Economía Circular y plásticos: El camino hacia la sostenibilidad

Carlos EnguixPor Carlos Enguix 3 semanas publicado
Home  /  Tecnoalimentalia  /  Tendencias y consumidor  /  Economía Circular y plásticos: El camino hacia la sostenibilidad
plasticos-oceano

Los plásticos ayudan a garantizar la seguridad de los alimentos y a reducir su desperdicio. Combinado con la impresión 3D, los materiales plásticos pueden incluso salvar vidas humanas al permitir la innovación médica. Sin embargo, existe una necesidad urgente de abordar los problemas ambientales que hoy ensombrecen sus potencialidades. En el artículo desgranamos el anteproyecto de informe de la UE relativo a la estrategia de la Unión Europea para los plásticos en la Economía Circular y la propuesta de medidas con un horizonte 2030. El objetivo: Que en esta fecha todos los plásticos sean reciclables.

Cada año acaban en los océanos entre 5 a 13 millones de toneladas de plástico, suponiendo el 80% de la basura marina. Se trata de un daño medio ambiental, económico y para la salud humana que obliga a los distintos agentes a abordar el problema. Para ello, es clave apostar por la innovación desde diferentes perspectivas y la interconexión de diversas cadenas de valor, desde una visión integradora y global.

La estrategia europea pone el acento en la prevención de la generación de residuos plásticos y el aumento del reciclado de plásticos, además de estimular nuevos modelos de negocio, producción y consumo, inteligentes y circulares que cubran toda la cadena de valor.

 

 

La producción mundial del plástico se ha multiplicado por 20 desde los años 60, llegando a las 322 millones de toneladas en 2015. Y se espera que se duplique en los próximos 20 años. Tal y como afirma la Comisión ENVI de la Unión Europea: “Las soluciones pasan por encontrar materiales plásticos duraderos, reutilizables y que permitan un reciclado de alta calidad”.

La Economía Circular como solución para minimizar el impacto del plástico

En diciembre de 2015, la Comisión adoptó un plan de acción de la UE para una Economía Circular. Allí, identificó los plásticos como una prioridad clave y se comprometió a “preparar una estrategia que aborde los desafíos planteados por los plásticos a lo largo de la cadena de valor y teniendo en cuenta todo su ciclo de vida”. En 2017, la Comisión confirmó que se centraría en la producción y el uso de plásticos y trabajará para alcanzar el objetivo de garantizar que todos los envases de plástico sean reciclables para 2030.

Hoy, la UE está en mejor posición para liderar la transición a los plásticos del futuro. Esta estrategia sienta las bases de una nueva economía del plástico, donde el diseño y la producción de plásticos y productos plásticos respetan plenamente las necesidades de reutilización y reciclaje, y se desarrollen y promueven materiales más sostenibles.

Esto proporcionará un mayor valor añadido y prosperidad en Europa y fomentará la innovación. Pondrá freno a la contaminación plástica y su impacto negativo en nuestras vidas y el medio ambiente. Al perseguir estos objetivos, la estrategia también ayudará a alcanzar la prioridad establecida por esta Comisión para una economía moderna, baja en carbono, eficiente en el uso de recursos y energía, y hará una contribución tangible para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 y el Acuerdo de París.

Hacia una nueva industria de materiales plásticos inteligente, innovadora y sostenible

Una industria de plásticos inteligente, innovadora y sostenible, donde el diseño y la producción respetan plenamente las necesidades de reutilización, reparación y reciclaje, trae crecimiento y empleo a Europa y ayuda a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de la UE y la dependencia de combustibles fósiles importados.

Los ejes centrales de la nueva política europea son:

