Plásticos y Economía Circular, ¿cómo aborda su realidad la Unión Europea?

José María FerrerPor José María Ferrer 2 semanas publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Legislación alimentaria  /  Plásticos y Economía Circular, ¿cómo aborda su realidad la Unión Europea?

El “plástico” se ha convertido en los últimos tiempos en el eje de importantes debates en la Unión Europea. La “Economía Circular”, la eliminación de las “bolsas de plásticos ligeras”, los “microplásticos” y su control en el agua potable… en el artículo reflexionamos entorno a estas cuestiones político-legales con alto impacto en el sector de materiales en contacto con alimentos y en el sector agroalimentario.

La Unión Europea ha puesto en el centro de numerosas acciones político-legales a los plásticos, hacemos un breve repaso de algunos de estos temas que marcarán el devenir del plástico en la UE en las próximas décadas.

En la actualidad los plásticos para uso alimentario se regulan por dos normas básicas, el reglamento marco para los materiales en contacto con los alimentos, el 1935/2004 y por otra parte el Reglamento 10/2011 que determina las cuestiones más técnicas, como son las sustancias que pueden emplearse en la elaboración de plásticos y las migraciones que es necesario controlar.

En este contexto vemos que se producen movimientos en la Unión Europea como consecuencia de la sensibilidad social alrededor del plástico y también en conjunción con otras iniciativas que se pueden agrupar en la “Estrategia Europea sobre plásticos”.

Las medidas legislativas y políticas de la UE contribuirán a la reducción de residuos procedentes de los plásticos, así como a la innovación e investigación para obtener plásticos biodegradables. Además de estas iniciativas, y también teniendo muy presente al plástico veremos en breve que los “microplásticos” son objeto de control en las aguas potables.

Estas iniciativas han de apoyar las medidas para hacer posible la Economía Circular que contribuirá a la sostenibilidad ambiental en el ámbito de los materiales en contacto con los alimentos y, es ya en estos momentos, una gran oportunidad para las empresas que quieren innovar en la producción de envases más sostenibles.

Como consecuencia de las acciones que están gestándose en la Unión Europea, en un futuro tendremos una nueva economía del plástico que apuesta por un diseño y producción focalizados en la reducción, reutilización y reciclaje de materiales más sostenibles, este es el gran reto tanto para la industria como para la propia Unión Europea. Es importante que tengamos presente que la Unión Europea está apostando por alternativas para minimizar los residuos de plásticos, aun cuando la propia UE únicamente contribuye con un 2 % de los residuos de plásticos en el mundo. Este dato no es óbice para que la UE quiera “predicar con el ejemplo”, se trata de ver opciones y alternativas que no pasen únicamente por la supresión de los plásticos, es necesario mejorar muchísimos aspectos alrededor de los residuos.

¿Qué nos aportará la Economía Circular del plástico?

Consideramos tres aspectos a considerar:

  • Reducción de los residuos que genera el plástico. El desarrollo de la legislación en la UE ya ha logrado reducir los residuos que se generan a través del plástico, con las nuevas medidas se trata de reforzar las acciones para que disminuyan los plásticos de un solo uso y además mejore el impacto de los residuos de plástico en el medio marino principalmente.

La reducción de los residuos también apoya de forma indirecta el avance científico y técnico para el desarrollo de plásticos biodegradables y compostables.

  • Más investigación y desarrollo, la Unión Europea pretende incrementar sensiblemente el apoyo a la innovación con un presupuesto adicional de 100 millones de Euros para conseguir materiales plásticos inteligentes y de fácil reciclaje, contribuyendo de este modo a la reducción de la contaminación procedente de los plásticos.
  • Reciclaje al alcance de todos, la UE está trabajando para el desarrollo de nuevas medidas que mejoren la reciclabilidad de los plásticos y por tanto incrementen la demanda de contenido de plástico reciclado. En esta línea, la pretensión es la de que existan más plantas de reciclaje y al facilitar estas actividades, también la industria del plástico pueda incrementar su competitividad.

Por último, es importante que tengamos presente el punto de vista de los representantes de la Comisión Europea: ”Con nuestra estrategia sobre los plásticos, estamos sentando las bases de una nueva economía del plástico, circular, al tiempo que orientamos la inversión en la misma dirección. Esto nos ayudará a reducir los residuos plásticos en tierra, mar y aire y ofrecerá nuevas oportunidades para la innovación, la competitividad y el empleo. Se trata de una gran oportunidad para que la industria europea desarrolle su papel de líder mundial en nuevas tecnologías y materiales. Los consumidores tienen la capacidad de tomar decisiones conscientes que protejan el medio ambiente. Es una situación de la que realmente todos podemos obtener beneficios” Jyrki Katainen (Vice-President for Jobs, Growth, Investment and Competitiveness).

Si necesita un asesoramiento legal sobre estos temas en AINIA contamos con un equipo de especialistas que pueden ayudarle a resolver cuestiones vinculadas a la aplicación e interpretación del ordenamiento jurídico aplicable en relación con los materiales en contacto con los alimentos, del mismo modo también podemos ofrecerles nuestro apoyo en el ámbito científico-técnico de los materiales en contacto con los alimentos a través de nuestra unidad técnica de envases.

Imprimir
Categoría:
  Legislación alimentaria
este artículo fue compartido 0 veces
 000
José María Ferrer
Acerca de

 José María Ferrer

  (132 artículos)

Jefe del dpto. de Legislación alimentaria de ainia

Contacte con José María Ferrer