• Servicios analíticos

    Garantice la calidad de sus productos con las analíticas más fiables

    más información
  • Estudios del consumidor

    Mejore el posicionamiento de sus productos

    más información
  • Desarrollo de nuevos productos

    Ingredientes alternativos naturales y alimentos menos procesados

    más información
  • Innovación de procesos

    Industria 4.0, mayor conocimiento y control de los procesos productivos

    más información
  • Derecho alimentario

    Asegure la confianza de sus clientes y consumidores

    más información
1
/
3
/
PRÓXIMOS EVENTOS

Trabajamos para ser su aliado en innovación

Nuestra misión es aportar valor a la empresa, siendo su aliado en innovación

Tenemos el conocimiento y la tecnología y entendemos su negocio. Combinamos habilidades para resolver problemas con un enfoque proactivo. Gran parte de nuestro trabajo se realiza sobre una base estrictamente confidencial.

La innovación continua es la esencia de nuestra cultura y nos obliga a impulsar cada día más la colaboración con nuestros asociados y clientes. Asumismos riesgos y nos comprometemos.  AINIA es su socio estratégico en innovación.

+25 años

de experiencia

+180 investigadores

en plantilla

+700 empresas

asociadas

+12.000 m2

de instalaciones

Tenemos las soluciones que su negocio necesita

Nuestras soluciones mejoran su cuenta de resultados

Somos especialistas en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la mejora de la productividad de procesos industriales. También en innovaciones de producto planteadas desde una visión integral, con equipos multidisciplinares capaces de abordar todos los aspectos de su cadena de valor.

Nuestras soluciones son finalistas y abren oportunidades para su negocio, dan respuesta a las necesidades de su mercado y solucionan las problemáticas de su empresa. Y todo ello con criterios de sostenibilidad y gestión responsable.

somos expertos en

Alimentación y salud; calidad y seguridad alimentaria; diseño y producción industrial; sostenibilidad; consumidor; envase; industria 4.0; derecho alimentario …

La gestión empresarial requiere de una innovación que armonice un amplio espectro de variables relacionadas. Desde la materia prima al producto elaborado, pasando por el proceso productivo, el canal de venta y hasta los sistemas internos de organización y personas, abordandando la formación y el permanente reciclaje profesional. Y todo ello en los diferentes mercados en los que la empresa está presente. Innovación e internacionalización forman parte de una misma realidad.

Por ello, en AINIA acompañamos a las empresas en sus áreas de importación/exportación y apertura de mercados internacionales a través de la innovación.

Tecnoalimentalia

Innovación en alimentación: Novedades, tendencias, legislación, tecnologías…

Formación y seguridad alimentaria, ¿qué está haciendo la UE?

26 Abril, 2017
La Unión Europea, como principal importador y segundo exportador de alimentos a nivel mundial, tiene mucho que aportar y juega un papel protagonista en la formación a los diferentes agentes de la cadena alimentaria mundial para mejorar la seguridad alimentaria y el comercio de alimentos. En este

¿Se aprobará la lista de coadyuvantes tecnológicos de alimentos en 2017?

26 Abril, 2017
El sector agroalimentario en su conjunto lleva años demandando una regulación más clara y específica para el empleo de los coadyuvantes tecnológicos, máxime tras la revisión que se produjo en 2008 en todo lo concerniente a los aditivos alimentarios y que dejó en la lista de tareas

Personalizando el tratamiento de la hipertensión a través de las TICS: El proyecto TIC4HTA

26 Abril, 2017
La irrupción de digitalización en el ámbito sanitario se impone como una de las claves de futuro para el tratamiento de patologías comunes generalizadas como la diabetes, celiquía, hipertensión, sobrepeso y alergias, así como una mejora de la calidad de vida de los pacientes que las padecen.

