1
/
3
/

PRÓXIMOS EVENTOS

Trabajamos para ser su partner en innovación

Nuestra misión es aportar valor y cooperar con empresas, liderando la innovación y el desarrollo tecnológico de manera sostenible

Tenemos el conocimiento y la tecnología y entendemos su negocio. Combinamos habilidades para resolver problemas con un enfoque proactivo. Gran parte de nuestro trabajo se realiza sobre una base estrictamente confidencial.

La innovación continua es la esencia de nuestra cultura y nos obliga a impulsar cada día más la colaboración. Asumimos riesgos y nos comprometemos.  AINIA es su socio estratégico en innovación.

30 años

de experiencia

+200 profesionales

en plantilla

+700 empresas

asociadas

+12.000 m2

de instalaciones

Tenemos las soluciones que su negocio necesita

Nuestras soluciones mejoran su cuenta de resultados

Somos especialistas en el desarrollo de tecnologías aplicadas a la mejora de la productividad de procesos industriales. También en innovaciones de producto planteadas desde una visión integral, con equipos multidisciplinares capaces de abordar todos los aspectos de su cadena de valor.

Nuestras soluciones son finalistas y abren oportunidades para su negocio, dan respuesta a las necesidades de su mercado y solucionan las problemáticas de su empresa. Y todo ello con criterios de sostenibilidad y gestión responsable.

somos especialistas en

Alimentación y salud; calidad y seguridad alimentaria; diseño y producción industrial; sostenibilidad; mercado y bienes de consumo; envase; industria 4.0; derecho alimentario …

La gestión empresarial requiere de una innovación que armonice un amplio espectro de variables relacionadas. Desde la materia prima al producto elaborado, pasando por el proceso productivo, el canal de venta y hasta los sistemas internos de organización y personas, abordandando la formación y el permanente reciclaje profesional. Y todo ello en los diferentes mercados en los que la empresa está presente. Innovación e internacionalización forman parte de una misma realidad.

Por ello, en AINIA acompañamos a las empresas en sus áreas de importación/exportación y apertura de mercados internacionales a través de la innovación.

Tecnoalimentalia

Innovación en alimentación: Novedades, tendencias, legislación, tecnologías…

3 aspectos fundamentales en procesos de microencapsulación

28 octubre, 2020
La protección de compuestos sensibles a determinados factores como puede ser la luz, el oxígeno o la humedad, liberación prolongada, liberación selectiva en determinadas condiciones o enmascaramiento de aromas y sabores son algunas de las propiedades avanzadas que pueden aportar las

Hamburguesas vegetarianas y otros productos similares ¿cómo queda el etiquetado?

28 octubre, 2020
El pasado viernes 23 de octubre el Parlamento Europeo rechazó la enmienda 165 que pretendía reservar ciertas denominaciones a productos que contengan carne. Por tanto, la regulación sobre estos productos seguirá como hasta la fecha. Comentamos algunos de los aspectos más relevantes en el

Cava con calidad garantizada

28 octubre, 2020
La identificación de cuerpos extraños en el interior de botellas o la medida de la concentración del tan característico gas carbónico de un cava en línea de producción y de manera no intrusiva, son algunos de los retos a los que se enfrenta un sector tan tradicional como es el de la

5 foros online sobre Economía Circular e Innovación de interés para el sector

27 octubre, 2020
Estamos inmersos en una vorágine de seminarios online de toda índole, desde AINIA hacemos una recopilación de los principales foros de interés en los que participamos  y que creemos  que pueden ser de tu interés.  Biorrefinerías, bioeconomía circular, envases sostenibles y eco-diseño

5 aspectos fundamentales para garantizar la calidad de tu laboratorio de microbiología

21 octubre, 2020
La importancia de implantar sistemas de calidad para los laboratorios de análisis de alimentos es cada vez mayor, siendo una exigencia tanto por parte de las administraciones públicas como del sector empresarial, ya que es la forma de garantizar la fiabilidad de los resultados emitidos. Por ello,

