Los 5 elementos clave para verificar las propiedades antimicrobianas de materiales y superficies

Por Redacción AINIA 2 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Los 5 elementos clave para verificar las propiedades antimicrobianas de materiales y superficies
lab_tecno

Sonia Porta.- Los materiales y superficies pueden ser fuente de cobijo de microorganismos, y por tanto, fuentes de contaminación cruzada, uno de los problemas más frecuentes en la seguridad de alimentos, cosméticos o medicamentos. Los fabricantes de materiales y equipos optan cada vez más por incorporar sustancias activas antimicrobianas en los mismos. En AINIA nos hemos especializado en la verificación de las propiedades antimicrobianas de estos materiales o superficies activas. En este artículo exponemos cinco elementos clave para verificar las propiedades antimicrobianas y toxicidad de nuevos materiales y superficies.

Cada vez más fabricantes de plásticos, materiales cerámicos, metálicos o textiles que producen materiales para diversos usos como revestimientos, equipos, paredes y suelos de la industria, calzado y ropa para operarios, etc. incorporan en sus procesos de fabricación componentes antimicrobianos para mejorar los materiales que producen. La incorporación de esta nueva propiedad aportará al producto terminado las prestaciones deseadas por el consumidor de sus productos: materiales más duraderos, estables y seguros desde el punto de vista higiénico y sanitario.

En este artículo exponemos cuales son los elementos clave que se pueden evaluar para verificar las propiedades antimicrobianas de materiales activos y superficies, teniendo en cuenta que en función de cada material o superficie y, sobre todo, de la necesidad de cada empresa, se evalúan uno o varios elementos.

¿Cómo verificar las propiedades antimicrobianas de los nuevos materiales activos?

En AINIA nos hemos especializado en el desarrollo y realización de metodologías de verificación que comprueban el efecto de los nuevos materiales y componentes frente a microorganismos. Aquí os exponemos algunos de los más eficaces:

1.Capacidad antibacteriana. Con el objetivo de evaluar si los componentes antimicrobianos de estos materiales son capaces de inhibir el crecimiento de bacterias. Es decir, si las sustancias activas incorporadas son capaces de impedir el desarrollo de bacterias en ese soporte. Entre los métodos más eficaces para verificar la capacidad antibacteriana de los distintos materiales se encuentran:

• Método ISO 22196 para determinar la actividad antibacteriana en superficies plásticas.
•  Método JIS Z 2801, para la evaluación de la actividad antimicrobiana en materiales no porosos, donde se determina la eficacia antimicrobiana de superficies utilizando dos bacterias Staphylococcus aureus y Escherichia coli. 
  
En AINIA hemos desarrollado modificaciones o adaptaciones de estas normas al tipo de material, al uso final previsto o a otros microorganismos de riesgo (Salmonella, Pseudomonas, Listeria monocytogenes, etc.) de acuerdo con las necesidades de la empresa
• ISO 27447 que evalúa la actividad antibacteriana en materiales fotocatalíticos (cerámicas), bajo la acción de luz ultravioleta.
• ISO 20743, determinación de la actividad antibacteriana en textiles.
• UNE-EN 1104, para la determinación de la transferencia de compuestos antimicrobianos en papel y cartón. 

2. Capacidad fungistática. Permiten determinar si la formulación del material (o recubrimiento de la superficie) inhibe el crecimiento de hongos o levaduras. Para ello los métodos son propios de AINIA, aunque también podemos utilizar según necesidades métodos basados en normas ISO: 
• ISO 16869, para evaluar la efectividad de compuestos fungistáticos en plásticos.
• ASTM G21, para determinar la resistencia de materiales poliméricos a hongos.   
 Evaluación de plásticos frente a los hongos Aspergillus niger, Penicillium pinophilum, Chaetomium globosum, Gliocadium virens, Aureobasidium pullulans.

3. Capacidad esporicida y virucida. Evaluamos si los materiales son capaces inhibir el crecimiento de formas de resistencia como las esporas bacterianas, o si los nuevos materiales pueden disminuir la dosis infectiva de virus, utilizando para ello cultivos celulares (mediante ensayos ASTM E1053-97).

4. Capacidad antibiofilm-antifouling. Utilizamos técnicas de simulación del crecimiento de microorganismos formadores de biofilms sobre las superficies del material, con el objetivo de evaluar si el material permite la adhesión microbiana y su crecimiento en biopelículas, o por el contrario, incorporan componentes que pueden evitar el biofilm o biofouling, logrando evitar el riesgo higiénico y sanitario del material.

5. Efecto del ataque microbiano sobre el material. En AINIA realizamos la contaminación artificial del material con microorganismos de riesgo y su incubación en condiciones de exposición controladas, simulando el ataque microbiano al que pueden estar sometidas las superficies en sus condiciones de uso industrial. Para verificar el efecto del ataque microbiano aplicamos metodologías propias o normas internacionales, entre las que destacamos:

• ISO 846. Evaluación de la acción de microorganismos en plásticos.
• ASTM G21 y G22. Determinación de la resistencia de plásticos a Hongos y a Bacterias, respectivamente

La verificación de la citotoxicidad, un paso más en la evaluación de la seguridad del nuevo material

Además de la evaluación de estos cinco elementos, en AINIA, como especialistas en seguridad, damos un paso más y realizamos estudios de evaluación de la citotoxicidad de nuevos materiales, mediante metodologías basadas en cultivos celulares, en el que se evalúa la seguridad o efecto tóxico de nuevos componentes y el estudio del potencial efecto carcinogénico y mutagénico, mediante la realización de bioensayos. En definitiva, se trata de verificar si estos nuevos materiales podrían ser tóxicos para la salud humana.

Las metodologías empleadas en estos ensayos están basadas en la norma UNE-EN ISO 10993-5 (Evaluación biológica de productos sanitarios. Ensayos de citotoxicidad in vitro) o en el Test de Ames, entre otros.

Aquí explicamos más sobre los cultivos celulares: Nuevas técnicas para evaluar la seguridad de los cosméticos: cultivos celulares

 

Artículos relacionados:

Evite contaminaciones alimentarias: ácidos orgánicos contra los patógenos transmitidos por alimentos

De 2 días a 3 horas para detectar Listeria monocytogenes en superficies en contacto con alimentos

Sistema para la detección rápida de Listeria en superficies en contacto con alimentos

 

Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tecnología
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.