El desperdicio de alimentos en Navidad, ¿qué puede hacer la industria para reducirlo?

Por Redacción AINIA 1 año publicadoSin Comentarios
Home  /  Tecnoalimentalia  /  El desperdicio de alimentos en Navidad, ¿qué puede hacer la industria para reducirlo?
carrito_compra_supermercado_g

Imagen de un carro de la compra, en un supermercado, con productos de alimentación. Tendencias consumidor: En Navidad aumenta el consumo de alimentos.

Partiendo de la base de que hasta la fecha no existe una definición oficial que acote lo que se entiende por  “desperdicio alimentario”, podemos distinguir dos grandes aspectos de este problema; por un lado la pérdida de alimentos, que hace referencia a alimentos que hay que desechar a causa de un “funcionamiento ineficiente de las cadenas de suministro”, y por otro, el desperdicio alimentario propiamente dicho, que se produce cuando el producto ya está listo para el consumo, pero es finalmente desechado. Las causas de este desperdicio tienen relación tanto con una inadecuada gestión y manipulación de los alimentos, como con malos hábitos de compra y consumo por parte de los consumidores. 

 
El desperdicio de alimentos en cifras

Según el último informe de la Comisión Europea, se estima que cada año se desaprovechan en todo el mundo más de 1.300 millones de toneladas de alimentos, los que implica 1/3 de la producción mundial de alimentos. De estos 1.300 millones de toneladas desechadas, 89 millones son producidos por países miembros de la Unión Europea. Nuestro país ocupa el séptimo lugar en cuanto a desperdicio de alimentos, con un total de 7,7 millones de toneladas al año. Estas cifras indican que la media de alimentos desperdiciados es de 179 kilos por habitante

 
Aumento del consumo de alimentos en Navidad

Florencio García, socio director de «retail» de Kantar World panel, compara el aumento del consumo en Navidad con el resto del año y afirma: « La Navidad supone tradicionalmente un 20% más de gasto de los hogares, siendo la alimentación la partida que más aumenta ya que se triplica».

Según la consultora Deloitte, en su Estudio de consumo navideño publicado en noviembre de 2015, asegura que aunque los españoles piensan aumentar un 10% el gasto navideño respecto a las Navidades pasadas; al parecer, la partida destinada a Alimentación decrece mínimamente.

Si nos concentramos en la composición de la cesta de la compra, los resultados del informe Nielsen de 2014 indicaban que los españoles aumentamos el consumo de productos frescos (alrededor del 3%)  en las vísperas de Navidad y crece tanto el consumo de carne como de pescado.

Por otro lado, las previsiones en cuanto a consumo de frescos se estima que sigan creciendo este año 2015, al menos así lo afirma  Asís González, experto de consumo de la consultora Nielsen, para el diario ABC.  El hecho de que las familias no están comprando ahora productos frescos para congelar «es un claro síntoma de que los hogares tienen más capacidad de gasto que en años anteriores y parece que optarán por comprar productos frescos».

 

Innovación para la prevención o reducción del desperdicio de alimentos 

AINIA trabaja para encontrar soluciones innovadoras al problema del desperdicio alimentario desde diferentes frentes.

 

Innovación tecnológica para la prevención del desperdicio de alimentos

Innovación para aumentar la vida útil de los alimentos. Bien sea a través de nuevas formulaciones de la innovación en técnicas de conservación, en el desarrollo de nuevos sistemas y materiales de envasado o de mejoras en los envases actuales (incorporando materiales barrera, envases activos, envases inteligentes, nuevos diseños contra el desperdicio: porcionabilidad, mejores sellados, re-cerrables, máxima extracción de producto, daños mecánicos y resistencias…),  o a través del desarrollo  de nuevos modelos predictivos para la estimación de vida útil.

A nivel productivo, innovamos a la medida de las empresas en nuevas tecnologías limpias en procesos y actividades auxiliares que reduzcan la producción de subproductos. También desarrollamos proyectos de diseño higiénico que ayudan a la reducción de las pérdidas durante la producción, así como en la sincronización de sistemas, procesos y materiales, que mejoren la gestión y reduzcan las pérdidas, gracias a la interoperabilidad de procesos e información.

Los sistemas de inspección avanzada con visión artificial, en los que AINIA es pionera, trabajan en la optimización para el control de la calidad y la detección del producto no conforme. 

En cuanto al apartado de logística y transporte, hay sistemas que mejoran la sincronización de los procesos (demanda/provisión) entre organizaciones y así disminuir la pérdida de alimentos, al sincronizar envíos y recepción de mercancías, integración de stocks, aseguramento de los niveles de servicio… en definitiva, sistemas digitales para el desarrollo de cadenas de valor colaborativas y eficientes.


Innovación social para la prevención del desperdicio de alimentos

Basado en el análisis continuo de la percepción del consumidor ante iniciativas y productos frente al desperdicio de alimentos, en AINIA desarrollamos apps para la sensibilización social que supongan mejoras en la planificación de compra y que ésta sea más sostenible. Además implementamos aplicaciones a la redistribución de los excedentes (interna o externamente). En definitiva, se trata de acciones de sensibilización e impulso a cambios en los hábitos y modelos de consumo que permitan reducir el desperdicio, poniendo en contacto oferta y demanda.  


Innovación y valorización de desperdicios 

En un impulso significativo de la economía circular, este tipo de acciones trabajan por el desperdicio 0. De esta manera se están desarrollando técnicas para reutilizar y reciclar todos aquellos alimentos que con antelación acababan en los vertederos. Algunos ejemplos son el rescate de compuestos de alto valor (colorantes y antioxidantes naturales, fibras…) a través de tecnologías de extracción por CO2 supercrítico, para su aprovechamiento en farmacia, cosmética, la industria de ingredientes y aditivos, etc. Productos para la alimentación animal, la producción de compostaje y fertilizantes; la elaboración de nuevos materiales biopoliméricos para el desarrollo de envases más sostenibles… Por último, destacan las técnicas de valorización energética (por ejemplo, la generación de biogás agroindustrial), para lo que el modelo de biorrefinería es tan importante.

Si usted quiere avanzar en la reducción del desperdicio de alimentos, en AINIA podemos ayudarle.

 

Imprimir
Categorías:
  Tecnoalimentalia, Tendencias y consumidor
este artículo fue compartido 0 veces
 000

Deje una respuesta

Su correo electrónico no será publicado.