• Servicios analíticos

    Garantice la calidad de sus productos con las analíticas más fiables

    más información
  • Estudios del consumidor

    Mejore el posicionamiento de sus productos

    más información
  • Desarrollo de nuevos productos

    Ingredientes alternativos naturales y alimentos menos procesados

    más información
  • Innovación de procesos

    Industria 4.0, mayor conocimiento y control de los procesos productivos

    más información
  • Derecho alimentario

    Asegure la confianza de sus clientes y consumidores

    más información
1
/
3
/
PRÓXIMOS EVENTOS

Trabajamos para ser su aliado en innovación

Nuestra misión es aportar valor a la empresa, siendo su aliado en innovación

Tenemos el conocimiento y la tecnología y entendemos su negocio. Combinamos habilidades para resolver problemas con un enfoque proactivo. Gran parte de nuestro trabajo se realiza sobre una base estrictamente confidencial.

La innovación continua es la esencia de nuestra cultura y nos obliga a impulsar cada día más la colaboración con nuestros asociados y clientes. Asumismos riesgos y nos comprometemos.  AINIA es su socio estratégico en innovación.

+25 años

de experiencia

+180 investigadores

en plantilla

+700 empresas

asociadas

+12.000 m2

de instalaciones

Tenemos las soluciones que su negocio necesita

Nuestras soluciones mejoran su cuenta de resultados

Somos especialistas en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la mejora de la productividad de procesos industriales. También en innovaciones de producto planteadas desde una visión integral, con equipos multidisciplinares capaces de abordar todos los aspectos de su cadena de valor.

Nuestras soluciones son finalistas y abren oportunidades para su negocio, dan respuesta a las necesidades de su mercado y solucionan las problemáticas de su empresa. Y todo ello con criterios de sostenibilidad y gestión responsable.

somos expertos en

Alimentación y salud; calidad y seguridad alimentaria; diseño y producción industrial; sostenibilidad; consumidor; envase; industria 4.0; derecho alimentario …

La gestión empresarial requiere de una innovación que armonice un amplio espectro de variables relacionadas. Desde la materia prima al producto elaborado, pasando por el proceso productivo, el canal de venta y hasta los sistemas internos de organización y personas, abordandando la formación y el permanente reciclaje profesional. Y todo ello en los diferentes mercados en los que la empresa está presente. Innovación e internacionalización forman parte de una misma realidad.

Por ello, en AINIA acompañamos a las empresas en sus áreas de importación/exportación y apertura de mercados internacionales a través de la innovación.

Tecnoalimentalia

Innovación en alimentación: Novedades, tendencias, legislación, tecnologías…

Cómo desarrollar un plan de formación para la innovación y la transformación digital

22 noviembre, 2017
Si una organización quiere orientarse a la innovación y la transformación digital, para avanzar necesita desarrollar un plan de formación. Este plan va a ser una potente herramienta de desarrollo empresarial y de orientación de las personas hacia el cambio. En el artículo damos las claves

El consumidor en el centro para aumentar la probabilidad de éxito de un producto nuevo

22 noviembre, 2017
La innovación de los productos ayuda a mantener el crecimiento de las empresas e incrementa su competitividad. Sin embargo, la industria se enfrenta a un altísimo porcentaje de fracaso en el lanzamiento de nuevos productos porque no resuelven una necesidad o frustración del consumidor, que cada

Proyecto AMICES: Microencapsulación a escala industrial para nuevos alimentos, bebidas, fármacos y cosméticos

22 noviembre, 2017
El desarrollo de nuevos productos en respuesta a las crecientes exigencias de los consumidores ha derivado en la producción, entre otros, de alimentos enriquecidos o funcionales, cosméticos innovadores y fármacos más naturales con ingredientes que aportan beneficios sobre la salud, los hacen

6 elementos clave para los “claims” en cosmética

22 noviembre, 2017
Cuando hablamos de “claims” de forma automática estamos pensando en productos alimenticios, algo que no es exacto, ya que, otros productos de consumo también cuentan con “claims” o reclamos sobre sus características. Hoy queremos comentar algunos de los puntos más relevantes en el caso