Últimas noticias

AINIA está desarrollando nuevos ingredientes proteicos procedentes de insectos

28 octubre, 2020
Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el 14% de la producción mundial de alimentos se pierde entre la cosecha y la venta al por menor, mientras que la población sigue creciendo. En este contexto se estima que, para garantizar el suministro de 9.100 millones de personas en los próximos 30 años, la producción de alimentos deberá crecer un 70%. En el marco del proyecto PROALT II (Investigación de fuentes alternativas de proteínas para el desarrollo de nuevos ingredientes con propiedades tecnológicas y saludables mejoradas) apoyado por el IVACE y fondos FEDER, AINIA está investigando fuentes alternativas de proteínas como la lemna, insectos y single cell protein (SCP) Los insectos como fuente de proteínas  Aunque en España todavía es un sector en ciernes, lo que resulta evidente es que los insectos han entrado en la cadena alimentaria como alternativa efectiva a la proteína animal. Según ha explicado Victoria Capilla, del departamento de Tecnologías de Fluidos Supercríticos-ALTEX de AINIA, “los insectos ofrecen muchas posibilidades a la industria como fuentes de proteínas saludables, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente a un coste competitivo” En la Unión Europea, desde que empezó a aplicarse el Reglamento 2283/2015 del 1 de enero de 2018 y hasta que se decida la inclusión de los insectos en la lista de nuevos alimentos (Reglamento (UE) 2017/2470) nos encontramos en un período transitorio que finalizará una vez se revise la inclusión de estos insectos:  Acheta domesticus, Tenebrio molitor, Locusta migratoria, Gryllodes sigillatus, Schistocerca gregaria, Alphitobius diaperinus, Apis mellifera, Grylloides sigillatus. En los primeros resultados del proyecto ProALT II, que cuenta con el apoyo de la empresa valenciana FEEDECT, startup dedicada a la cría y procesado de insectos para alimentación animal y humana, los investigadores de AINIA han obtenido un ingrediente proteico basado en harina desgrasada de un insecto modelo denominado Tenebrio molitor L. En el proceso de desgrasado realizado con CO2 (proceso que ha eliminado más de un 95% de la grasa inicial) en el que no se emplean disolventes orgánicos, ni altas temperaturas; se ha obtenido una harina desgrasada rica en proteínas, así como un aceite cuyas propiedades nutricionales están siendo estudiadas. Este tipo de proceso de desgrasado lleva tiempo aplicándose a la obtención de proteínas desgrasadas a partir de otras fuentes como cereales, frutos secos, legumbres, pues el CO2 es capaz de conseguir un desgrasado prácticamente completo, dejando el ingrediente listo para ser usado como ingrediente de valor proteico tanto en industria alimentaria, como para suplementos funcionales, alimentación deportiva, etc. Por tanto, estas harinas proteicas ofrecen muchas posibilidades para poder ser incluidas tanto en la industria de ingredientes y productos dirigidos a la alimentación, como en la de piensos para animales.  La investigación de tecnologías innovadoras para evitar el desperdicio alimentario es uno de los compromisos de AINIA en su apoyo a los Objetivos ODS. En concreto, al Objetivo 12: Producción y consumo responsable. El consumo de una gran proporción de la población mundial sigue siendo insuficiente

FEEDECT y AINIA colaboran en el desarrollo de nuevos ingredientes proteicos procedentes de insectos

