• Servicios analíticos

    Garantice la calidad de sus productos con las analíticas más fiables

    más información
  • Estudios del consumidor

    Mejore el posicionamiento de sus productos

    más información
  • Desarrollo de nuevos productos

    Ingredientes alternativos naturales y alimentos menos procesados

    más información
  • Innovación de procesos

    Industria 4.0, mayor conocimiento y control de los procesos productivos

    más información
  • Derecho alimentario

    Asegure la confianza de sus clientes y consumidores

    más información
1
/
3
/
PRÓXIMOS EVENTOS

Trabajamos para ser su aliado en innovación

Nuestra misión es aportar valor a la empresa, siendo su aliado en innovación

Tenemos el conocimiento y la tecnología y entendemos su negocio. Combinamos habilidades para resolver problemas con un enfoque proactivo. Gran parte de nuestro trabajo se realiza sobre una base estrictamente confidencial.

La innovación continua es la esencia de nuestra cultura y nos obliga a impulsar cada día más la colaboración con nuestros asociados y clientes. Asumismos riesgos y nos comprometemos.  AINIA es su socio estratégico en innovación.

+25 años

de experiencia

+180 investigadores

en plantilla

+700 empresas

asociadas

+12.000 m2

de instalaciones

Tenemos las soluciones que su negocio necesita

Nuestras soluciones mejoran su cuenta de resultados

Somos especialistas en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la mejora de la productividad de procesos industriales. También en innovaciones de producto planteadas desde una visión integral, con equipos multidisciplinares capaces de abordar todos los aspectos de su cadena de valor.

Nuestras soluciones son finalistas y abren oportunidades para su negocio, dan respuesta a las necesidades de su mercado y solucionan las problemáticas de su empresa. Y todo ello con criterios de sostenibilidad y gestión responsable.

somos expertos en

Alimentación y salud; calidad y seguridad alimentaria; diseño y producción industrial; sostenibilidad; consumidor; envase; industria 4.0; derecho alimentario …

La gestión empresarial requiere de una innovación que armonice un amplio espectro de variables relacionadas. Desde la materia prima al producto elaborado, pasando por el proceso productivo, el canal de venta y hasta los sistemas internos de organización y personas, abordandando la formación y el permanente reciclaje profesional. Y todo ello en los diferentes mercados en los que la empresa está presente. Innovación e internacionalización forman parte de una misma realidad.

Por ello, en AINIA acompañamos a las empresas en sus áreas de importación/exportación y apertura de mercados internacionales a través de la innovación.

Tecnoalimentalia

Innovación en alimentación: Novedades, tendencias, legislación, tecnologías…

Jornada de Innovación: Riesgos químicos y microbiológicos en industrias alimentarias

13 Septiembre, 2017
El virus de la Hepatitis E (VHE) que se transmite a través de los alimentos, especialmente cárnicos, ha desencadenado más de 21.000 casos clínicos agudos en la Unión Europea, según la European Food Safety Authority. Ante este virus y otros riesgos emergentes, el desafío de la industria

El MAPAMA trabaja para regular la reducción del consumo de bolsas de plástico y crear un registro de productores

13 Septiembre, 2017
El Ministerio de Agricultura (MAPAMA) está trabajando en el “Proyecto de Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores de Productos (REPP)”. En el artículo comentamos los aspectos más relevantes de la futura regulación. La

Aplicaciones de la extracción con CO2: Obtención de alimentos ricos en proteína y bajos en grasa

13 Septiembre, 2017
Los hábitos de compra de los consumidores y la evolución del mercado e innovaciones alimentarias durante los últimos años evidencian una tendencia hacia los productos más saludables, sobre todo sin colorantes artificiales, bajos o sin grasa y sin azúcar, como avanzamos en el artículo sobre

Integración de Consumer Insights e I+D, el éxito en innovación en cosmética

13 Septiembre, 2017
Para salir al mercado con el último y revolucionario principio activo es necesaria una inversión de años en I+D y unos cuantos millones de euros. Tanto la investigación a nivel técnico de desarrollo de producto como la investigación de mercado y consumidor es fundamental para las marcas si