Biotecnología alimentaria: De la innovación a la mesa

15 noviembre, 2017
La industria de la alimentación afronta el desafío de atender los requerimientos de un consumidor cada vez más orientado hacia los productos saludables, naturales, sostenibles y con un perfil organoléptico diferenciado. En este reto, la biotecnología es la aliada perfecta. Aliada tanto para

Últimas noticias

AINIA diseña un prototipo de visión avanzada para detectar microorganismos en alimentos

22 noviembre, 2017
AINIA ha desarrollado nuevas tecnologías de visión avanzada más eficaces en la detección de microorganismos complejos en alimentos, responsables de enfermedades alimentarias que afectan a más de 23 millones de personas al año sólo en la UE. Para ello, se han investigado distintos tipos de cultivos como bacterias de aplicación en nutrición y sanidad vegetal, levaduras y bacterias acidoláticas de la industria alimentaria y microorganismos de interés en el análisis de alimentos, aguas, etc. Los alimentos insalubres son una amenaza para la salud pública mundial y ponen en peligro especialmente, la vida de: lactantes, niños pequeños, embarazadas y personas mayores. Mientras que para los adultos sanos, muchas enfermedades transmitidas por los alimentos sólo les producen problemas gastrointestinales leves, como vómitos y diarrea, los grupos más vulnerables pueden desarrollar síntomas más graves o incluso la muerte. Según datos de la OMS, cada año enferman en el mundo cerca de 600 millones de personas (1 de cada 10) por ingerir alimentos contaminados y 420.000 mueren por la misma causa. Reducir las enfermedades de transmisión alimentaria es un reto puesto que, a los microorganismos causantes de enfermedades graves como: Salmonella spp, Campylobacter sp, Listeria monocytogenes, Escherichia coli; virus como norovirus y rotavirus; parásitos como Cryptosporidium, Giardia y Toxoplasma gondii o sustancias químicas habituales en los alimentos, se suman patógenos emergentes cada año. Además, éstos se ven favorecidos por los cambios en la producción, distribución y consumo de alimentos, y por un aumento de la resistencia a los antimicrobianos, por lo que resulta necesario establecer nuevos sistemas de control para lograr la inocuidad de los alimentos. Nuevas tecnologías ópticas para un mayor control de la seguridad alimentaria Una manera de reducir las incidencias causadas por alimentos contaminados consiste en desarrollar nuevas técnicas rápidas, automatizadas y económicas que faciliten el control de la seguridad alimentaria. En la actualidad, se emplean técnicas convencionales de detección de microorganismos que consisten en un cultivo de la muestra, a partir de una cantidad determinada de alimento, y un recuento visual. El prototipo desarrollado por AINIA en el marco del proyecto MICRODET es más eficiente en la detección de microorganismos complejos presentes en alimentos, a través de la automatización de la tarea de recuento e identificación de cultivo en placa. Asimismo, se han utilizado tecnologías ópticas avanzadas como: métodos de excitación multiespectral, nuevos sensores de imagen de alta resolución y sensores microelectrónicos hiperespectrales. Además, se ha creado un algoritmo software para el conteo automático de las unidades formadoras de colonias en alimentos. Disponer de nuevas herramientas para un control más exhaustivo y automatizado, ofrece a la industria alimentaria resultados más eficaces para garantizar la máxima seguridad de los alimentos cuando sean ingeridos por el consumidor; a la vez que reduce los costes de los análisis que se realizan para detectar patógenos, mejorando la competitividad de las empresas del sector agroalimentario. Así, los resultados obtenidos en el proyecto se convierten en una herramienta de gran valor en distintos campos: Bioproducción: seguimiento del crecimiento de cultivos microbianos de distintos tipos y con

Cómo desarrollar un plan de formación para la innovación y la transformación digital