  • Para el año 2030, todos los envases de plástico existentes en el mercado de la UE deberán ser reutilizables o deberán poder reciclarse de manera rentable.
  • Apuesta por el diseño de envases: Los cambios en la producción y el diseño permiten mayores tasas de reciclaje de plásticos para todas las aplicaciones clave. Para 2030, más de la mitad de los residuos de plástico generados en Europa se deberá poder reciclar. La recolección separada de desechos plásticos alcanzará niveles muy altos. El reciclaje de residuos de envases de plástico debe ser similar a los niveles comparables con los de otros materiales de embalaje.
  • La capacidad de reciclaje de plásticos de la UE se ampliará y modernizará significativamente. Para 2030, la capacidad de clasificación y reciclaje debe haberse cuadruplicado desde 2015, lo que ha conllevará la creación estimada de 200.000 nuevos puestos de trabajo, distribuidos por toda la UE.
  • Gracias a la mejora de la recolección separada y la inversión en innovación, habilidades y aumento de capacidades, la exportación de desechos de plásticos mal clasificados se deberá haber eliminado. Los plásticos reciclados se convertirán en una materia prima cada vez más valiosa para las industrias.
  • La cadena de valor del plástico estará mucho más integrada, y la industria química colaborará estrechamente con los recicladores de plásticos para ayudarlos a encontrar aplicaciones más amplias y de mayor valor para su producción. Las sustancias que dificultan los procesos de reciclaje serán reemplazadas o eliminadas.
  • El mercado de plásticos reciclados e innovadores será un mercado de éxito, con claras perspectivas de crecimiento a medida que más productos incorporen contenido reciclado. La demanda de plásticos reciclados en Europa se multiplicará por cuatro, proporcionando un flujo estable de ingresos para el sector del reciclaje y la seguridad laboral para su creciente fuerza de trabajo.
  • Un mayor reciclaje de plástico ayudará a reducir la dependencia de Europa de los combustibles fósiles importados y reduce las emisiones de CO2, de conformidad con los compromisos del Acuerdo de París.
  • Se desarrollarán y usarán materiales innovadores y materias primas alternativas para la producción de plástico donde la evidencia muestra claramente que son más sostenibles en comparación con las alternativas no renovables. Esto respalda los esfuerzos de descarbonización y la creación de oportunidades adicionales para el crecimiento.
  • La UE tendrá un liderazgo en equipos y tecnologías de clasificación y reciclaje. Las exportaciones se elevarán al unísono con la demanda mundial de formas más sostenibles de procesar plásticos al final de su vida útil. Además, en la UE, los ciudadanos, gobiernos y la industria respaldarán patrones de consumo y producción más sostenibles y seguros para los plásticos. Esto proporcionará un terreno fértil para la innovación social y el espíritu empresarial, creando una gran cantidad de oportunidades para todos los europeos.
  • La generación de residuos plásticos está desacoplada del crecimiento. Los ciudadanos serán conscientes de la necesidad de evitar el desperdicio y tomarán decisiones en consecuencia. Los consumidores, como actores clave, serán incentivados, conscientes de los beneficios clave y, por lo tanto, habilitados para contribuir activamente a la transición. Mejor diseño, nuevos modelos de negocio y productos innovadores que ofrecen patrones de consumo más sostenibles.
  • Muchos empresarios habrán visto la necesidad de una acción más decidida sobre la prevención de residuos plásticos como una oportunidad comercial. Cada vez más, surgirán nuevas empresas que brindarán soluciones circulares, como la logística inversa para envases o alternativas a los plásticos desechables, y se beneficiaránn del desarrollo de la digitalización.
  • La fuga de plásticos al medio ambiente disminuirá drásticamente. Los sistemas efectivos de recolección de residuos, combinados con una reducción en la generación de desechos y una mayor conciencia del consumidor, evitan la basura y aseguran que los desechos se manejen de manera adecuada. Los desechos marinos de fuentes marinas, como barcos, pesca y acuicultura, se reducirán significativamente. Playas y mares estarán más limpios, lo que fomentará actividades como el turismo y la pesca, y preservarán los ecosistemas frágiles. Todas las principales ciudades europeas serán mucho más limpias.
  • Se desarrollarán soluciones innovadoras para evitar que los microplásticos lleguen a los mares. Su origen, rutas de viaje y efectos sobre la salud humana se entenderán mejor y la industria y las autoridades públicas estarán trabajando juntas para evitar que terminen en nuestros océanos y nuestro aire, agua potable o en nuestros platos.
  • La UE habrá asumido un papel de liderazgo en una dinámica global, con países que se comprometen y cooperan para detener el flujo de plásticos hacia los océanos y tomar medidas correctivas contra los residuos de plásticos ya acumulados. Las mejores prácticas se difundirán ampliamente, el conocimiento aplicado mejorará, los ciudadanos se movilizarán, y los investigadores desarrollarán soluciones que pueden aplicarse en todo el mundo.

Esta es la visión de este Informe de la UE para el horizonte 2030. Si leen el documento completo (si es asociado lo tiene en el último flash legislativo de AINIA) pueden profundizar en cómo se va a avanzar en todos estos puntos de la visión.

Soluciones innovadoras y circulares para el sector del plástico

Por nuestra parte, llevamos años trabajando en esta dirección desde diferentes vías:

  • Especializándonos en diseño de envases, intentando mejorar la ergonomía y reduciendo el empleo de material en el packaging para hacerlo más sostenible y funcional.
  • Investigando y haciendo una investigación aplicada en el desarrollo de nuevos materiales basados en bioplásticos y en conceptos de economía circular (PHBotle, WheyPack, Susccipack).
  • Añadiendo tecnologías fotónicas y de espectroscopía infrarroja para la clasificación de envases en plantas de reciclado.
  • Trabajando en materiales barrera para reducir los multicapas a monocapas con las mismas funcionalidades (proyecto Refucoat).
  • Trabajando la huella de carbono y la reducción del huella ambiental.
  • Optimizando los sistemas de envasado y la seguridad de los envases.
  • Trabajando en la reducción del desperdicio de alimentos con nuevos conceptos de packaging.
  • Aunando y complementando los trabajos en envases sostenibles con envases convenience. Un ejemplo es el proyecto Convipack

AINIA Centro Tecnológico es un referente en el desarrollo de soluciones circulares en el sector del plástico y el packaging. Si quiere conocer con más detalle qué hacemos y cómo le podemos ayudar, contáctenos, estamos esperando su llamada y nos encanta cooperar en innovación.

Imprimir
Categoría:
  Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000
Carlos Enguix
Acerca de

 Carlos Enguix

  (9 artículos)

Jefe del departamento de Envases de ainia

Contacte con Carlos Enguix