Cristina Jodar Marco / 29 Abril 2020

Tendencias de consumo que abren nuevas oportunidades

El gran interés por llevar una dieta saludable ha despertado la curiosidad de muchos consumidores por probar nuevas formas de alimentación, y algunos de ellos se plantean cambiar de hábitos, incorporando alimentos más saludables en su día a día y eliminando otros. De esta manera van creciendo los modelos de alimentación veganos, vegetarianos y flexitarianos. Pero, ¿cuáles son las diferencias entre estos consumidores? ¿Qué demandas tienen? Todos priorizan los productos vegetales, pero no todos comen lo mismo.

Los veganos llevan una dieta 100% vegetal, incluyen proteínas vegetales, no comen nada de carne, pescado, huevos, lácteos, marisco ni derivados. Además, están muy concienciados con la conservación del medio ambiente y respetan mucho a los animales.

Los vegetarianos también llevan una dieta basada en productos de origen vegetal, pero estos sí que consumen huevos y lácteos. Dentro de este grupo, se pueden distinguir los lactovegetarianos (no comen huevo, pero sí lácteos), ovovegetarianos (sí comen huevo, pero no consumen lácteos) y apivegetarianos (no comen huevo ni lácteos, pero sí consumen miel).

Los flexitarianos se decantan por las ventajas de los alimentos de origen vegetal incluyendo de manera habitual lácteos y huevos, en ocasiones consumen carne y pescado. Por tanto, podemos decir que se trata de una dieta flexible. Esta dieta apuesta tanto por una alimentación más saludable, pero también más sostenible y respetuosa con los animales y con el medio ambiente. Estos grupos, no solo buscan llevar una alimentación más saludable, sino que también existen cuestiones morales y de preocupación por el planeta.

Esta tendencia hacia lo saludable, ha abierto una oportunidad muy importante tanto a nivel de categoría de producto, como de marca. Las categorías que tienen de por sí una naturaleza de producto saludable, han aprovechado o están aprovechando para crear marca, o bien, ganar posicionamiento, como es el caso del sector hortofrutícola. Por otro lado, existen otras categorías que destacan por otros atributos como el sabor, aspecto convenience, o simplemente las consumimos porque nos gustan y nos dan placer, entre otras variables. En este caso, muchas marcas implicadas en estas categorías han aprovechado la oportunidad para desarrollar nuevos productos más saludables, como es el caso de los snacks.

Los snacks son productos apetecibles, por tanto destacan por su sabor, tienen un aspecto convenience, se pueden llevar y consumir en cualquier lugar, y cuando los consumimos nos aportan una sensación placentera. Además, el ritmo frenético, los nuevos hábitos comportamentales, han dado lugar a un fenómeno conocido como Snackificación.

El consumidor cada vez asocia más categorías con el consumo de snacks. Tras elaborar un estudio de Social Listening en el que se realizó una medición a las menciones en redes sociales sobre la categoría snacks, observamos que el consumidor utiliza la palabra snacks cuando habla de: hortalizas y verduras, frutas, semillas, bebidas, entre otras categorías. Esto nos indica que, dentro del concepto de snack, concepto atractivo y demandado por el consumidor, caben muchas otras categorías, una oportunidad en el desarrollo de snacks saludables.

Otra categoría que está teniendo mucha demanda no solo por parte de los consumidores veganos, vegetarianos y flexitarianos, sino que se extiende a otros segmentos, son las bebidas vegetales. Esta categoría ha desarrollado una amplia gama de productos para cubrir la demanda que existe en el mercado. Según datos extraídos del estudio 'Presente y Futuro de Bebidas Vegetales ¿Qué opina el Consumidor?' realizado por AINIA.

  • El consumo de lácteos en España indica una caída desde el año 2005. Al mismo tiempo, y de forma paralela, se incrementa el consumo de bebidas vegetales. De hecho, si en España segmentamos el consumo de ambos productos por localización geográfica, podemos apreciar como existen diferencias notables en cuanto al consumo de los dos productos.
  • Los claims más utilizados en la venta de las bebidas vegetales analizadas son: ecológica, con calcio y sin azúcares añadidos.
  • Los consumidores siguen utilizando el término “leche” para realizar sus búsquedas en Internet sobre bebidas vegetales. A pesar de que la bebida de soja empezó a despertar interés en los consumidores antes (aproximadamente 2007) que la bebida de avena y la de almendras (aproximadamente 2011), los tres tipos mantienen una popularidad similar en la actualidad.
  • Las tres principales características que debería tener la bebida vegetal ideal, según los consumidores, son: buen sabor, que sea natural o esté hecha con ingredientes naturales, y que sea baja en/sin azúcares.
  • Un 89% de los consumidores de bebidas vegetales piensa que en unos años el consumo de bebidas vegetales será mayor.

Estos son algunos datos extraídos del primer informe realizado por AINIA. En estos momentos, nos encontramos realizando una segunda parte de este estudio que estará disponible próximamente.

Por todos es bien conocido que el consumidor demanda productos saludables, naturales y sostenibles, que además encajen con su estilo de vida, pero si organolépticamente no cumple con sus expectativas, no conseguiremos que nuestro producto forme parte de su cesta de la compra. En AINIA Consumer te ayudamos en todo el proceso de innovación de tus productos ofreciendo una solución integral.

Cristina Jodar Marco (37 artículos)

Noticias
relacionadas

icono izquierdaicono derecha

¿Te ha interesado este tema?
Contacta con nosotros

He leído y acepto la política de privacidad

Acepto recibir comunicaciones por parte de AINIA.

Cristina Jodar Marco
AINIA Consumer

Suscríbete a nuestra newsletter

Mantente al día de lo más destacado sobre innovación y nuevas tecnologías.
SUSCRIBIRME
close-link

Subscribe to our newsletter

Sign-up to get the latest news straight to your inbox.
ENVIAR
Give it a try, you can unsubscribe anytime.