22 noviembre, 2017
Si una organización quiere orientarse a la innovación y la transformación digital, para avanzar necesita desarrollar un plan de formación. Este plan va a ser una potente herramienta de desarrollo empresarial y de orientación de las personas hacia el cambio. En el artículo damos las claves sobre cómo desarrollarlo. El desafío de la transformación digital es claro: Supone adaptar las organizaciones y las personas a un cambio constante, en un entorno incierto de avance tecnológico permanente, que obliga a poner la innovación en el epicentro de la estrategia. Si una organización quiere orientarse a la innovación y al cambio necesita una formación continua de su equipo humano. El plan de formación no responde a la ejecución de una lista de actividades desarrolladas aleatoriamente y de forma reactiva. Si realmente pretende evolucionar y avanzar, el plan de formación, unido a una adecuada gestión de recursos y alineado a la cultura y estrategia de la compañía, va suponer una potente herramienta de desarrollo empresarial. Plan de formación, ¿operativo o estratégico? Como cada ejercicio, este es el momento de las empresas para definir, entre otras cosas, el plan de formación para la compañía. Y este plan debe ir perfectamente alineado con sus estrategias, con sus objetivos de desarrollo en el presente y para el futuro. El plan de formación no es, en absoluto, una parte de menor relevancia en el conjunto de la planificación de la compañía. De un buen enfoque y desarrollo puede depender el que la organización, cuyo equipo humano es uno de sus principales recursos, se encuentre en condiciones de responder a las exigencias de un mercado extremadamente competitivo y en el que la innovación constituye una parte fundamental a considerar para un negocio orientado a la continuidad. El desarrollo de un plan de formación debe, en cualquier caso y por muy sencilla que sea su presentación, estar perfectamente alineado con la estrategia de la compañía. No se puede concebir de otro modo. Debe considerar todos los parámetros internos y externos que afectan a la actividad de la empresa y que influyen en la consecución de objetivos (recursos, entorno, procesos, tecnologías…). Y, por último, debe contemplar tanto la mejora de conocimientos y capacidades prácticas como la de comportamientos y habilidades sociales. En definitiva, un plan de formación debe contemplar tanto los elementos de desarrollo profesional como los de carácter económico y de orientación a resultados. Los 10 elementos clave para desarrollar un Plan de Formación en la empresa Teniendo todo ello en consideración, los principales elementos a considerar durante el proceso de elaboración del plan deberían ser: Información preliminar Estrategia de la compañía: La formación no debería ser considerada en ningún caso- o no de modo exclusivo-, sino como una “inversión”. ¿Cómo, por ejemplo, hacer frente a las adecuaciones necesarias en procesos, tecnología o en cualquier otra innovación que se plantee la compañía si su equipo no está preparado para ello? Diagnóstico de necesidades: Es imprescindible el análisis la situación actual frente a la deseable y necesaria. Análisis de diferencia

El consumidor en el centro para aumentar la probabilidad de éxito de un producto nuevo