28 octubre, 2020
La startup FEEDECT, asociado de AINIA Network, está colaborando con AINIA en el desarrollo de un nuevos ingredientes proteicos de calidad procedentes de insectos. FEEDECT se dedica a la valorización de subproductos de la industria agroalimentaria mediante la cría de insectos y a la obtención de ingredientes nutricionales de grandes posibilidades para el sector de la alimentación animal y de las personas. En el marco del proyecto ProALT II, AINIA a partir de harinas de insecto Tenebrio molitor L. suministradas por FEEDECT, ha obtenido una harina desgrasada rica en proteínas y un aceite cuyas propiedades nutricionales están siendo estudiadas.  En el proceso de desgrasado realizado con CO2 (proceso que ha eliminado más de un 95% de la grasa inicial) no se han empleado disolventes orgánicos, ni altas temperaturas. La necesidad de buscar fuentes alternativas de proteínas Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el 14% de la producción mundial de alimentos se pierde entre la cosecha y la venta al por menor, mientras que la población sigue creciendo. En este contexto se estima que, para garantizar el suministro de 9.100 millones de personas en los próximos 30 años, la producción de alimentos deberá crecer un 70%. Aunque en España todavía es un sector incipiente, los insectos han entrado en la cadena alimentaria como alternativa efectiva a la proteína animal porque ofrecen muchas posibilidades a la industria como fuentes de proteínas saludables, sostenibles y respetuosas con el medio ambiente a un coste competitivo. Este tipo de proceso de desgrasado lleva tiempo aplicándose en la obtención de proteínas a partir de otras fuentes como cereales, frutos secos, legumbres; puesto que el CO2 es capaz de conseguir un desgrasado prácticamente completo, dejando el ingrediente listo para ser usado como ingrediente de valor proteico tanto en industria alimentaria, como para suplementos funcionales, alimentación deportiva, etc. Por tanto, estas harinas proteicas ofrecen muchas posibilidades para poder ser incluidas tanto en la industria de ingredientes y productos dirigidos a la alimentación, como en la de piensos para animales. La investigación de tecnologías innovadoras para evitar el desperdicio alimentario es uno de los compromisos de AINIA en su apoyo a los Objetivos ODS. En concreto, al Objetivo 12: Producción y consumo responsable.      

Fundación Repsol y Funseam acercan las oportunidades que ofrece la Economía Circular

21 octubre, 2020
En el último año, la UE ha reforzado su propósito de avanzar hacia una Economía Circular evolucionando el modelo actual, aún muy lineal tanto en la producción como el consumo. La necesidad de cambios profundos para la transformación del modelo productivo hacia uno más sostenible se ha encontrado con el cambio inesperado del contexto macroeconómico, complejo e incierto, por la actual pandemia. En este marco complejo se sustenta el interés que despiertan iniciativas como el ciclo de conferencias “Hacia una economía circular” organizado por Funseam y Fundación Repsol, una de las respuestas a la vocación de responsabilidad social de Repsol, asociado de AINIA Network desde hace 10 años. Las “Oportunidades del CO2 como recurso y no como residuo” han atraído a más de medio millar inscritos a la sesión celebrada el pasado 20 de octubre. Centrada en cómo abordar la reducción de emisiones, así como disponer del CO2 en el desarrollo de nuevos productos, ha incluido una mesa redonda en la que se han compartido soluciones tecnológicas concretas por parte de Orchestra Sci., Altex como planta industrial de AINIA y Repsol Technology Lab. Tras la presentación del Pacto Verde en la recta final de 2019, en 2020 la UE ha adoptado un nuevo Plan de Acción para la Economía Circular, con el objetivo de adaptar la economía a un futuro ecológico y reforzar la competitividad económica para un crecimiento sostenible considerando todo el ciclo de vida de los productos. Para alcanzar la neutralidad climática en 2050, se precisa una evolución profunda en las pautas de producción y consumo desde el modelo lineal predominante, en el que a partir de recursos ambientales se generan productos que una vez consumidos, se desechan como residuos. La necesidad de optimizar el uso de los recursos, materias y productos y desvincular el desarrollo económico del consumo de recursos finitos está impulsando nuevas estrategias a distintos niveles (comunitario, nacional, etc.) y la aparición de nuevos proyectos e iniciativas que demuestran el potencial de la transformación hacia una Economía Circular. La importancia institucional de este aspecto se puede visualizar en eventos próximos promovidos por la Comisión Europea como “EU Green Week 2020” o “Circular Economy Stakeholder Conference”. Oportunidades de un modelo productivo más sostenible En este contexto, Funseam y Fundación Repsol han organizado un Ciclo de Conferencias titulado “Hacia una economía circular. Oportunidades económicas en el marco de la transición energética” (29 de septiembre-3 de noviembre) para centrarse en las oportunidades económicas asociadas a la transformación del actual modelo productivo hacia uno más sostenible y darlas a conocer a través de experiencias concretas explicadas por sus protagonistas. Tras las primeras sesiones (“Hacia una Economía Circular”, “Eficiencia e innovación en procesos productivos” y “Energías renovables, materias primas alternativas y nuevos materiales”), el martes 20 de octubre tuvo lugar  la sesión “Oportunidades del dióxido de carbono como recurso y no como residuo”, que despertó el interés de más de medio millar de personas inscritas. En esta cuarta sesión se subrayó la importancia de la tecnología para dar respuesta a

