Día Mundial de la Alimentación: Valencia, punto de encuentro

Marga FernándezPor Marga Fernández 11 meses publicado
Home  /  Noticias  /  Día Mundial de la Alimentación: Valencia, punto de encuentro

El 16 de octubre la FAO celebra el Día Mundial de la Alimentación. Para ello, se organizan eventos en más de 150 países en los que se promueve la concienciación y la acción contra el hambre a escala mundial, así como la necesidad de garantizar la seguridad alimentaria y el derecho a una dieta saludable y nutritiva para todos.

El Día Mundial de la Alimentación es una oportunidad para demostrar el compromiso empresarial, social e institucional con el objetivo de desarrollo sostenible Hambre Cero en 2030. Debemos recordar que, aunque cada vez es mayor la concienciación y las acciones dirigidas a paliar esta situación, todavía cerca de 815 millones de personas (1 de cada 9), padece hambre en el mundo.

Valencia, punto de encuentro de la Alimentación Sostenible 2017

La ciudad de València se ha convertido en 2017 en un referente en cuestiones de alimentación sostenible, y para fomentar su compromiso ha organizado a lo largo de todo este año una serie de eventos y reuniones, la más importante la Cumbre de Alcaldes que tendrá lugar los próximos días (del 19 al 21 de octubre). La iniciativa se remonta al Pacto de Política Alimentaria Urbana de Milán (MUFPP).

En octubre de 2016 el Comité de Dirección del MUFPP seleccionó València como ciudad anfitriona de la Reunión Anual y Cumbre de Alcaldes del MUFPP 2017. Este evento tiene lugar coincidiendo con los actos organizados por la FAO en el marco del Día Mundial de la Alimentación y en el mismo más de 100 ciudades de 50 países han confirmado su participación.

El principal objetivo de esta Cumbre es dar la oportunidad a alcaldes y representantes de las ciudades participantes de reunirse e intercambiar buenas prácticas, evaluar los progresos realizados en sus respectivas ciudades en relación a la gestión de la alimentación sostenible y crear nuevas alianzas y sinergias para futuros proyectos.

Hasta el momento 157 ciudades de todo el mundo han firmado el Pacto de Milán pero hay otras muchas ciudades de España y del extranjero que están planeando adherirse al Pacto estos días, en la Cumbre de Valencia.

Otro efecto positivo del encuentro de este año es que otras redes o alianzas de ciudades dedicadas a cuestiones de sostenibilidad han decidido darse cita en València en el marco de la Cumbre de Alcaldes. Entre estas redes se encuentran RUAF, el grupo de alimentación de Eurocities y la Red de Ciudades de la Alimentación de Reino Unido, así como representantes de otras redes de ciudades y de instituciones de Naciones Unidas tales como ICLEI, UN Habitat, la red europea Agro-eco y la red de Sistemas Alimentarios C40, ORUFOGAR, la red de Políticas Alimentarias de EEUU. Además, han confirmado su participación expertos de renombre como Edward S. Rubin (Coordinador del Panel Intergubernamental del Cambio Climático IPCC, Premio Nobel de la Paz 2007), Gary Gadner (Worldwatch Institute Washington), Graziano da Silva (FAO) o Bineta Diop (Presidenta de Femmes Africa Solidarité, Senegal). De este modo, València se ha convertido en el punto de encuentro de la Alimentación Sostenible en 2017.

AINIA ha sido invitada a formar parte del Comité Científico y Social de esta iniciativa y está colaborando en diversas actividades relacionadas con el ámbito de la innovación alimentaria.

La ciudad de València se está volcando, además, con el desarrollo además de un programa de actos muy diversos como: la I Semana de la alimentación y la salud, Talleres y charlas con chefs y comerciantes, frutas y verduras gigantes frente a diferentes edificios emblemáticos de la ciudad…, dirigidos a concienciar a la sociedad sobre temas como la alimentación saludable, la sostenibilidad o la seguridad alimentaria.

Sobrepeso y obesidad: la pandemia del siglo XXI

En el Día Mundial de la Alimentación 2017 queremos resaltar como la Comunidad internacional se ha comprometido a poner fin a la malnutrición en todas sus formas, incluidos el sobrepeso y la obesidad. Así, las medidas encaminadas a frenar la obesidad forman parte fundamental de las acciones incluidas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Y es que mientras una parte del mundo carece de los alimentos necesarios para vivir, la prevalencia mundial de la obesidad entre 1975 y 2016, se ha casi triplicado. Según cifras de la OMS, más de 1.900 millones de adultos tiene sobrepeso, de los que más de 650 millones son obesos.

Estos datos son todavía más alarmantes si tenemos en cuenta que entre la población infantil, 41 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso o son obesos, y más de 340 millones de niños y adolescentes (de 5 a 19 años) padecen sobrepeso u obesidad.

La OMS señala como causa fundamental del sobrepeso y la obesidad un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. Actualmente se está produciendo a nivel mundial un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasa; y un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos medios de transporte y la creciente urbanización.

En esta línea, el Consejo general de Dietistas-Nutricionistas de España ha realizado un llamamiento para recuperar la dieta mediterránea y ha advertido de “la pandemia de sobrepeso, obesidad, enfermedades cardiovasculares, diabetes, hipertensión y cáncer” que está provocando una mala alimentación.