22 noviembre, 2017
La innovación de los productos ayuda a mantener el crecimiento de las empresas e incrementa su competitividad. Sin embargo, la industria se enfrenta a un altísimo porcentaje de fracaso en el lanzamiento de nuevos productos porque no resuelven una necesidad o frustración del consumidor, que cada es más exigente y crítico con las innovaciones (Nielsen, 2014). Por tanto, se hace necesaria una mejora en el proceso de innovación para obtener un mayor éxito de los productos que se lanzan al mercado español y, por tanto, para optimizar los recursos. En este sentido, el proyecto ICINN de AINIA pretende integrar el conocimiento y el análisis de las percepciones, necesidades y preferencias del consumidor como motor principal de la innovación. De este modo, se logrará dotar a las empresas de nuevas herramientas para la investigación del consumidor que permitan orientar su actividad de I+D+i para desarrollar, comercializar y mantener en el mercado nuevos productos que satisfagan las expectativas de los consumidores. En un enfoque tradicional de innovación, los consumidores son tenidos en cuenta para testar el concepto de producto en reuniones de grupo y clásicos test de producto, mientras los paneles entrenados asumen la caracterización o descripción sensorial de producto. En cambio, las metodologías de cocreación permiten observar al consumidor ante un nuevo producto, un producto ya existente o ante la generación de un escenario, de forma espontánea en su entorno real, sin modificar sus actitudes. Se trata, pues, de técnicas no invasivas que permiten acceder a la parte emocional del consumidor. El objetivo del proyecto ICINN es desarrollar metodologías con el fin último de posicionar al consumidor, y sus emociones, en el centro de la innovación desde las fases tempranas del proceso. La información obtenida es de gran utilidad para las empresas, ya que les permite orientar el desarrollo de productos e identificar los aspectos potencialmente más interesantes para una comunicación más efectiva hacia el consumidor. ICINN evalúa la percepción del consumidor a través de metodologías como, por ejemplo, la metodología Check All That Apply (CATA) que emplea al consumidor para la identificación de las características que tiene un producto concreto mediante la elección en un formulario de todo aquello que aplica a ese producto. Se trata de una serie de preguntas que se implementan en los cuestionarios de evaluación de productos. Los consumidores pueden marcar de una lista de palabras, todas aquellas que consideran que describen mejor lo que han percibido al evaluar el producto. Son test de respuesta múltiple, espontánea y versátil que aportan información de una forma rápida y sencilla sobre características sensoriales y no sensoriales del producto. Las preguntas CATA aportan información acerca de qué atributos son detectables y relevantes para los consumidores y, además, permite establecer la relación con la aceptación global del producto. El proyecto ICINN también emplea el Projective Mapping-Napping, un método basado en la evaluación de diferencias entre productos a nivel holístico o global. Los consumidores disponen distintas muestras en un plano de dos dimensiones en base a las similitudes y diferencias encontradas, obteniéndose así un mapa sensorial de configuración global

Proyecto AMICES: Microencapsulación a escala industrial para nuevos alimentos, bebidas, fármacos y cosméticos

22 noviembre, 2017
El desarrollo de nuevos productos en respuesta a las crecientes exigencias de los consumidores ha derivado en la producción, entre otros, de alimentos enriquecidos o funcionales, cosméticos innovadores y fármacos más naturales con ingredientes que aportan beneficios sobre la salud, los hacen más seguros o son de liberación selectiva. En algunos casos, se obtienen potenciando o incorporando sustancias mediante técnicas de microencapsulación. Este proceso puede alterar y mermar la actividad de esas sustancias. Para evitarlo, el proyecto AMICES, de I+D propia de AINIA y cofinanciado por IVACE y Fondos Feder, explora procesos avanzados de microencapsulación a escala industrial (con el equipamiento, materiales y condiciones de proceso pertinentes). El proyecto, dentro del programa de ayudas a la I+D de institutos tecnológicos de la Comunidad Valenciana, se desarrolla en colaboración con EPSA, Instalaciones Grau, Korott y Sesderma. Para generar nuevos alimentos y bebidas, medicamentos o cosméticos con propiedades avanzadas, se puede recurrir a la microencapsulación, que consiste en la generación de partículas en las que una sustancia o principio activo se encuentra recubierta por otra sustancia protectora de naturaleza distinta. Se utiliza fundamentalmente con fines de protección y cuando se requiere de la liberación controlada de una sustancia en tiempo y lugar. Además de en alimentación, la microencapsulación tiene aplicaciones en el sector farmacéutico (para favorecer una liberación prolongada o sostenida, de manera que el principio activo no sea solo eficaz en el momento de la dosificación sino que vaya manifestando su efecto a lo largo del tiempo, para proteger principios activos de la acción del estómago o para incorporar principios activos cuyo sabor u olor puede generar cierto rechazo) y en el sector cosmético (fundamentalmente para salvaguardar principios activos sensibles y dirigir los principios activos a una diana), tal y como expusimos en el artículo ¿Por qué tanto interés por la microencapsulación?: Los 7 usos más comunes. AINIA ha desarrollado, en el marco del proyecto AMICES, procesos avanzados de microencapsulación y ha estudiado experimentalmente los requerimientos necesarios a escala industrial para definir el equipamiento, los materiales y las condiciones de proceso necesarias, y hacer accesible así su industrialización, introduciendo mejoras respecto a sistemas más convencionales, relacionadas con: Diseño: Habitualmente, los equipos utilizados son adaptaciones de equipos con fines más genéricos, como procesos de secado por atomización. Focalizar el diseño en un tipo de proceso concreto, permite optimizar el proceso y mejorar los rendimientos. También se han planteado mejoras a la hora de preparar las formulaciones de las materias primas. Equipamiento: Por ejemplo, los equipos empleados para enfriamiento por atomización habitualmente son adaptaciones de procesos de secado, sobre los que se pueden introducir mejoras sobre la uniformidad de la calefacción, reducción de obstrucciones etc. El proyecto AMICES se ha centrado en cuatro grupos de tecnologías avanzadas: microencapsulación mediante enfriamiento por atomización, encapsulación por atomización en medio inerte con disolventes orgánicos, tecnologías de microencapsulación con fluidos supercríticos, y técnicas para la generación de particulas submicrónicas, y de tamaño superior a la microescala. El objetivo último de AMICES es promover el desarrollo de productos novedosos, con propiedades y funcionalidades

