Fraude y Derecho Alimentario. ¿Qué va a pasar en 2019?

José María FerrerPor José María Ferrer 3 meses publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Legislación alimentaria  /  Fraude y Derecho Alimentario. ¿Qué va a pasar en 2019?
fraude-alimentario2

El fraude alimentario es una preocupación constante para todos los agentes de la cadena alimentaria, desde la industria hasta los consumidores, pasando por las autoridades competentes en la materia. En 2019 la Unión Europea seguirá desarrollando actuaciones para luchar contra el fraude. Avanzamos algunas de las iniciativas que vienen.

Un buen ejemplo será la aplicación del «Reglamento (UE) 2017/625 del Parlamento Europeo y del Consejo de 15 de marzo de 2017 relativo a los controles y otras actividades oficiales realizados para garantizar la aplicación de la legislación sobre alimentos y piensos…», que entre otros aspectos hace mención expresa en su artículo 90 a la aplicación de los artículos 88 y 89 con el objeto de establecer « los mecanismos y disposiciones técnicas para garantizar la expedición de certificados oficiales exactos y fiables y prevenir el riesgo de fraude».

Pero no sólo es una cuestión de la Unión Europea, recientemente se presentó una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados con la intención de proponer medidas para luchar contra el fraude. Comentamos algunos aspectos vinculados con las iniciativas anti-fraude alimentario en el artículo.

Centro de Conocimiento sobre el Fraude Alimentario y la Calidad de los Alimentos

Además de lo indicado en el Reglamento 625/2017, debemos tener en cuenta que en 2018 ha visto la luz el Centro de Conocimiento para potenciar la calidad de los alimentos y la lucha contra el fraude alimentario, que en los próximos años dará cobertura a todas las cuestiones que surgen alrededor de la calidad de los alimentos y las prácticas alimentarias fraudulentas.

Las actividades a las que dará cobertura el Centro de Conocimiento encajan en las políticas de la Unión Europea y de los Estados miembros con el objetivo común de acabar con el fraude alimentario y desarrollar acciones para garantizar la calidad de los alimentos.

El objetivo mencionado se plasmará en la labor de:

  • Coordinación de las actividades de vigilancia del mercado, por ejemplo, en cuanto a la composición y características organolépticas de los alimentos en el mercado de la UE.
  • Puesta en marcha de un sistema de información y alerta precoz sobre el fraude alimentario, que permita hacer un seguimiento de los medios de comunicación y la transmisión a la sociedad en su conjunto de este tipo de información.
  • Cooperación entre los Estados miembros y la Comisión a través de los sistemas de información, por ejemplo, las bases de datos con la composición de productos agroalimentarios como el vino o el aceite de oliva.

Iniciativas nacionales para luchar contra el fraude alimentario

Como indicábamos al inicio, reciente se ha promovido una iniciativa no de ley en el Congreso de los Diputados. Esta iniciativa centra sus esfuerzos en los siguientes aspectos:

  • Desde las Comunidades Autónomas deben aumentarse los controles sobre el fraude alimentario, en particular a través de los Servicios de Control de la Calidad y Defensa contra Fraudes.
  • Trazabilidad y tecnología (certificados digitales) para facilitar el control y las medidas preventivas ante el fraude, siempre tratando de que estas medidas no den lugar a su vez a una barrera para los operadores agroalimentarios.
  • Apuesta por la calidad diferenciada (Denominación de Origen Protegida -DOP-, Indicación Geográfica Protegida -IGP- y Especialidades Tradicionales Garantizadas -ETG-) y mayor control en estos alimentos, dado que pueden generarse situaciones de competencia desleal y fraude alimentario.
  • Más medios para los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado con competencia en el ámbito del fraude alimentario [en especial el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA)], en combinación con las medidas para fomentar la cooperación de los operadores alimentarios con las autoridades.
  • Puesta al día del PNCOCA [Plan Nacional de Control Oficial de la Cadena Alimentaria (2016-2020)], para incrementar la cooperación de todas las Autoridades competentes en la materia.

¿Qué entendemos por fraude alimentario?

Tal y como observamos, tanto desde la Unión Europea, como en el ámbito nacional las actuaciones para reducir el fraude alimentario se producirán a lo largo de 2019. Es importante que tengamos presente que cuando se habla de fraude alimentario, debe hacerse en un sentido amplio, ya que las conductas que pueden dar lugar a este tipo de infracciones son muy variadas, presentándose generalmente en cuestiones vinculadas con la composición y la información o el etiquetado de los productos alimenticios.

Es importante contar con el enfoque amplio, ya que actualmente no contamos con una definición específica de fraude alimentario, lo más aproximado es lo que en su día definió el Código Alimentario Español al referirse a los alimentos adulterados, falsificados o alterados. Que en su texto origina define:

  • Alimento adulterado. Tendrá la consideración de adulterado todo alimento al que se haya adicionado o sustraído cualquier sustancia para variar su composición, peso o volumen, con fines fraudulentos o para encubrir o corregir cualquier defecto debido a ser de inferior calidad o a tener ésta alterada.
  • Alimento falsificado. Tendrá la consideración de falsificado todo alimento en el que se haga concurrir alguna de las siguientes circunstancias:
    • Que haya sido preparado o rotulado para simular otro conocido.
    • Que su composición real no corresponda a la declarada y comercialmente anunciada.
    • Cualquier otra capaz de inducir a error al consumidor.
  • Alimento alterado. Tendrá la consideración de alterado todo alimento que durante su obtención, preparación, manipulación, almacenamiento o tenencia, y por causas no provocadas deliberadamente, haya sufrido tales variaciones en sus caracteres organolépticos, composición química o valor nutritivo, que su aptitud para la alimentación haya quedado anulada o sensiblemente disminuida, aunque se mantenga inocuo.

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas en Derecho Alimentario que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable en este tipo de situaciones. Asimismo, nuestros servicios analíticos podrán ayudarle en el control y autenticidad de sus productos y materias primas.

Imprimir
Categoría:
  Legislación alimentaria
este artículo fue compartido 0 veces
 000
José María Ferrer
Acerca de

 José María Ferrer

  (152 artículos)

Jefe del dpto. de Legislación alimentaria de ainia

Contacte con José María Ferrer