El sexto sabor: amiláceo

26 Abril, 2017
Según un estudio científico realizado por investigadores de la Universidad de Oregón, los seres humanos somos capaces de reconocer seis sabores.  Todos conocemos sobradamente los  sabores, ácido, salado, amargo y dulce. El quinto sabor, el unami, fue incluido en nuestro vocabulario hace

Análisis de la situación sobre los límites máximos de residuos de plaguicidas en la Unión Europea

19 Abril, 2017
El informe de EFSA 2015 confirma que el empleo que se hace los plaguicidas en productos alimenticios es correcto y con carácter general se confirma la tendencia de cumplimiento de las exigencias legales en la materia, sirvan de ejemplo un par de datos: Un 97% de los resultados están dentro de los

Últimas noticias

Formación y seguridad alimentaria, ¿qué está haciendo la UE?

26 Abril, 2017
La Unión Europea, como principal importador y segundo exportador de alimentos a nivel mundial, tiene mucho que aportar y juega un papel protagonista en la formación a los diferentes agentes de la cadena alimentaria mundial para mejorar la seguridad alimentaria y el comercio de alimentos. En este artículo profundizamos en la iniciativa BTSF, de la que AINIA es una de las entidades elegidas para impartir sus programas formativos por todo el mundo.   La Comisión Europea lleva años trabajando para verificar y homogeneizar la aplicación de la legislación alimentaria en todos los países de la UE, en definitiva comprobando que se trabaja con comunes criterios de aplicación. Asimismo, también desde CHAFEA (la Agencia de Consumidores, Salud Agricultura y Alimentos de la Unión Europea) se desarrollan acciones formativas internacionales para ayudar a terceros países a producir y exportar alimentos que cumplan con las normas internacionales y, especialmente, las condiciones que la UE exige respecto a la calidad y seguridad alimentaria de los productos que se comercializan en sus mercados. Ambas actividades se desarrollan en el marco del programa BTSF (Better Training for Safer Food), el mayor programa de formación de Europa, en el que AINIA es una de las entidades contratadas por la Comisión Europea para el desarrollo de esta intensa actividad formativa dirigida a los profesionales de los países miembros, los países candidatos y terceros países implicados en los controles oficiales en estas áreas. La realización de todas estas actividades formativas contratadas por la Comisión Europea nos ha permitido enriquecer nuestra visión de la alimentación y la seguridad alimentaria en el mundo y de las preocupaciones y necesidades de los países, organismos públicos, empresas y profesionales de todos los continentes, ya que los profesionales participantes en estos programas, además de tener perfiles y cargos muy diversos, tienen muy diversas procedencias. Europa, a través de programas como BTSF, apuesta porque agentes implicados y expertos conocedores tanto de la legislación alimentaria de la UE como de los aspectos clave de la seguridad alimentaria en Europa, fomenten, a través de acciones formativas como las que desarrolla AINIA, la armonización de criterios, el conocimiento de la normativa europea y de guías de actuación, la divulgación y la difusión en sus respectivos entornos y países de los aprendizajes recibidos respecto al modo de proceder en la UE. Plaguicidas, armonización de conocimientos sobre inspecciones y calibraciones de equipos Esta semana, por ejemplo, estamos desarrollando en Barcelona una acción formativa con un grupo de profesionales de muy diversas procedencias europeas, en el marco del programa de formación Organisation and implementation of training activities on inspection and calibration of pesticide application equipment in professional use. Este proyecto, que se ha desarrollado en su primera fase durante dos años, inicia así la segunda fase que se prolongará durante otros dos ejercicios (2017-2018). En este tiempo hemos formado a 115 profesionales de autoridades competentes de alrededor de 25 países diferentes, quienes han recibido una formación con un contenido eminentemente práctico que les facilita los conocimientos necesarios para una adecuada realización

¿Se aprobará la lista de coadyuvantes tecnológicos de alimentos en 2017?

