La comida preparada española se dirige hacia la salud y lo práctico

Por Redacción AINIA 8 años publicado
Home  /  Noticias  /  Alimentación saludable  /  La comida preparada española se dirige hacia la salud y lo práctico
ensalada

 

seminarios_ainia_easyfairs

 La comida preparada se impone como consumo. Según los últimos datos, en España se consumen alrededor de 500 millones de kilogramos al año. En los últimos 20 años, su consumo ha aumentado en un 350 %. De ellos, un 90 % se consumen en el hogar y un 10 % en el canal de restauración. En este sentido, la restauración en España está incorporando cada vez más la denominada “cocina de ensamblaje” basada en el concepto de preparar los platos a partir de productos pre-elaborados, siendo los productos IV y V gama dos excelentes candidatos. Verduras listas para brasear, fruta preparada, fondos de pescado, salsas, entre otras, son posibilidades que el canal Horeca comienza a utilizar con frecuencia.

 

La razón es muy sencilla, según apunta José Enrique Carreres, Jefe del departamento de Nuevos Productos de ainia “La introducción de platos preparados en el sector de hostelería, restauración y catering supone una serie de ventajas, como: la reducción de manipulación y tiempos de elaboración; un mayor control y reducción de mermas; un menor requerimiento de equipamiento; garantías de un producto de calidad estable o la mejora de las condiciones sanitarias, entre otras”.
A su vez, añade que “debido a que el mercado actual está claramente marcado por exigencias de una alimentación saludable, los esfuerzos tecnológicos se encaminan a lograr una mejora nutricional de estos productos, sobre todo, al ajuste del contenido en grasas y sal, tal y como recomienda la estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS) desde el Ministerio de Sanidad y Consumo”.
 
ainia mejora nutricionalmente platos preparados a través del ajuste del contenido de sal y grasas de los productos.
En este sentido, está desarrollando estrategias para la mejora de los platos preparados bajos en grasa y sal, tanto desde un punto de vista nutricional como desde un punto de vista sensorial.
 
José Enrique Carreres, Jefe del departamento de Nuevos Productos de ainia, explica que para “la obtención de productos bajos en sal, empleamos diferentes estrategias. Una de ellas es el empleo de compuestos como los lactatos que sustituyen parcialmente la sal del producto. Otra estrategia es la utilización de potenciadores de sabor como los extractos de levaduras, que actúan activando receptores gustativos en la boca, ayudando a compensar la reducción de sal en los alimentos”.
 
En cuanto a la reducción de grasas, Carreres desvela que la dificultad reside en conseguir que el producto continúe siendo atractivo al consumidor. Para ello, los ingredientes sustitutivos de la grasa deben aportar una textura semejante a la que proporcionaba la grasa eliminada. En este sentido, se está innovando con diferentes tipologías de sustitutos de grasa, como son el empleo de proteínas vegetales, carbohidratos y aceites vegetales.
 
La comida preparada se impone como modo de consumo.
Según datos del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, el consumo en nuestro país es de 500 millones de kilos al año, lo que supone un gasto de 1.800 millones de euros anuales. Mientras que un 90 % del consumo de estos productos se produce en el hogar, el 10 % restante se realiza en hostelería y restauración.
Aunque en los primeros años de implantación comercial de los platos preparados, su consumo per cápita se situaba en torno a los 3 kg por persona y año, se ha producido un importante crecimiento en los últimos años alcanzando niveles de 10 kg por persona y año.  
Así, a pesar de que el consumo total de alimentos en España ha crecido un 13 % en los últimos 20 años, el consumo de platos preparados se ha incrementado en un 350 % poniendo de manifiesto la gran aceptación de este tipo de productos, tanto en el hogar como en el canal Horeca.
 
Productos IV y V gama.
Los platos preparados relativos a la IV gama son frutas y hortalizas listas para consumir, que han sido ligeramente tratadas y envasadas en una atmósfera adecuada. Así permiten un consumo más práctico, con las mismas propiedades.
Lo último en productos preparados se dirige a los productos V gama, son productos tratados por calor, listos para consumir, que se comercializan refrigerados, necesitando sólo un calentamiento previo para su consumo, bien en horno microondas o bien en horno convencional.  
 
Restauración Moderna, una cita para los profesionales de la Alimentación Urbana, Colectividades, Catering y Vending. Tendrá lugar en IFEMA los días 16 y 17 de febrero. En el marco de la misma, ainia organiza una jornada abierta al público sobre tecnologías y tendencias para el sector del catering. Será el próximo miércoles, 16 de febrero.
 
Para más información sobre la jornada: Pincha aquí
Si quieres asistir envíanos un e-mail a: comunicacion@ainia.es
 
Foto de Marcelo Trad en Flickr
Imprimir
Categorías:
  Alimentación saludable, Noticias
este artículo fue compartido 0 veces
 000