6 elementos clave para los “claims” en cosmética

22 noviembre, 2017
Cuando hablamos de “claims” de forma automática estamos pensando en productos alimenticios, algo que no es exacto, ya que, otros productos de consumo también cuentan con “claims” o reclamos sobre sus características. Hoy queremos comentar algunos de los puntos más relevantes en el caso de los “claims” para productos cosméticos. A la hora de ver este tipo de mensajes de acuerdo con la regulación de la Unión Europea, debemos poner el foco en el Reglamento (UE) nº 655/2013 de la Comisión, de 10 de julio de 2013, por el que se establecen los criterios comunes a los que deben responder las reivindicaciones relativas a los productos cosméticos. Los mensajes que pueden lanzarse en relación con los productos cosméticos se apoyan en aspectos muy similares a los que empleamos en el ámbito agroalimentario, los puntos clave que debemos considerar son: Cumplimiento de la legislación Veracidad Datos que sustentan la reivindicación Honradez Imparcialidad Toma de decisiones con conocimiento de causa Esos son los elementos que todo operador debe considerar a la hora de plantear sus mensajes en forma de textos, denominaciones, marcas, imágenes o cualquier otro símbolo figurativo o no que transmitan explícita o implícitamente características o funciones en el etiquetado del producto, o durante la comercialización y la publicidad de los productos cosméticos. Debemos tener en cuenta que estos mensajes se analizan desde el punto de vista de la legislación aplicable con independencia del medio o instrumento que se emplee para transmitir la información, es decir, no únicamente lo comunicado a través de la etiqueta del producto cosmético en sí mismo, también habrá tener en cuenta la información de este tipo transmitida a través de la publicidad u otras vías de comunicación. A la hora de plantear las declaraciones, es importante, no sólo que tengamos en cuenta lo dicho en el Reglamento 655/2013, sino también los criterios interpretativos de las autoridades competentes. En este caso en España hay que tomar en consideración lo que se traslada desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS). Un documento muy recomendable para este tema es el de “Directrices del Reglamento (UE) Nº 655/2013 de la Comisión por el que se establecen los criterios comunes a los que deben responder las reivindicaciones relativas a los productos cosméticos”. Un par de ejemplos de lo que no debe plantearse son: “Bajo en alérgenos porque no lleva conservantes”. Es tendencioso por que se asume que todos los conservantes son alergénicos. “Este producto de cuidado de la piel no contiene hidroquinona”. Mo está permitida puesto que la hidroquinona está prohibida en la legislación sobre cosméticos de la UE para este fin Cómo evolucionará la regulación en esta materia En estos momentos, el marco legal de la UE es bastante completo y garantiza la protección de los consumidores, permitiendo por otra parte que el sector cosmético pueda comunicar de forma adecuada sus mensajes. Una buena muestra es que aproximadamente el 90 % de los claims que han revisado las autoridades competentes en la UE son correctos. No obstante,