Los huevos contaminados por fipronil reavivan el debate sobre la eficacia de la red europea de alerta alimentaria

6 Septiembre, 2017
La alerta sanitaria que agita Europa desde que este verano Bélgica informara de la detección en huevos y derivados de un plaguicida (fipronil) prohibido para estos productos ha reabierto el debate sobre la coordinación y cooperación entre los estados miembros que participan en el Sistema

Últimas noticias

Invierte en sostenibilidad, invierte en futuro

19 Septiembre, 2017
En el marco de la Responsabilidad Social Empresarial, la sostenibilidad de los procesos y productos tiene una doble ventaja. Por una parte, mejora de la imagen de la empresa por su compromiso por el medio ambiente, y por otra parte, el posicionamiento de productos “premium” en el mercado. ¿Estás dispuesto a conocer algunas claves para innovar de forma sostenible? Implicación mundial por un planeta más sostenible Según Naciones Unidas, la sostenibilidad se puede conseguir desde tres perspectivas clave. Económico. Sostenibilidad de las economías durante un periodo largo de tiempo para la provisión de riqueza, investigación y desarrollo. Medioambiental. Uso sostenible de los recursos naturales. Social. Educación sostenible y la igualdad de derechos. Por su parte, la Comisión Europea ha llevado a cabo un estudio de prospectiva para determinar los escenarios futuros y los retos a los que tanto la industria como los ciudadanos nos enfrentaremos en 2050. Según este estudio, el futuro panorama del sector alimentario estará condicionado por diversos factores entre los que destaca el cambio climático. Hasta el momento, al no reducirse las emisiones debido a la todavía disponibilidad de fuentes de energía fósiles, se ha producido más sequía, olas de calor e inundaciones. ¿De qué forma puede la industria contribuir a garantizar un futuro más sostenible?  A través de la implantación de nuevos sistemas de producción más eficientes y la utilización de materiales más respetuosos con el medioambiente. Sistemas de producción y tecnologías más eficientes Según el informe de prospectiva elaborado por la Comisión Europea, las palancas que dirigen el desarrollo tecnológico se resumen en mayor productividad, incremento de la eficiencia energética y reducción de costes en cada uno de los eslabones de la cadena alimentaria. En este desarrollo tecnológico debe ser sostenible y contribuir a la preservación de los recursos naturales y la reducción del impacto medioambiental que generan los actuales modelos productivos. Se apuesta por el desarrollo de la bioeconomía sostenible y rentable, para lo cual las biorrefinerías son la clave. Una clara apuesta de la Comisión Europea es el proyecto URBIOFIN. El objetivo de este proyecto es demostrar la viabilidad técnica y económica de una biorrefinería para transformar residuos urbanos orgánicos en bioproductos: “Building blocks”, como el biogás como fuente de energía renovable Biopolímeros, para el desarrollo de envases más sostenibles Aditivos como el bioetileno. Por otra parte, en el escenario 2050 dibujado por la Comisión el desperdicio de alimentos, lejos de verse reducido sobre todo por parte del consumidor, motivará el desarrollo de tecnologías que permitan minimizarlo. Una de las soluciones es el uso de etiquetas inteligentes. Un claro ejemplo, que ya se puede encontrar en el mercado, es la etiqueta inteligente que Sainsbury emplea en su jamón cocido en lonchas. Esta etiqueta es sensible a la temperatura y cambia de color dependiendo del tiempo desde la apertura del envase. Fig. 1. Etiqueta inteligente de Sainsbury Siguiendo con el envase, la apuesta por materiales de envasado más sostenibles, que permitan una mejor reutilización y reciclaje de los materiales al final de la cadena

AINIA está trabajando en un nuevo digestor artificial para comprobar la eficacia de alimentos funcionales y fármacos

