Etiquetado e información al consumidor, la evolución del Reglamento 1169/2011

José María FerrerPor José María Ferrer 2 semanas publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Legislación alimentaria  /  Etiquetado e información al consumidor, la evolución del Reglamento 1169/2011

Las cuestiones vinculadas con el etiquetado y la información al consumidor de productos alimenticios son fuente de constante actualidad, tanto por las demandas sociales de más información sobre los alimentos, como por la evolución del Reglamento 1169/2011 a la hora de legislar otros aspectos o elementos directamente relacionados con el etiquetado de los alimentos. En el artículo reflexionamos sobre estas cuestiones relacionadas con la publicidad y la información al consumidor en los alimentos.

Origen de los ingredientes

Recientemente ha comenzado a aplicarse el Real Decreto 1181/2018 que establece distintas obligaciones relativas al origen de leche que se incorpora a los alimentos, se trata de la última medida aprobada, pero todavía veremos más medidas.

La miel parece que va a ser el siguiente ingrediente para el que se va a actualizar la legislación de forma que se puede conocer mejor el origen y su procedencia. En este momento estamos a la espera de la aprobación del proyecto de real decreto para revisar estas cuestiones. No obstante, debemos ver si se modifica lo previsto, dado que el retorno por parte del sector ante la propuesta parece que no ha sido demasiado positivo.

Alimentos para vegetarianos y su etiquetado

Otra iniciativa actualmente en marcha es la que se ha promovido para tratar de regular el etiquetado de los productos destinados a los vegetarianos. Se trata de una acción en el ámbito de la Unión Europea denominada Iniciativa ciudadana europea sobre etiquetado para vegetarianos. El objetivo pretendido es lograr que para grupos de población con dietas vegetarianas se disponga de un etiquetado obligatorio que informe sobre si los productos que consumen son aptos o no para los vegetarianos.

Bebidas alcohólicas, desarrollo del etiquetado obligatorio

En el caso de las bebidas alcohólicas, siguiendo con el planteamiento derivado del Reglamento 1169/2011 estamos a la espera de ver si fructifica el sistema de autorregulación que se propone desde el sector y que la Comisión contempla.

La incorporación en las bebidas alcohólicas de la lista de ingredientes y la información nutricional es un primer paso para facilitar desarrollar el etiquetado de estos productos. En estos momentos estamos a la espera de que las iniciativas de autorregulación de la industria sean evaluadas por la Comisión y dependiendo del resultado sigan adelante o se contemplen otras alternativas para desarrollar la legislación en materia de información al consumidor.

Reflexiones para un desarrollo sostenible de la información al consumidor

Si leemos la prensa especializada del sector agroalimentario vemos que cada vez más se promueven medidas para aportar más información sobre los alimentos que se comercializan. Esta situación en sí es positiva, ahora bien, debemos tener en cuenta que todas las actuaciones que vayan a desarrollar o complementar la información que se transmite han de respetar los criterios básicos que emanan del Reglamento 1169/2011:

  • No se inducirá a error al consumidor,
  • La información voluntaria no será ambigua ni confusa para los consumidores, y
  • Los datos aportados se basarán, según proceda, en los datos científicos pertinentes.

Además de considerar los criterios básicos, desde mi punto de vista todas las posibles revisiones de la legislación aplicable en materia de etiquetado e información al consumidor deben contar con un diagnóstico previo en el que sopese la oportunidad y efectos, tanto positivos como negativos que pueden estos cambios.

No descubro nada nuevo al indicar que en muchas ocasiones los consumidores, la sociedad en general, demandan más información sobre los productos alimenticios que consumen, aunque después cuando se verifica si las medidas implantadas han tenido éxito, los resultados evidencian que los consumidores no están consultando esa información ampliada.

Por tanto, antes de incorporar o solicitar más cambios, conviene reflexionar sobre algunas cuestiones:

  • ¿El concepto o elemento adicional, ha sido definido legalmente en el ámbito del Derecho Alimentario?
  • ¿Un consumidor medio comprenderá la información adicional que se incorpora en el etiquetado o por el contrario puede llegar interpretarla de forma confusa?
  • ¿La medida planteada, puede ser una forma de proteccionismo o nacionalismo alimentario?

Estas son algunas cuestiones que tenemos que plantearnos todos los agentes de la cadena agroalimentaria, desde la producción primaria hasta el consumidor, pasando por las autoridades competentes. Es muy importante que consideremos el alcance que tendrán esas medidas en todos los ámbitos y niveles afectados al generar nuevas obligaciones en materia de etiquetado e información al consumidor.

Ahora que estamos en un momento de reflexión sobre si en España podrá funcionar el sistema voluntario Nutri-Score que en otros países como Francia ya está en marcha, estas cuestiones deberían planteárselas todos los agentes implicados a la hora de fijar estos sistemas de información voluntaria.

Imprimir
Categoría:
  Legislación alimentaria
este artículo fue compartido 0 veces
 000
José María Ferrer
Acerca de

 José María Ferrer

  (144 artículos)

Jefe del dpto. de Legislación alimentaria de ainia

Contacte con José María Ferrer