Internacionalización de la actividad agroalimentaria y los principales aspectos legales

José María FerrerPor José María Ferrer 6 días publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Formación especializada  /  Internacionalización de la actividad agroalimentaria y los principales aspectos legales

Las actividades de comercio internacional agroalimentario fluyen en dos direcciones, por un lado, tenemos la exportación y, por otro, la importación de materias primas o productos que van a ser comercializados en la España y la UE. En el artículo abordamos aspectos vinculados a la incidencia de la legislación alimentaria en la entrada de productos agroalimentarios procedentes de fuera de la UE y avanzamos los aspectos que explicaremos en la próxima jornada que, bajo el título: «Normas y certificaciones en comercio internacional: El sector agroalimentario» impartiremos en la Cámara de Comercio de Valencia, el próximo 21 de mayo.

Elementos regulatorios en la actividad internacional del sector agroalimentario

Los elementos regulatorios que debemos considerar en la adquisición de materias primas o productos elaborados procedentes de países ajenos a la UE como punto de partida son los mismos que consideramos cuando producimos nuestros alimentos. Ahora bien, conviene extremar la atención en algunas cuestiones que, en caso de no hacerlo, podrían dar lugar a problemas en relación con esos productos.

Citamos tres ejemplos que considero relevantes en el control de estos productos para evitar que esos incumplimientos legislativos puedan paralizar nuestra actividad productiva o generarnos sobrecostes, al tener que destruir mercancía o que las materias primas tarden más tiempo del esperado en llegar a nuestras instalaciones.

Etiquetado, se trata de un elemento clásico a la hora de generar problemas con productos procedentes de fuera de la Unión Europea. En este punto debemos ser conscientes de las obligaciones en materia de etiquetado e información al consumidor que han de respetar los productos en su ingreso en la UE. Es muy importante que especifiquemos de forma clara y concreta a nuestros proveedores de los elementos obligatorios que marca el Reglamento 1169/2011.

Si fijamos con claridad estos requisitos en las condiciones que ha de cumplir nuestro suministrador evitaremos problemas con el alimento en su entrada en la UE. Estos problemas pueden venir motivados por una cuestión idiomática o por la estructura de la información que se aporta, dado que los requisitos exigidos para el etiquetado en la UE no son los mismos que para otros países.

Aditivos, forman parte de la mayoría de los alimentos procesados, e incluso de algunos sin procesar. Las medidas preventivas que debemos tomar se basan en un cumplimiento exhaustivo del Reglamento 1333/2008 en cuanto a los aditivos que pueden utilizarse en cada alimento en la UE.

Es cierto que el punto de partida de la regulación sobre el uso de aditivos en todo el mundo se fundamenta en la regulación planteada en el Codex Alimentarius no obstante en cada país u organización supranacional cuentan con legislación específica en esta materia. Por tanto, nos podemos encontrar con una objeción a la entrada del producto basada en la presencia de un aditivo no permitido en la UE, es algo que con frecuencia podemos ver en las notificaciones y rechazos que genera el RASFF.

¿Qué debemos hacer?, es necesario que le indiquemos a nuestro proveedor los límites de empleo de los aditivos de acuerdo con el Reglamento 1333/2008 para evitar posibles rechazos del producto en las fronteras de la UE.

Controles oficiales de las importaciones de determinados piensos y alimentos de origen no animal (Reglamento 669/2009), en este punto es relevante que tengamos en cuenta la procedencia exacta de los alimentos que vamos a incorporar en nuestro proceso productivo.

La UE establece criterios generales en materia de seguridad alimentaria para todos los productos procedentes de terceros países. No obstante, en algunos casos y considerando criterios como:

  • Datos de las notificaciones recibidas a través del RASFF
  • Informes y datos resultantes de las actividades de la Oficina Alimentaria y Veterinaria
  • Informes y datos recibidos de terceros países
  • Información intercambiada entre la Comisión, los Estados miembros y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria

Se plantea una mayor intensidad en los controles, por tanto, es importante que tengamos presente si trabajos con los países que figuran en el Reglamento 669/2009 que serán sometidos a mayores controles y esto puede repercutir en nuestra actividad.

Normas de calidad internacionales, ¿elemento obligatorio o voluntario?

La actividad internacional está marcada por las normas o certificaciones de ámbito global, tales como la BRC, IFS o ISO 22000 entre otras. Estas certificaciones son exigidas de forma habitual como un requisito sine qua non, por ellos es importante recalcar que se trata de sistemas de carácter voluntario y que no son disposiciones legalmente exigibles.

Además de las certificaciones mencionadas, también nos podemos encontrar con otro tipo de requisitos en función de los grupos de población, desde alimentos para vegetarianos, pasando por los productos certificados como “Halal” o “Kosher”.

En todos los casos estamos ante exigencias que nos impone el mercado y que no han sido establecidas por la legislación vigente, es importante que tengamos presente ese matiz para gestionar estos elementos en relación con nuestras actividades internacionales.

Alimentos de Terceros Países, ¿cómo gestionar su comercialización en la UE?

Otro aspecto en el confluyen las cuestiones legislativas con los productos originarios de terceros países es el de la regulación sobre nuevos alimentos y el tratamiento que da a los alimentos tradicionales procedentes de terceros países en el Reglamento 2283/2015. Consideramos que este punto de es de especial importancia para la introducción de esos nuevos productos en la UE, ya sea por parte de los propios productores de los mismos o de las industrias de la UE que los incorporen a nuestro mercado.

Se trata de una situación que cada vez se está dando con mayor frecuencia y que la legislación ha contemplado con unas condiciones más sencillas que las de los procedimientos ordinarios que se establecen para la aprobación de nuevos alimentos en la UE a través del Reglamento 2283/2015.

El próximo 21 de mayo de 2019 tendremos oportunidad de conversar sobre estas cuestiones en la jornada «Normas y certificaciones en comercio internacional: El sector agroalimentario» en la Cámara de Comercio de Valencia.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas con las actividades relacionadas con el comercio internacional de productos alimenticios. También puede sumarse a nuestro grupo de legislación alimentaria en Linkedin.

Imprimir
Categoría:
  Formación especializada
este artículo fue compartido 0 veces
 000
José María Ferrer
Acerca de

 José María Ferrer

  (160 artículos)

Jefe del dpto. de Legislación alimentaria de ainia

Contacte con José María Ferrer