18 Septiembre, 2017
El nuevo “digestor dinámico in vitro” en el que AINIA está trabajando aumentará las prestaciones del actual equipo del centro y permitirá comprobar con elevada precisión en qué cantidad los ingredientes funcionales de los alimentos (omega-3, vitaminas, probióticos,…) y los principios activos de los fármacos son absorbidos por el organismo. Este proyecto de I+D propia, DIALFARMA, está cofinanciado por el IVACE y Fondos Feder y se enmarca en la línea de trabajo de AINIA de innovación en Alimentación y Salud. El consumidor actual es cada vez más consciente de la importancia de una buena alimentación para disfrutar de una vida saludable. Así, el 45% de los españoles asegura querer llenar su cesta de la compra con productos más saludables. Paralelamente, las ventas de alimentos funcionales en el mercado europeo supusieron cerca de 38 billones de euros el año pasado, según datos de Euromonitor. Esta tendencia impulsa a la industria alimentaria a desarrollar nuevas gamas de alimentos con propiedades funcionales que, junto con una dieta sana y ejercicio físico, sean capaces de reducir el riesgo de sufrir ciertas patologías: colesterol alto, osteoporosis, carencia de vitaminas esenciales… Por otra parte, las autoridades sanitarias demandan a la industria alimentaria productos cada vez más eficientes y con un menor coste para el consumidor final. Para ello, se añaden a los alimentos ingredientes funcionales como calcio, omega-3, antioxidantes, hierro, etc. En el caso de los fármacos, también el control de formulaciones y la incorporación de los principios activos más eficientes marca la tendencia. En este sentido, la tecnología del “digestor dinámico in vitro” de AINIA es capaz de reproducir las condiciones naturales del tracto gastrointestinal humano (estómago, intestino delgado e intestino grueso) para comprobar en qué cantidad los ingredientes funcionales que contienen los alimentos (fibra, polifenoles, vitaminas, minerales…) y los principios activos de los fármacos llegan intactos al intestino. Nuevo equipo dinámico de digestión in vitro En el marco del proyecto de I+D propia DIALFARMA, AINIA está trabajando en un nuevo modelo de digestor dinámico in vitro avanzado que, según la investigadora Blanca Viadel: ”Será capaz de predecir mejor la solubilidad de los ingredientes funcionales durante todo el proceso de digestión gastrointestinal”. En el sector farmacia, Juan Antonio Nieto, investigador de AINIA que también trabaja en el proyecto, considera que: “La predicción mejorada del perfil de disolución de los principios activos contenidos en los fármacos va a posibilitar desarrollar medicamentos más eficientes a un menor coste”. En definitiva, el nuevo “digestor dinámico in vitro” en el que AINIA está trabajando va a permitir estimar con mayor exactitud la cantidad de los compuestos incorporados en alimentos o fármacos que pueden ser absorbidos por el organismo, así como la zona del sistema digestivo donde se produce su máxima absorción. Cerca de 300 pymes y 20 farmacéuticas, beneficiados Asimismo, el nuevo digestor dinámico in vitro ayudará a las empresas alimentarias y farmacéuticas a seleccionar los prototipos que sean más efectivos, disminuyendo el número de ensayos clínicos y los costes de desarrollo, así como la reducción de los tiempos

Jornada de Innovación: Riesgos químicos y microbiológicos en industrias alimentarias

