Calcio y hierro, valores de referencia para una dieta saludable

Por Redacción AINIA 2 años publicadoSin Comentarios
Home  /  Noticias  /  Alimentación saludable  /  Calcio y hierro, valores de referencia para una dieta saludable
dieta_saludable2_g

Recientemente la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) ha propuesto el calcio como valor de referencia en la dieta, considerando la importancia que tiene como componente esencial del esqueleto. Aproximadamente el 99% del calcio corporal total se encuentra en los huesos y dientes, donde tiene un papel estructural, mientras que el 1% restante realiza funciones vasculares, neuromusculares y endocrinas en células y tejidos.

 

La principal fuente de calcio la obtenemos en la alimentación, sobre todo mediante la ingesta de productos lácteos, pero también a través de otros alimentos ricos en calcio como las verduras de color verde oscuro, las legumbres, frutos secos, pescado con huesos blandos y alimentos enriquecidos con calcio. El agua dura también contiene una cantidad significativa de calcio.

En este sentido, la EFSA ha establecido los valores dietéticos de referencia para el calcio, donde se contemplan variables como las necesidades promedio (AR), ingesta de referencia para la población (PRI) y el consumo adecuado (AI). Así, considera que las cantidades diarias recomendadas de calcio en la dieta (PRI) serían de 950 mg/día para los adultos ≥ 25 años. Para jóvenes (18-24 años), que todavía acumulan calcio en los huesos, es de 1.000 mg/día. En el caso de los bebés (de 7-11 meses) se ha calculado como 280 mg/día la cantidad óptima (AI) diaria de calcio, mientras que la necesidad media (AR) para niños de 1-3, 4-10 y 11-17 años, es de 450, 800 y 1.150 mg/día, respectivamente.

En esta línea, la EFSA ha puesto en marcha una consulta pública para determinar la cantidad diaria recomendada de hierro en la dieta, cuyos resultados conoceremos en breve.


La intención no es lo único que cuenta para alimentarse de manera saludable

El problema es que, en ocasiones, la sola ingesta de las cantidades diarias recomendadas de una vitamina o mineral no es suficiente para llevar una dieta saludable, debido a una mala absorción de nutrientes (hierro, calcio y vitaminas), y/o a posibles molestias relacionadas con la flora intestinal.

La industria alimentaria está diseñando alimentos con ingredientes funcionales que cubran estas necesidades de los consumidores. En este sentido, AINIA centro tecnológico ha participado en el proyecto BONEFOOD, promovido por la FIAB (Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas), orientado a desarrollar ingredientes y matrices alimentarias saludables con funciones específicas para mejorar la salud ósea y muscular de diferentes estados fisiológicos y sectores poblacionales, como puede ser la tercera edad.


Bake4Fun: una manera más apetecible de alcanzar las cantidades recomendadas de hierro

Otro de los proyectos más atractivos e internacionales en los que está trabajando AINIA en este sentido es Bake4Fun. 

En colaboración con INDESPAN y EPSA (Emilio Peña, S.A.), entre otros socios, Bake4Fun concentra sus esfuerzos en buscar soluciones en la innovación y tecnologías de los alimentos para logar fortificar con hierro los productos de panadería, sin que afecte a las características sensoriales de estos productos y consiguiendo un perfil nutricional mejorado. El producto que se está obteniendo es un pan que, además de aportar beneficios saludables, también incorpora valor añadido en sus elementos sensoriales para potenciar su atractivo.

 

Técnicos de AINIA Centro Tecnológico, realizando pruebas en la elaboración de un prototipo de pan fortificado con hierro. Proyecto Bake4Fun

 Técnicos de AINIA Centro Tecnológico trabajando en prototipos de pan fortificado con hierro. Proyecto Bake4Fun

Se estima que las deficiencias nutricionales de hierro afectan entre 1.500 y 2.000 millones de personas en el mundo. Este no solo es un problema de los países en vías de desarrollo, sino también en muchos casos, del mundo más desarrollado.

Las deficiencias de hierro se deben a varios motivos, como malos hábitos dietéticos y al consumo de alimentos calóricos pero pobres en microminerales. Una de las formas de disminuir las deficiencias de hierro es la obtención de productos de panadería de consumo diario enriquecidos.

Para más información sobre este proyecto, recomendamos la lectura de este artículo.

Foto cabecera: roboppy en Flickr
 

 

Imprimir
Categorías:
  Alimentación saludable, Noticias
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.