AINIA desarrollará una nueva tecnología para mejorar el control de plagas en tiempo real

19 octubre, 2020
AINIA desarrollará un sistema de teledetección compacto para controlar enfermedades de cultivos a tiempo real en todo tipo de explotación agrícola. Esta tecnología permitirá detectar, evaluar y diagnosticar enfermedades, plagas y daños en cultivos, así como la toma decisiones. El sistema está basado en tecnologías de teledetección, combinando sensores fotónicos e Inteligencia Artificial. Estarán instaladas en vehículos autónomos, tanto terrestres (robots de exploración de campo que proporcionarán datos y mediciones fiables que puedan procesarse y usarse), como aéreos, por ejemplo a través de aeronaves no tripuladas (drones) con sensores de mayor resolución espacial y espectral que permitan, con las mismas tecnologías, realizar diferentes operaciones (aplicación variable de fertilizantes, optimización de tratamientos fitosanitarios), reduciendo los tiempos de captura y procesado para dar la información de valor lo antes posible al agricultor. La novedad del proyecto, denominado CERES, es “la integración de los dispositivos fotónicos en una unidad compacta robusta y de bajo coste que contenga además, sistemas de Inteligencia Artificial para el procesado y análisis de los datos en tiempo real. De este modo, se puede emplear en áreas sin cobertura y en explotaciones de tamaño medio con el fin de acercar las nuevas tecnologías a todo el sector, no sólo a las grandes explotaciones, tratando así de universalizar la tecnología”, indica Ricardo Díaz, jefe del departamento de Automatización Inteligente de AINIA. El proyecto cuenta con la colaboración de AVA-ASAJA, ANECOOP, la Fundación Cajamar Comunidad Valenciana, Robotnik, Htec, Pulverizadores Fede y Sinfiny. Mejora la rentabilidad, rendimiento e impacto positivo medioambiental de las explotaciones El sistema pretende incidir en la mejora del sector primario mediante el desarrollo de tecnologías que ayuden a los agricultores a mejorar la supervisión de sus cultivos y el rendimiento de sus producciones, tanto en términos económicos en un sector que ha sido duramente castigado en los últimos años, como en términos de calidad y seguridad alimentaria. Gracias a esta capacidad tecnológica aplicada se podrán realizar estudios de control de enfermedades y plagas con los datos diagnósticos recogidos con este sistema, que identificará cada una de las afecciones modelizadas durante el desarrollo del proyecto. Este tipo de diagnóstico individualizado y más certero supondrá una reducción en la aplicación de tratamientos fitosanitarios, al saber exactamente qué plantas son las que necesitan ser tratadas, ajustando así las dosis y tratamientos de forma rápida. También ayudará a la obtención de una mejor calidad del fruto, tanto para el diagnóstico como para la aplicación de estimulantes y fitosanitarios, logrando una producción óptima en cantidad y calidad. Todas estas medidas impactan directa y positivamente sobre la rentabilidad agraria y logran una disminución de los gastos directos de la explotación. Por otro lado, se podrá reducir el impacto medioambiental y su gestión óptima con maquinaria inteligente, lo que supondrá una disminución de la huella de carbono del producto final, beneficiando a la sociedad en general, siendo un ejemplo de buenas prácticas de las empresas en su responsabilidad social corporativa. Estos, son dos ejemplos de proyectos, apoyados por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE)