13 Septiembre, 2017
El virus de la Hepatitis E (VHE) que se transmite a través de los alimentos, especialmente cárnicos, ha desencadenado más de 21.000 casos clínicos agudos en la Unión Europea, según la European Food Safety Authority. Ante este virus y otros riesgos emergentes, el desafío de la industria alimentaria es desarrollar mecanismos de control eficientes que permitan reducir los plazos de espera en los análisis y, en última instancia, que eviten problemas de salud en los consumidores y reduzcan las pérdidas económicas asociadas. Conscientes de estos riesgos emergentes, en AINIA celebramos una jornada de innovación, organizada junto con el Ilustre Colegio de Veterinarios de Valencia, donde se abordan distintos tipos de riesgos tanto químicos como microbiológicos que pueden aparecer en los productos alimentarios. Actualmente, en el ámbito de la seguridad alimentaria, la detección del virus de la Hepatitis E (VHE), de otros patógenos como Salmonella spp, Escherichia coli o Listeria monocytogenes y alérgenos como el gluten, la soja o el huevo, entre otros; y la prevención de los riesgos químicos procedentes de los residuos veterinarios, son primordiales para el sector de la alimentación. Y con ello, cumplir su obligación de velar por la seguridad de los alimentos que ponen en el mercado. Además, la reducción de los plazos para obtención de resultados en los análisis es primordial para que las empresas puedan aplicar medidas correctoras en caso necesario. Con ello se evitan problemas de salud en los consumidores, y se reducen las pérdidas económicas que ello puede suponer. Hoy día, la Hepatitis E (VHE) está considerada como uno de los virus emergentes transmitidos por alimentos que más preocupa debido a los riesgos que conlleva para la salud pública. Este patógeno que se puede encontrar en determinados productos cárnicos. Según la European Food Safety Authority, en la Unión Europea se han registrado más de 21.000 casos clínicos agudos, aunque todo apunta a que el dato podría ser mayor. La mayoría de los brotes se han identificado en personas sanas, pero también en grupos de riesgo como pueden ser los enfermos de hepatitis, enfermedades inmunosupresoras o que reciben tratamiento inmunosupresor. Ante esta situación, la industria alimentaria tiene el reto de buscar mecanismos de control eficientes para su detección, identificación, caracterización y rastreo del virus VHE en productos cárnicos y derivados, especialmente en carnes frescas de porcino. Actualmente, tal y como afirma EFSA, la única opción de control eficiente para evitar la infección del VHE es el tratamiento térmico, así como, el desarrollo de técnicas analíticas que permitan la detección temprana de este patógeno, evitando que alimentos contaminados se integren en la cadena alimentaria, repercutiendo en un problema para la salud del consumidor. El VHE es uno de los múltiples ejemplos de patógenos emergentes, entre los que se hallan otros como Yersinia enterocolitica patogénica, Salmonella sp., Listeria monocytogenes, Escherichia coli productores de toxina Shiga (STEC), entre otros. Además de lo expuesto anteriormente, otro de los riesgos es la presencia de residuos de antibióticos en los productos cárnicos como resultado de los tratamientos antibióticos preventivos en animales de granja, los

El MAPAMA trabaja para regular la reducción del consumo de bolsas de plástico y crear un registro de productores

13 Septiembre, 2017
El Ministerio de Agricultura (MAPAMA) está trabajando en el “Proyecto de Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el Registro de Productores de Productos (REPP)”. En el artículo comentamos los aspectos más relevantes de la futura regulación. La Unión Europea es consciente de la problemática que generan este tipo de bolsas de plástico, como consecuencia de ellos se aprobó la Directiva (UE) 2015/720 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 29 de abril de 2015, por la que se modifica la Directiva 94/62/CE en lo que se refiere a la reducción del consumo de bolsas de plástico ligeras. Desde la UE se dan diversas alternativas a los Estados miembros, entre las que se incluye el establecimiento de objetivos nacionales de reducción, introducción de instrumentos económicos, así como, en su caso, restricciones a su comercialización, siempre que todas estas medidas se planteen respetando el principio de proporcionalidad y no sean discriminatorias. ¿Qué se plantea desde la UE para reducir el consumo de bolsas de plástico? La UE plantea una serie de mínimos que en cualquier caso deberán cumplir los Estados miembros: medidas que garanticen que el nivel de consumo anual no supera las 90 bolsas de plástico ligeras por persona con fecha límite el 31 de diciembre de 2019, 40 bolsas de plástico ligeras por persona para el 31 de diciembre de 2025, o un objetivo equivalente expresado en peso; Garantizar, que antes de finalizar 2018, no se entreguen gratuitamente bolsas de plástico ligeras en los puntos de venta de mercancías o productos, a menos que se apliquen instrumentos igualmente eficaces. Además, y con el objeto de asegurar que las medidas están siendo eficaces, los Estados miembros deberán informar del consumo de bolsas de plástico ligeras a partir del próximo 27 de mayo de 2018. La información se facilitará junto con el resto de datos sobre envases y residuos de envases que en la actualidad facilitan los países a la Comisión Europea. El Real Decreto propone medidas para disminuir el consumo de bolsas, de información y sensibilización La futura regulación plantea medidas en la línea de lo propuesto por la directiva de la UE. Estas medidas serán una realidad en grandes ejes: Medidas para reducir el consumo de bolsas de plástico. Obligaciones de marcado de las bolsas de plástico. Campañas de sensibilización e información. Reducción, Información y Sensibilización, estas serán las palabras clave que habrá que contemplar para minimizar el impacto de las bolsas de plástico. Desde un punto de vista práctico, el legislador nos da criterios orientativos de precio para las bolsas de plástico en función de su espesor: Bolsas de espesor inferior a 15 micras a 5 céntimos de euro/bolsa Bolsas de espesor comprendido entre las 15 y las 29 micras a 10 céntimos de euro/bolsa Bolsas de espesor igual o superior a las 30 micras a 15 céntimos de euro/bolsa Las bolsas para las que se asigna un precio orientativo son las que entran en el concepto de “bolsas de