26 Abril, 2017
El sector agroalimentario en su conjunto lleva años demandando una regulación más clara y específica para el empleo de los coadyuvantes tecnológicos, máxime tras la revisión que se produjo en 2008 en todo lo concerniente a los aditivos alimentarios y que dejó en la lista de tareas pendientes el tema de los coadyuvantes. En este artículo comentamos algunos de los aspectos más relevantes del “Borrador Proyecto relativo a los coadyuvantes tecnológicos autorizados en alimentos”. Se define “Coadyuvante tecnológico” a toda sustancia que no se consume como alimento en sí misma, que se utiliza intencionalmente en la transformación de materias primas, alimentos o sus ingredientes para cumplir un determinado propósito tecnológico durante el tratamiento o la transformación, y que puede dar lugar a la presencia involuntaria, pero técnicamente inevitable, en el producto final de residuos de la propia sustancia o de sus derivados, a condición de que no presenten ningún riesgo para la salud y no tengan ningún efecto tecnológico en el producto final. (Reglamento 1333/2008) El borrador que comentamos, además de establecer el empleo de coadyuvantes tecnológicos en los alimentos, analiza la situación actual, dado que contamos con un marco regulatorio disperso y realmente antiguo en esta materia (algunas disposiciones de hace más de 35 años). Esta situación hace que sea muy complicado determinar si un coadyuvante está o no autorizado en la actualidad, ése entre otros es uno de los motivos fundamentales para que se desarrolle esta regulación. La incerteza en cuanto a la situación de los coadyuvantes, nos obliga a que se aplique la regulación básica en materia de seguridad alimentaria (Reglamento (CE) nº 178/2002) para contar con un criterio de uso seguro, que facilite en la medida de lo posible los procedimientos relativos a la seguridad alimentaria y su control del uso por parte de las autoridades competentes. Una vez se apruebe la nueva regulación, que esperemos sea esta año, veremos clarificado el panorama de los coadyuvantes tecnológicos, de tal forma que alimentos como los que se citan a continuación, verán modificada su regulación: Aguas minerales naturales y aguas de manantial Aguas preparadas envasadas Cerveza Sidras y otras bebidas derivadas de la manzana Bebidas refrescantes Horchata de Chufa Vinagres Azúcares destinados a la alimentación humana Aceites Vegetales Comestibles Jarabes Grasas comestibles Pan y Panes Especiales Productos de confitería, pastelería, bollería, repostería y galletería Aceitunas de mesa Zumos de frutas, vegetales y otros productos similares Zumos de uva Aguardientes, licores, aperitivos sin vino base y otras bebidas derivadas de los alcoholes naturales Conservas y semiconservas vegetales La nueva legislación debe servir para clarificar los criterios a la hora de emplear los coadyuvantes tecnológicos en los alimentos. Esperemos que no sea necesario invocar el principio de reconocimiento mutuo, algo que actualmente se da con mayor frecuencia, teniendo en cuenta la disparidad de los ordenamientos jurídicos en los Estados miembros de la Unión Europea para esta materia. Aún, contando con la mejora normativa, aquellos coadyuvantes tecnológicos que no estén incluidos en el futuro real decreto, podrán ser objeto aprobación e

Personalizando el tratamiento de la hipertensión a través de las TICS: El proyecto TIC4HTA

