Green technologies: hacia una economía sostenible

Victoria CapillaBy Victoria Capilla 10 meses ago
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Tecnología  /  Green technologies: hacia una economía sostenible
fluidos supercriticos

Los actuales y futuros desequilibrios entre la balanza de demanda de recursos alimentarios y la capacidad de producción hace necesario un cambio en los modelos de negocio de cara a reducir el uso de materias primas y/o maximizar su aprovechamiento. En este contexto, a través de nuevas tecnologías es posible obtener compuestos de alto valor añadido a partir de las microalgas o los residuos biomásicos provenientes del procesado de fruta. Veamos algunos ejemplos.

Estamos pasando de una Economía Lineal a una Economía Circular en la que el valor de los productos, los materiales y los recursos se debe mantener durante el mayor tiempo posible, reduciendo al mínimo la generación de residuos alimentarios. Así, el uso eficiente de los recursos es uno de los objetivos por el que trabaja la estrategia Europa 2020.

El empleo de nuevas tecnologías abre las posibilidades al uso de numerosos subproductos actualmente generados en procesos agroalimentarios, para la obtención de compuestos de alto valor añadido con aplicación en el sector de nutrición, salud y/o cosmético. De igual modo, este cambio hacia una óptica de Economía Circular obliga a plantear procesos que promuevan un aprovechamiento más eficiente de las materias primas (sean o no considerados subproductos).

En AINIA llevamos varios años colaborando con empresas sensibles a este cambio, participando en proyectos en donde aportamos nuestro know-how en ámbitos tecnológicos más innovadores. Los proyectos INGENIA y Algae for Healty Word son dos de ellos.

Ingredientes bioactivos a partir de residuos biomásicos: Proyecto Ingenia

Un ejemplo de aprovechamiento más eficiente de las materias primas es el proyecto “Valorización de subproductos de frutas para el desarrollo de Ingredientes Eficientes y Naturales para la Industria Alimentaria” (INGENIA), aprobado recientemente en la convocatoria Innterconecta 2018 (Subvencionado por el CDTI y cofinanciado con Fondos Feder).

Este proyecto en cooperación entre Zukán, Agroindustrial Kimitec y Dulces y Conservas Helios, persigue valorizar los residuos biomásicos provenientes del procesado de fruta (destríos, huesos, condensados,…) para desarrollar ingredientes bioactivos (pectinas, fracciones aromáticas, compuestos antioxidantes,…) 100% naturales de alto valor añadido que puedan ser utilizados en el desarrollo de bioproductos saludables para la alimentación humana.

Biocompuestos de microalgas con aplicaciones alimentarias: Proyecto Algae for Healty Word

Otro ejemplo es el proyecto “Algae for Healty World” (A4HW). Un consorcio para producir biocompuestos de microalgas con aplicaciones alimentarias.

Por ello, 7 empresas, – AINIA Centro Tecnológico, Centro de Investigaciones Biológicas (CSIC-CIB), Endesa, Mar Cristal Marilum, Neoalgae Micro Seaweeds Products, Novatec – , y liderados por Endesa y con la Universidad de Cádiz como coordinador técnico, están finalizando las investigaciones sobre la utilización de las microalgas en la captura de CO2 por su alta capacidad de absorción y para producir a escala industrial distintos tipos de microalgas de las que extraer azúcares, aceites vegetales sustitutivos de las grasas trans, colorantes naturales y compuestos capaces de iluminar los platos, copiando los procesos del plancton marino a precios competitivos.

Además, también se ha avanzado en el desarrollo de herramientas biotecnológicas necesarias para mejorar y optimizar la producción de biomasa y de producción de pigmentos -antioxidantes principalmente-, y otras fracciones de valor añadido, a partir de diferentes microalgas, focalizando sus desarrollos en diferentes cepas de Spirulina, Nannochloropsis gaditana y Pyrocistis.

En ambos proyectos, el objetivo no es sólo mejorar el aprovechamiento de los actuales recursos o encontrar nuevas fuentes de alimentación para una población mundial en aumento, sino también obtener productos de alto valor añadido que se utilicen en la industria agroalimentaria, farmacéutica o gastronómica.

Obtención de fracciones de alto valor mediante fluídos supercríticos

El grupo de trabajo de Fluidos Supercríticos de AINIA dispone de las capacidades y know-how en la tecnología de extracción mediante fluidos supercríticos para la obtención de fracciones de alto valor añadido a partir de diferentes sustratos. Trabajos que son necesarios para sentar las bases técnicas de futuros conceptos de biorrefinería, dado que las eficiencias de extracción mediante SC-CO2 dependen en gran medida de la naturaleza de las materias primas de partida estudiadas, ya que cada materia prima tiene diferentes composiciones en compuestos bioactivos (ácidos grasos y lípidos; carotenoides, tocoferoles,…).

Se tiene en cuenta además otros aspectos de relevancia en los rendimientos totales de extracción que se obtienen, al considerar el efecto del pretratamiento de las materias primas. En ese sentido, tratamientos de estabilización mediante secado por atomización aseguran la estabilidad y menor degradación de los sustratos de partida.

Soluciones tecnológicas para la obtención de nuevos alimentos

En AINIA ofrecemos a las empresas soluciones tecnológicas para la formulación de nuevos productos a partir de la obtención de materias primas mediante fluidos supercríticos que aporten un valor nutricional superior, respondiendo así a la demanda de los consumidores, cada vez más informados y preocupados por la calidad y seguridad de los productos que consumen. Si es su caso, contáctenos. Podemos ayudarle.

Category:
  Tecnología
Victoria Capilla
About

 Victoria Capilla

  (7 articles)

Responsable de proyectos de Ingeniería y procesos en ainia

¿Te ha interesado este tema? ¿Hablamos?

Nombre
 
Email
 
Teléfono
 
Empresa
 
Población
 

Mensaje