Papel de las ciudades en la alimentación del futuro

Las ciudades tienen un papel de liderazgo a la hora de promocionar dietas sanas y de desarrollar redes de alimentación sostenibles. En 2050, nuestro planeta va a albergar a 9.000 millones de personas, tres cuartas partes de ellas vivirán en las ciudades.

Desde esta perspectiva, las ciudades necesitarán reconsiderar sus redes de alimentación y cambiar los planteamientos que proporcionan un mero sustento a sus poblaciones por una concepción más sistémica. De hecho, y tal como se puso de manifiesto en el simposio “Diálogos sobre nutrición y sistemas alimentarios sostenibles” celebrado durante los días 20 y 21 de abril de 2017 en Valencia por el Comité Organizador de la Cumbre de Alcaldes: “La alimentación no es solo la suma de calorías y nutrientes necesaria para hacer que nuestro cuerpo funcione, sino que se inserta en un sistema integral con influencia en nuestra calidad de vida y que incluye todas las actividades y a los agentes necesarios para cultivar, cosechar, procesar, empaquetar, transportar, poner a la venta, consumir y disponer de comida, así como de todos los artículos relacionados con ella”.

Éste será sin duda uno de los temas para la reflexión en la Cumbre de Alcaldes de Valencia, sobre todo en lo relativo a la aplicación de políticas urbanas alimentarias sostenibles.

El Día Mundial de la Alimentación también pone el foco en la lucha contra el desperdicio de alimentos

Los hogares son responsables del 42% de los alimentos que terminan en el cubo de la basura. Las tres principales razones del despilfarro doméstico de alimentos son:

  1. Porque sobrepasan la fecha de caducidad sin haberlos consumido.
  2. Por no saber qué hacer con las sobras de comida.
  3. Por deterioro o mala conservación del alimento.

El informe especial del Tribunal de Cuentas Europeo: “La lucha contra el despilfarro de alimentos: una oportunidad para la UE de hacer más eficiente el empleo de recursos en la cadena de suministro alimentario”, ofrece una visión global de la problemática existente con el desperdicio de alimentos en la que establece, entre otras, medidas relacionadas con el etiquetado y la información sobre la fecha de caducidad o consumo de los alimentos. Analizamos este informe con detenimiento en el artículo: “Análisis del Informe Especial UE sobre el despilfarro de alimentos”, en el que sintetizábamos las posibles medidas legales para reducir el desperdicio de alimentos en la UE.

Cambio climático, suelos, y alimentación de proximidad

Como señala este interesante artículo de “Valencia, capital sostenible”, con el incremento de las temperaturas, la degradación del suelo también va en aumento, lo cual supone una amenaza sobre más del 40% de tierras de secano del planeta. Tal degradación tiene consecuencias desastrosas para la seguridad alimentaria y para los pequeños agricultores, en particular en los países en vía de desarrollo.

La FAO y un número creciente de expertos insisten en que un Sistema Alimentario Sostenible es el que nos permite cuidar a la vez de las personas, del territorio y del medio ambiente. Hay iniciativas muy interesantes, entre otras, del Ayuntamiento de Valencia, que está poniendo en marcha programas para que lazdfs ciudad avance hacia un sistema alimentario sostenible y, a lo largo de todo el año 2017, está animando a otras urbes a sumarse a este cambio.

La importancia de la innovación colaborativa para una alimentación sostenible

La innovación es clave para avanzar hacia una alimentación sostenible. Por ello, AINIA, con tres décadas de experiencia en este campo, cuenta con soluciones integrales innovadoras que permiten la interrelación de múltiples y variados agentes de toda la cadena de valor agroalimentaria.

Si queremos avanzar hacia sistemas alimentarios más sostenibles tenemos que tener en cuenta desde el principio que el sector de la alimentación es un macrosector, motor del avance de otros sectores que interaccionan con él, como son: Salud, Agropecuario, Envase, Logística, Industria Auxiliar y Bienes de Equipo, Limpieza y Desinfección, Turismo, Restauración y Gastronomía, Energético y medioambiental, Distribución y Retail,…

Para ser sostenible, la Gobernanza de los sistemas alimentarios debe velar por un equilibrio a veces difícil de conseguir entre:

  • Factores económicos: Competitividad | Viabilidad comercial | Crecimiento y empleo.
  • Factores sociales: Inclusión | Equidad | Normas sociales | Instituciones | Organizaciones sociales | Escucha activa y participativa.
  • Factores medioambientales: Creación de valor sin consumo constante de recursos (agua, energía, suelo, flora, fauna…)

Tal y como señaló el Director de AINIA, Sebastián Subirats, en el Simposio “Diálogos sobre nutrición y sistemas alimentarios sostenibles”: “Este enfoque integral añade enteros al concepto “valor” y convierte a los sistemas alimentarios en cadenas de redes horizontales y verticales que requieren también de una activa participación pública para impulsar políticas que promuevan e incentiven la gestión de estructuras más sostenibles y equilibradas, tanto con herramientas de apoyo como de control”. Palabras que queremos recordar hoy, Día Mundial de la Alimentación 2017. La Cumbre de Alcaldes de los próximos días en Valencia debe permitir avanzar en esta dirección.

Imprimir
Categoría:
  Noticias
este artículo fue compartido 0 veces
 000