26 Abril, 2017
La irrupción de digitalización en el ámbito sanitario se impone como una de las claves de futuro para el tratamiento de patologías comunes generalizadas como la diabetes, celiquía, hipertensión, sobrepeso y alergias, así como una mejora de la calidad de vida de los pacientes que las padecen. En este artículo resumimos el ejemplo que supone el proyecto TIC4HTA en el que se trabaja para  desarrollar una plataforma “cloud” que permita el tratamiento personalizado de la hipertensión arterial. La hipertensión arterial (HTA) constituye hoy día un problema de salud pública de primera magnitud por dos razones: La primera es su prevalencia. Esta enfermedad afecta a un elevado número de pacientes. Se estima que en 2015 unos 1.560 millones de personas en todo el mundo padecían esta enfermedad, mientras que  en España, el número de pacientes con HTA es en la actualidad de 10 millones de sujetos. La segunda razón la encontramos en el aumento de complicaciones cardiovasculares y renales relacionadas directamente con la hipertensión. Además, los pacientes aquejados de HTA precisan mantener un seguimiento clínico constante que abarca el control de la sintomatología, el registro de los tratamientos asociados e incluso, el control sobre aspectos nutricionales, dietas y estilos de vida. Sin embargo, según  el estudio Controlpres realizado en 2003, en España, sólo del 38,8% de hipertensos estaban siendo tratados y se sometían a un óptimo correcto control tensional. Existe por tano una necesidad de contar con nuevas formas de intervención que faciliten el manejo óptimo de este tipo de enfermedades por parte de los equipos médicos, que otorguen al paciente un papel activo en la mejora de su calidad de vida y que, al mismo tiempo, contribuyan a reducir costes socio-sanitarios innecesarios. Como veíamos en el artículo Alimentación, salud y TICs, claves de futuro para una mejor calidad de vida. El big data y el cloud computing son hoy grandes aliados para la mejora de la salud y la calidad de vida de los pacientes. Esta tecnología basa su funcionamiento en el tratamiento masivo de datos obtenido de los pacientes. Por su parte, el cloud computing se ayuda de servidores en red para permitir el acceso a la información de médicos y pacientes. De esta forma, avanzamos hacia una atención sanitaria más personalizada que no sólo supone una mejora de la enfermedad en sí, sino que también beneficia a la calidad de vida de los pacientes. La estrategia de AINIA en este contexto de eHealth es maximizar el impacto positivo de la medicina personalizada a través del desarrollo de estrategias de intervención sobre los hábitos de consumo saludables de los consumidores gracias al uso de las TIC como elemento integrador. Desde AINIA estamos contribuyendo a conectar todos los elementos de la cadena de valor saludable, desde las empresas productoras de alimentos hasta el consumidor/paciente, pasando por el apoyo a los profesionales de la salud en la gestión de los pacientes con necesidades de controlar su alimentación para el control de su salud. El proyecto TIC4HTA constituye un ejemplo de la aplicación de

El sexto sabor: amiláceo

26 Abril, 2017
Según un estudio científico realizado por investigadores de la Universidad de Oregón, los seres humanos somos capaces de reconocer seis sabores.  Todos conocemos sobradamente los  sabores, ácido, salado, amargo y dulce. El quinto sabor, el unami, fue incluido en nuestro vocabulario hace relativamente poco tiempo. Desde hace siete años y proveniente del país del sol naciente conocemos a este sabor que se corresponde a alimentos ricos en glutamato. Los alimentos que contienen este sabor son aquellos capaces de inducir a la salivación, provocando una sensación agradable en toda la boca. Ahora, los científicos de la Universidad de Oregón sugieren añadir a la lista el sabor “starchy” que se traduce en nuestro idioma como “amiláceo”. ¿Qué es el sabor amiláceo? Si consultamos con la Real Academia de la Lengua española el significado de la palabra amiláceo, encontramos esta definición “Que contienen almidón o que se parece a esa sustancia”. Lo que nos da una pista. El estudio al que hacemos referencia pretendía demostrar que somos capaces de detectar el sabor de los cabohidratos, como la pasta, el pan o las patatas. Y que lo hacemos como un sabor único y diferenciado del resto. Los científicos de la Universidad de Oregón, en su investigación, demostraron este hecho  de la siguiente manera. A una muestra de 22 participantes les dieron a probar soluciones líquidas con distintas cantidades de oligómeros de glucosa (hidratos de carbono).  Según cuenta la revista ‘New Scientist’,  cuando les preguntaron,  todos ellos  admitieron haber percibido un sabor “starchy”;  a “pan”, en el caso de los voluntarios occidentales,  o similar al “arroz” cuando los que emitían su opinión eran voluntarios asiáticos. Hasta el momento, la comunidad científica pensaba que detectamos el sabor de los azúcares compuestos de los carbohidratos por la degustación de sus moléculas dulces. Sin embargo, con este estudio, los investigadores han demostrado que los seres humanos somos capaces de distinguir el sabor propio de los hidratos de carbono. Es más, los participantes de la muestra fueron capaces de hacerlo, incluso, cuando los investigadores bloquearon sus receptores del sabor dulce. Sin embargo, Juyun Lim, directora de la investigación, ha asegurado que no han podido identificar unas papilas gustativas exclusivas para reconocer este sexto sabor. ¿Cómo podríamos describir el sabor amiláceo y qué alimentos lo provocan? Dentro de la complejidad de describir un sabor, podríamos decir que el sabor amiláceo sería como comer harina. Lo que resulta muy interesante ya que los hidratos de carbono, pizza, pasta, arroz, pan, patatas fritas, etc. se encuentran entre los alimentos más consumidos en todo el mundo, ocupan elevadas posiciones en la lista de preferencias de los paladares y, en algunos casos, pueden llegar a causar adicción. El sabor de los alimentos más adictivos del mundo. En febrero de 2015 la revista estadounidense PloS One  publicó la lista de los 25 alimentos más adictivos. Dicha lista fue obtenida gracias a un estudio realizado por la Universidad de Michigan y el New York Obesity Research Center (Centro de Investigación de la Obesidad Nueva York) de

