto de vista legal, eso sí en el momento que como operador alimentario consideramos necesario certificarnos en alguna de estas normas quedaremos obligados.

Estas certificaciones privadas no están siempre en posesión de la verdad absoluta a la hora de interpretar la legislación alimentaria y por ello es conveniente contar con asesoramiento especializado, tanto desde el punto de vista legal, como desde el punto de vista analítico. Tanto para productores, centrales de operadores logísticos, manipuladores y distribuidores contar con un agente asesor especializado que pueda garantizar el cumplimiento de la seguridad alimentaria tanto desde el punto de vista legal, recomendaciones técnicas, análisis y procesos es crucial a la hora la toma de decisiones.

Si necesita un asesoramiento legal o técnico en temas relacionados con la legislación alimentaria y su aplicación en el ámbito de las certificaciones sobre seguridad alimentaria, en AINIA contamos con un equipo multidisciplinar que podrá ayudarte en el cumplimiento de las obligaciones legales, mantenimiento de las certificaciones o su implantación. También puede comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en LinkedIn

José María Ferrer (361 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

Información básica sobre protección de datos

Responsable AINIA
Domicilio Calle Benjamín Franklin, 5 a 11, CP 46980 Paterna (Valencia)
Finalidad Atender, registrar y contactarle para resolver la solicitud que nos realice mediante este formulario de contacto
Legitimación Sus datos serán tratados solo con su consentimiento, al marcar la casilla mostrada en este formulario
Destinatarios Sus datos no serán cedidos a terceros
Derechos Tiene derecho a solicitarnos acceder a sus datos, corregirlos o eliminarlos, también puede solicitarnos limitar su tratamiento, oponerse a ello y a la portabilidad de sus datos, dirigiéndose a nuestra dirección postal o a privacy@ainia.es
Más info Dispone de más información en nuestra Política de Privacidad
DPD Si tiene dudas sobre como trataremos sus datos o quiere trasladar alguna sugerencia o queja, contacte al Delegado de protección de datos en info@businessadapter.es o en el Formulario de atención al interesado

Consiento el uso de mis datos personales para que atiendan mi solicitud, según lo establecido en su Política de Privacidad

Consiento el uso de mis datos para recibir información y comunicaciones comerciales de su entidad.

José María Ferrer
Responsable de Asuntos Regulatorios Alimentarios

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.