foto de Alba Gozalbes
Alba Gozalbes / 23 Noviembre 2022

Se buscan nuevas fuentes de proteína para satisfacer las necesidades de los consumidores

La previsión del relevante incremento de la población mundial para 2050 evidencia un aumento proporcional en el consumo de alimentos, traduciéndose esto en un ascenso del 40% en la demanda de productos cárnicos en los próximos 20 años. Proporcionar la proteína necesaria para casi 10 millones de personas requiere, tal y como indica la FAO, de una transformación en la producción, procesado, comercialización y consumo de los alimentos actual, de lo que toman cada vez más conciencia las empresas del sector. Por ello, son numerosas las iniciativas que están emergiendo para la obtención de proteínas alternativas y ecosistemas plant-based que las impulsen. Os contamos algunas de ellas.

A fin de garantizar una alimentación tan nutritiva como sostenible, se buscan nuevas fuentes de proteína que ayuden a satisfacer las necesidades de los consumidores. El auge de las proteínas vegetales responde no solo a cuestiones de sostenibilidad, sino también a un mayor interés por los productos saludables y libres de ciertos alérgenos; derivando todo ello en la adopción de dietas veganas, vegetarianas o flexitarianas. No obstante, es en los consumidores omnívoros donde la industria sitúa su foco, pues pretende mediante la oferta de alternativas plant based que imiten la experiencia de los productos de origen animal, guiarles hacia una reducción de carne o pescado en su dieta.

Fuentes de proteínas alternativas: Guisantes, garbanzos, lentejas, habas..

En este sentido, la industria alimentaria dedica esfuerzos para ofrecer nuevos ingredientes, tecnologías y productos capaces de simular las propiedades sensoriales y tecnológicas de los alimentos de origen animal. Entre las fuentes proteicas vegetales más empleadas con este objetivo, destaca la soja. Sin embargo, debido a los problemas de alergenicidad y dependencia del mercado exterior que conlleva dicha legumbre, se indaga cada vez más en otras fuentes de proteínas alternativas como es por ejemplo el guisante, cuyo uso también está muy extendido actualmente; el garbanzo, la lenteja, el haba, etc.

Hoy en día, son muchas las proteínas contempladas como potenciales ingredientes para el desarrollo de análogos cárnicos y de pescado y poco el conocimiento sobre su comportamiento dentro de las distintas matrices alimentarias, los procesos involucrados y las interacciones entre sus distintos componentes. Un aspecto clave para el crecimiento de estos sectores plant based es por ello, llegar a conocer no sólo las propiedades nutricionales de dichos ingredientes vegetales si no también sus propiedades tecnológicas y funcionales.

Base de datos de ingredientes proteicos para la generación de nuevas estructuras análogas a los alimentos de origen animal

En AINIA, gracias a los fondos PROMECE del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) estamos desarrollado bases de datos de ingredientes proteicos, entre otros, las cuales permiten valorar la potencial aplicabilidad de dichos ingredientes en la generación de nuevas estructuras análogas a los alimentos de origen animal.

Resultados de este trabajo se reflejan por ejemplo en el marco del proyecto Ext4Veg, cofinanciado con fondos FEDER y apoyado por el IVACE, dedicado a la investigación tecnológica para la generación de nuevas alternativas vegetales a la carne y al pescado mediante la tecnología de extrusión.

Iniciativas para crear ecosistemas plant-based en España

A nivel nacional están emergiendo iniciativas como la de Vegetales (Asociación Española de Productores de Alimentos y Bebidas Vegetales) necesarias para crear ecosistemas entre empresas y expertos técnicos, y la industria y las organizaciones públicas. Sin duda clave para impulsar y hacer crecer todavía más a un sector ya muy presente en España y a nivel mundial.

Desde AINIA, apoyamos este tipo de iniciativas y, muestra de ello, es nuestra participación en el “Encuentro Vegetales, la cita del ecosistema plant-based en España” organizada por esta asociación en la que hemos dialogado sobre la innovación e I+D que debe tener el sector para dar respuesta a los grandes retos de los productos plant-based: su aporte nutricional complementario a la proteína animal, la mayor disponibilidad de materia prima a precio competitivo y la mejora organoléptica de los productos.

vegetales

Desde AINIA estamos aportando y ayudando a la industria alimentaria y la cadena de valor alimentaria, a través de la innovación tecnológica, a crear soluciones innovadoras para una vida más sana y un planeta sostenible.

 

logo ivace feder 2022

foto de Alba Gozalbes

Alba Gozalbes (1 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

Alba Gozalbes

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.