Dulcesa, Angulas Aguinaga, Cleanity y Domca, experiencias empresariales en innovación

26 Abril, 2017
La innovación se ha convertido en un aspecto clave dentro de la gestión empresarial. El nuevo contexto obliga a una búsqueda intensiva de nuevas formas de hacer las cosas y de un constante lanzamiento de productos nuevos con los que diferenciarse en el mercado. Hay empresas que desde sus inicios han tenido esta visión y la innovación está vinculada a su cultura y al ADN de su gestión. Dulcesa, Angulas Aguinaga, Cleanity y Domca son ejemplos claros de realidades empresariales innovadoras. Les pedimos que vinieran a contarnos su experiencia y con la generosidad que les caracteriza así lo hicieron. Fue en el IV Taller práctico de financiación de la I+D+i que celebramos a finales de marzo. Hoy resumimos en este post algunas de sus reflexiones sobre cómo instaurar una cultura de innovación en la empresa. La coordinadora de proyectos de I+D+i de DOMCA (empresa líder en el sector de aditivos e ingredientes), Cristina Núñez Lechado, hizo una aportación muy interesante que consideramos puede ayudar a pequeñas y medianas empresas a diferenciar entre I+D e Innovación y a saber en cada momento en qué estadio están o deben estar. “En DOMCA, en Investigación y Desarrollo agrupamos aquellas actividades generadoras de nuevo conocimiento – señaló-. Suelen estar demasiado alejadas del mercado, por lo que se consideran de alto riesgo y con un plazo de amortización largo. Innovación para nosotros es aquella actividad con una clara orientación al mercado y con repercusión directa sobre la competitividad de una empresa a corto plazo”. Por su parte, Mariam Burdeos, directora general de Cleanity, nos orientó sobre la necesidad de avanzar hacia nuevos modelos de negocio, que exploren nuevos horizontes. “En Cleanity superamos el concepto de limpieza dando un paso más allá, hablando de higiene como un servicio global adaptado a las necesidades de diferentes colectivos. El panorama de la limpieza industrial está en plena transformación, no sólo en términos de producto sino también en cuanto a los procesos, servicios, metodologías…  Imaginamos y desarrollamos las cosas que otros no hacen. Aportamos un valor añadido y personalizado a las empresas y a la sociedad para ayudar a que el mundo sea mejor”, explicó. En el día a día de esta empresa líder en el ámbito de la higiene industrial, la innovación la entienden a tres niveles: Innovaciones de procesos, innovación organizacional e innovaciones en soluciones. Innovación e internacionalización Javier Cañada, de Angulas Aguinaga, expuso el recorrido vivido por esta mediana empresa y de forma muy didáctica supo hacernos ver cómo la innovación ha estado presente desde sus comienzos la filosofía de actuación de la compañía. Esta sólida trayectoria en innovación, con éxitos tan conocidos como “La gula del Norte”, les ha permitido tener claro su propósito empresarial: “Queremos ser un referente internacional en el mercado de la alimentación, ofreciendo marcas de confianza al consumidor, con soluciones innovadoras y de calidad”, afirmó.   Finalmente, Joaquín del Río, de Dulcesa, compartió con todos los asistentes los cuatro pilares del éxito de esta empresa líder en el sector de panadería