José María Ferrer / 13 Abril 2022

Nutrición sostenible para suelos agrarios, buscando un marco general básico

La futura legislación sobre nutrición sostenible para los suelos agrarios es objeto de consulta pública hasta el próximo 5 de mayo de 2022, tenemos a nuestra disposición el Proyecto de Real Decreto por el que se establecen normas para la nutrición sostenible en los suelos agrarios para conocer mejor que plantea el legislador en esta materia.

El planteamiento legislativo que se está desarrollando quiere hacer compatibles las medidas para disminuir el impacto ambiental al utilizar fertilizantes y otros nutrientes en los cultivos con lo que propone la Estrategia "De la granja a la mesa" para diseñar un sistema alimentario justo, saludable y respetuoso con el medio ambiente. En este caso las dos líneas se encuentran, ya que se trata de lograr una sostenibilidad en el empleo de estos elementos sin que ello conlleve la perdida de fertilidad del suelo.

La regulación existente nos da una imagen dispersa en lo concerniente a los nutrientes empleados para la agricultura y hace necesario que se apruebe una norma que establezca un marco general básico, para lograr reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y otros gases contaminantes, en especial el amoniaco, evitar la contaminación de las aguas, tanto superficiales como subterráneas, preservar y mejorar las propiedades biológicas de los suelos agrarios, potenciando su manejo como “suelos vivos”, evitar la acumulación de metales pesados y otros contaminantes en los suelos agrarios, y preservar la biodiversidad ligada a los suelos agrarios.

Además de determinar las normas básicas para fertilizar racionalmente los cultivos, se establecen unas buenas prácticas agrícolas mínimas para aplicar los nutrientes y se crea el registro general de fabricantes y otros agentes económicos de productos fertilizantes.

Así, de acuerdo con los principios de necesidad y eficacia, se justifica esta norma en la necesidad de establecer un marco adecuado para el aporte de nutrientes a los suelos agrarios, que controle y minimice los riesgos en el medio ambiente o la salud, o en la propia producción agraria derivados del mismo, y completar la implementación de la normativa de la Unión Europea en España. Se cumple el principio de proporcionalidad y la regulación se limita al mínimo imprescindible para controlar dichos riesgos.

¿Qué propone la nueva legislación?

La propuesta que ahora se somete a consulta pública pretende un enfoque holístico en el que todos los aspectos se consideren y contribuya a la economía circular alineada con el Pacto Verde. Para ellos se toman en consideración todas las fuentes de aporte de nutrientes y en consecuencia todos los nutrientes que cada fuente aporta.

Se trata de dar un enfoque más sistematizado para lograr la nutrición sostenible de los suelos, para ello es imprescindible contar con la adecuada planificación, evaluación de resultados, medidas para mitigar las emisiones y también el control de los contaminantes que pueden estar presentes en los materiales empleados.

Hay que destacar como objetivos primordiales los siguientes:

  • Gestión sostenible de la nutrición de los cultivos
  • Incrementar de forma sostenible la producción agroalimentaria
  • Mantener la materia orgánica de los suelos agrarios
  • Reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y lucha contra el cambio climático
  • Reducción de emisiones de otros gases contaminantes, en especial el amoniaco
  • Evitar la contaminación de las aguas
  • Preservar y mejorar las propiedades biológicas de los suelos agrarios, potenciando su manejo como “suelos vivos”
  • Evitar la acumulación de metales pesados y otros contaminantes en los suelos agrarios

Para que los agricultores que han de aplicar los nutrientes a sus cultivos cuente con un soporte especializado se incorpora en el proyecto la figura del Asesor en fertilización: “cualquier persona que haya adquirido unos conocimientos adecuados y asesore sobre el abonado y el uso sostenible de los diferentes productos y materiales incluidos en el presente real decreto, a título profesional, incluidos los servicios autónomos privados y de asesoramiento públicos y esté en posesión de la titulación habilitante para ejercer dicha actividad”. El legislador quiere presentar un enfoque integrador en el que se alcancen los objetivos primordiales y todos los operadores cuenten con las herramientas necesarias para conseguir la nutrición sostenible de los suelos.

Por último, hay que tener en cuenta que en el proyecto se prevé la aplicación para 2025, aunque el sector agrícola preferiría que ese período sea algo más largo. Entendemos que este punto todavía es susceptible de ser modificado tras la consulta pública y posterior tramitación del proyecto de real decreto.

Desde AINIA seguimos atentos a la evolución de cualquier novedad legislativa en el ámbito de los contaminantes en los productos alimenticios. Si necesitas un asesoramiento legal, desde AINIA podemos ayudarte a través de nuestro equipo de especialistas en el ámbito jurídico alimentario o de nuestro equipo de especialistas técnicos. También puedes comentar este artículo en el grupo de legislación alimentaria en LinkedIn

José María Ferrer (309 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

José María Ferrer
Jefe Departamento de Derecho Alimentario

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.