Aplicaciones de la extracción con CO2: Obtención de alimentos ricos en proteína y bajos en grasa

13 Septiembre, 2017
Los hábitos de compra de los consumidores y la evolución del mercado e innovaciones alimentarias durante los últimos años evidencian una tendencia hacia los productos más saludables, sobre todo sin colorantes artificiales, bajos o sin grasa y sin azúcar, como avanzamos en el artículo sobre Nuevos modelos de digestión “in vitro” para el desarrollo de alimentos funcionales y fármacos. Una categoría de estos productos de gran interés son las harinas desgrasadas de cereales o pseudocereales y/o legumbres; sin duda, harinas que contienen un bajo índice glucémico y que pueden emplearse en productos sin gluten. La tecnología supercrítica aplicada al desgrasado de alimentos/ingredientes con fracciones lipídicas elevadas es válida para reducir el contenido graso hasta niveles inferiores al 5% en productos como cereales o derivados de los mismos (ejemplos: maíz, trigo, arroz,…) e incluso inferiores al 1% en matrices específicas; o aplicando procesos de mayor duración. Las harinas desgrasadas de cereales, pseudocereales y/o legumbres tienen un elevado potencial para la industria alimentaria, ya que puede ser novedosos ingredientes que permitan la incorporación de nuevos sabores y mejorar el perfil nutricional de los productos. Pueden además no tener gluten y sí un alto contenido en proteínas. Son, por su origen, productos ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes. Así, en esta categoría se pueden encontrar harinas que sean una buena alternativa para las personas que por diversas razones no quieren o no pueden tomar harina de trigo y optan por alternativas derivadas de maíz, arroz, avena, garbanzo, almendra, etc. Este tipo de producto desgrasado se elabora con producto parcialmente molido al que se extrae más del 50% de la grasa. Entre las técnicas aplicadas para su obtención, se encuentra el prensado en frío; la extracción con disolventes orgánicos y la extracción mediante la tecnología de fluidos supercríticos, o extracción con CO2 a presión. Con procesos extractivos por prensado en frío, a pesar de que se evita el uso de disolventes orgánicos, no se llega a alcanzar un rendimiento elevado, obteniéndose un aceite de distinta calidad y quedando la estructura del material vegetal modificada. Además, tiene la limitación técnica de no poder llevar el producto a niveles de desgrasado elevados, no alcanzándose los niveles de grasa deseados (para poder utilizar etiquetas con la alegación nutricional de “bajo en grasa” se requiere un contenido graso inferior al 3%; para que contengan “contenido reducido en grasa” es necesaria una reducción del 30% del contenido graso original). Los procesos con disolventes orgánicos conllevan asociados una serie de desventajas en cuanto a seguridad y medio ambiente, y en cuanto a las características y aplicaciones autorizadas por la legislación para los productos finales y de los refinados, derivadas de la utilización de disolventes orgánicos a menudo tóxicos. Ventajas de la extracción con CO2 La tercera técnica, la tecnología supercrítica aplicada para el desgrasado de alimentos/ingredientes con fracciones lipídicas elevadas, nos ha permitido obtener importantes resultados en AINIA como reducir el contenido graso en producto final a niveles inferiores al 5% en algunos cereales, entre ellos por ejemplo el maíz y alcanzar niveles < 1% en contenido graso (en matrices específicas; o aplicando