Diversificación, innovación y más información al consumidor, retos para el sector del aceite

14 octubre, 2020
Lograr una mayor diversificación del producto; conseguir una regulación más concreta y clara en las etiquetas sobre los beneficios para la salud; fomentar una mayor formación para que el consumidor entienda toda la variabilidad; lograr una legislación sensorial menos ambigua y menos rígida para la innovación, así como generar desarrollar una marca denominación de origen España son algunos principales retos que se han apuntado en la mesa redonda virtual  “Perspectivas y retos del sector del aceite”, organizada por AINIA. Moderada por la directora general de AINIA, Cristina del Campo, han intervenido el director de Operaciones del Grupo ACESUR, Carlos Jiménez Ot; el director de DCOOP, Rafael Sánchez de Puerta y el gerente de URZANTE, Jesús Marín. Del Campo, ha señalado que: “a pesar de que el aceite de oliva es unánimemente considerado el rey de las grasas por su calidad, en 2018 sólo representó apenas un 3% del total de aceites consumidos en el mundo”. Sin embargo, en las últimas décadas, “España ha sabido conjugar adecuadamente sus ventajas competitivas y su conocimiento tradicional del cultivo, con las nuevas tecnologías y el emprendimiento empresarial, convirtiéndose en el mayor productor mundial de aceites de oliva con una producción equivalente a la mitad del aceite de oliva del mundo”, ha destacado. A pesar de la clara posición de liderazgo de España el sector sigue enfrentándose a importantes y variados retos. Para Del Campo, el principal desafío es “ejercer adecuadamente su liderazgo global valiéndose de ejes estratégicos de actuación como:  aumentar la competitividad de las explotaciones olivareras y de las empresas oleícolas, reduciendo los costes unitarios de producción, envasado y comercialización e incrementando los ingresos de las explotaciones olivareras”. También ha apuntado que es necesario potenciar cultivos intensivos y superintensivos, de cooperación interempresas, cultivos compartidos, cultivos asistidos o desarrollar una mayor eficiencia en la gestión del agua. Además, ve necesario aumentar los ingresos por la vía de la diferenciación de la oferta, y seguir fomentando la elaboración de AOVE con calidad diferenciada por denominaciones de origen protegidas (DOP) e IGP (indicaciones geográficas protegidas). Elaborar aceites de oliva vírgenes extra con calidad diferenciada; impulsar la diversificación y la sostenibilidad; expandir la oleicultura agroenergética, valorizando la biomasa, hueso y otros subproductos de la olivicultura, o apoyar proyectos de extracción de compuestos de alto valor añadido de la hoja del olivo y del alperujo, han sido algunas de las propuestas que la directora general de AINIA ha apuntado. El aceite de oliva como producto de valor en las dietas saludables En cuanto al impulso de la innovación para potenciar el aceite, el director de operaciones del Grupo ACESUR, Carlos Jiménez Ot, ha explicado: “intentamos transmitir al consumidor una visión mucho más amplia del aceite de oliva, partiendo de conceptos como la cantidad de ácidos oleicos; sus perfiles antioxidantes o sensoriales o sus usos culinarios con el objetivo de que el consumidor aprecie no sólo la peculiaridades de aceite de oliva virgen extra frente a otros, sino que entienda y valore toda la dimensión y seleccione el que